El liderazgo, la clave de la NBA
  1. Deportes
  2. Cerca de las estrellas
Ramón Trecet

Cerca de las estrellas

Por

El liderazgo, la clave de la NBA

Puede darse en el banquillo, en la cancha o en los despachos, pero no es una cualidad fácil de encontrar. Lo es LeBron, también Popovich o Pat Riley. Para triunfar, se necesita

placeholder Foto: LeBron James, en pretemporada (Reuters)
LeBron James, en pretemporada (Reuters)

Sí, ya sabemos, Akiles es indestructible, exceptuando una parte del pie; un guerrero como no ha habido, pero... Ulises era un líder. Te metes en un barco para ir a casa que es una isla, peleado con Poseidón que tratando a tu nave como una cáscara de nuez, te va llevando de mal a peor durante diez años... Pero al final llegó a Ítaca. LIDERAR.

¿Quién lidera en la NBA?

Puede ser un jugador, un entrenador, un directivo.

Un jugador, Lebron.

Un entrenador, Popovich, Brad Stevens. Puede serlo en unos años Luke Walton, para mi firme candidato a mejor entrenador temporada 16/17.

Un directivo, Pat Riley.

En la final de este año, Lebron lideró; Curry no. Curry es muy bueno, pero no es un líder. Puede serlo Draymond Green, pero le falta un trecho, una experiencia, una serenidad. Puede serlo Pau Gasol en San Antonio, ahora que al irse Duncan, Popovich necesita dentro de la pista un quarterback, alguien que traslade capacidad de emulación. Pau pudo serlo en Los Angeles, pero la sombra de Kobe era alargada e incluso en sus años de decadencia, tenía demasiado ego como para dejarse aconsejar. Pau ha sido un líder en el sentido más profundo y heroico del término en el inolvidable Campeonato de Europa 2015, No pestañeó. Habló lo justo. mantuvo la serenidad en todo momento. No perdió energía emocional ni concentración. Sabía cuales eran sus recursos y los optimizó sin cambiar un milímetro su capacidad para ser ejemplo. En los tiempos muertos sus compañeros le miraban entre el respeto y la admiración. habló lo justo. ESO ES LIDERAR. Llegó a Chicago y se encontró una plantilla vendida económicamente antes de su llegada a un escolta que tiraba bien y a un base que se negaba a aceptar que había perdido el 40% de su portentosa capacidad física. Ahora, en San Antonio, no hay más que experiencia en la excelencia. LIDERAR

Lebron James era un paquete de músculos y mucha prepotencia que ocultaba complejos cuando se prestó a la pamema de "voy a elegir equipo" y se fue a Miami. Anteriormente, se reia de la oposición en temporada regular y se cagaba en Play-off... Hast que conoció a Pat Riley. Lebrón salió de Miami convertido en un líder. Lo demostró sobre todo el primer año en Cleveland que acabó en la final, pero sin título.

Riley, el mejor ejemplo de traslación de entrenador de éxito con estratega detrás (Jerry West) a estratego con plenos poderes con absoluta serenidad en la ejecución de un plan meticulosos que tardó meses en elaborar y años en llevar a cabo. En el camino, enseñó a liderar a Lebron. Parte del título 15/16 de Cleveland, se lo deben a Riley, que en Miami:

1) Elaboró un plan.

2) Convenció a a tres jugadores, sus egos y ambiciones económicas,Lebron, Bosh, Wade, para que cediesen como gallos y en sus ganancias. Algo nunca visto en la historia de la NBA.

3) Eligió entrenador para llevar a cabo la estrategia de juego.

4) Concilió, calmó, integró voluntades, roces, dudas.

Popovich ha liderado un proyecto de largo aliento que dadas las características de su franquicia, ha tardado años en florecer. Dos generaciones de jugadores, exactamente. Luego, el éxito del propio modelo le dió la extraordinaria ventaja de la credibilidad por obra bien realizada. Ahora, no hay un solo jugador NBA que no quiera jugar en un equipo de Popovich.

Liderar es una compleja tarea que requiere años de trabajo, de experiencia, de respetar y que te respeten.

Baloncesto Luke Walton LeBron James Pau Gasol NBA