¿Qué más puede pasar, Atlético?

Una vez más el fútbol fue cruel con el equipo rojiblanco. El futuro de la entidad depende de Simeone, que tras el partido dejó en el aire su continuidad en el club

Foto: Fernando Torres se lamenta (Reuters)
Fernando Torres se lamenta (Reuters)

...Y se pueden contar todos mis huesos... 

El Atletico de Madrid ha sufrido tanto en la Copa de Europa que, preguntado Simeone sobre su continuidad, ha dicho textualmente: ES UN MOMENTO PARA PENSAR.

"Hay que curar las heridas en casa" añadió.

"No he perdido ninguna de las dos finales en los noventa minutos"...

Hay jugadas que persiguen a jugadores durante toda su vida. A favor y en contra. El penalti fallado hoy por Griezmann se une al calvario de lo que comenzó con Schwarzenbeck en el 74. Circunstancias diversas han llevado al Atlético a perder de manera cada vez más diabólica cada una de las dos finales del siglo XXI.

Hoy, ha remontado hasta empatar, tras fallar un penalti. Ha llegado a la tanda de penalits. Ha vuelto a perder. No es una cuestión de merecer, porque como decía Shankly, las finales no se juegan, las finales se ganan. El Atlético de Madrid se ve nuevamente en la situación de tener que remontar una situación anímica casi imposible. Si alguien puede hacerlo, ese es Simeone.

Esta derrota llega en un momento crucial en las aspiraciones de los rojiblancos de convertirse en un grande económicamente en el concierto europeo del fútbol con la construcción de un nuevo campo. Si se va Simeone, se hunde todo. Esa es mi opinión. 

Jugadores, para mí Yannick Carrasco, un ejemplo. Se ha empleado hasta la extenuación, llegando a la lesión.

Por el Madrid, Bale. Hoy se ha producido el relevo espiritual al frente del equipo y el futuro del Madrid es Bale. 

Desde aquí mi enhorabuena al Real Madrid, once titulos, cinco en la época de la Orejuda.

Cerca de las estrellas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios