Llega la hora de la verdad para Contador, pero sin presión hasta luchar contra Froome

Esta semana debuta con el Trek-Segafredo para empezar a testar si las buenas sensaciones de la pretemporada se trasladan a la carretera, algo básico para luchar por el Tour en verano

Foto: Alberto Contador empezará este miércoles a competir con el Trek (Enrique Calvo/Reuters).
Alberto Contador empezará este miércoles a competir con el Trek (Enrique Calvo/Reuters).

Cuando se dé la salida oficial a la Ruta del Sol 2017, Alberto Contador estará corriendo por primera vez con sus nuevos compañeros. Durante el último mes y pico, el pinteño ha estado calentando motores, conociendo a los corredores que tendrán que escoltarle hacia los triunfos en esta temporada y adaptándose a las necesidades y objetivos que se han establecido en el Trek-Segafredo. Y sí, todo hasta el momento ha ido de maravilla. Ni la más mínima queja ha expresado el ciclista madrileño ni su entorno, ni ningún miembro de su equipo. Y ese mensaje de felicidad y tranquilidad no es irreal, es así como lo expresan. Están todos contentos de cómo está empezando la relación Contador-Trek. Otra cosa será cómo evolucione una vez la carretera empiece a marcar el camino.

Semanas después de empezar la preparación, la verdad ya está aquí. Algunos de los rivales de Alberto Contador en Andalucía ya han corrido varias carreras este año. Algunos de ellos hasta han subido a lo más alto del podio. Mientras, Alberto se ha tomado su preparación con más calma. Hace no muchos años, los ciclistas que tenían en mente el Tour retrasaban el inicio de su temporada competitiva hasta casi la primavera. Hoy en día eso parece casi suicida. Hay una fiebre por competir desde muy pronto. Los Quintana, Valverde, Froome y Contador se empiezan a 'pegar' en pleno invierno, cuando el verdadero objetivo de todos ellos se concentra en tres semanas de verano.

"Quiero hacerlo bien, pero hay corredores de mucho nivel que están más rodados y que ya han ganado. Además, en Andalucía las tres primeras etapas siemper son decisivas y hay que llegar a tope. Esta carrera para mí es una incógnita", dijo Contador en la presentación de los equipos junior y sub-23 de su propia Fundación en un acto en Móstoles. La presión sobre su rendimiento no surgirá en Andalucía, sino más adelante, cuando se adentre en el calendario. Ya avisó hace unos días de que iba a tomarse estas semanas de manera mucho más sosegada que en 2015 y 2016, cuando se excedió en la preparación y llegó al Tour con demasiados kilómetros en las piernas. "A mí me gustaría hacer un buen principio de temporada y luego tener un parón para preparar el Tour. Quiero llegar al 100% a la salida del Tour”, reconoció.

Los equipos junior y sub-23 de la Fundación Contador (Jacinto Vidarte).
Los equipos junior y sub-23 de la Fundación Contador (Jacinto Vidarte).

El Tour no es lo único que importa, pero sí es lo que más importa. Y aunque aún quedan cinco meses para que la 'Grande Boucle' salga de Düsseldorf, los hombres que lucharán por el amarillo ya hablan de ello como si se fuera a disputar enseguida. Queda tanto, que entre medias Nairo Quintana tratará de ganar el Giro del Centenario. Que sí, que no está obligado a ello, que la presión es para los italianos, pero es Nairo, al fin y al cabo, uno de los mejores ciclistas del mundo y, por esa misma razón sufre la responsabilidad de tener que triunfar allá donde vaya.

Contador entiende la decisión del colombiano de correr Giro y Tour. Él lo hizo en 2015, ganó el Giro y quedó quinto en el Tour. Y precisamente por eso sabe que no es fácil hacer las dos y rendir al máximo en ambas. "Lo de Nairo tiene su dificultad, Todo dependerá de cómo se plantee la carrera, ya que podría dejar la responsabilidad a corredores como Nibali o Aru, quien se van a volcar en el Giro del Centenario. Quintana será uno de los favoritos en el Tour, aunque hacer el Giro tal vez no sea la mejor opción".

Aun así, Contador no se olvidó de lo que le sucedió al propio Quintana la pasada temporada. El de Movistar lo hizo todo pensando en el 'sueño amarillo', concentró su mente y su temporada en el Tour y una vez en él, no se encontró bien. ¿Qué pasó entonces? Que fue a la Vuelta con todo el lastre francés en las piernas... y la ganó con autoridad. ¿Por qué no podría sucederle igual, pero en las dos primeras grandes del año?

Es una apuesta arriesgada, pero alguna habrá que probar para ganar a Froome. Contador volverá a tener días de esos muy suyos en los que ataca aparentemente sin sentido, pero con una capacidad de sorpresa que le ha hecho grande. Pero, ¿será eso suficiente para batir al Sky? Romain Bardet no lo tiene claro. Se necesita mucho más. Una mezcla de perspicacia y tácticas para ganar a Froome y a su equipo, compuesto, como dice el francés, por varios corredores que "serían líderes en otros conjuntos". "Quizás podríamos probar a hacer un 'mix' como hicieron Quintana y Contador en la etapa de Formigal de la Vuelta del año pasado, o podemos atacar en bajada como en el pasado Tour. Mezclando este tipo de tácticas podemos hacer algo importante", dice el segundo clasificado del Tour 2016 en declaracioens recogidas por 'Cycling Weekly'. Es lo mejor que le puede pasar a Contador: todos van contra Froome... y nadie contra él.

A rueda
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios