Radiografía de una final: la mejor defensa de Europa contra el efecto Zidane

Dos años después de una final emocionante, los dos equipos madrileños se vuelven a ver las caras en el partido decisivo de la Champions. Analizamos a los dos equipos protagonistas

Foto: Ilustración: Raúl Arias.
Ilustración: Raúl Arias.

Madrid se prepara para ser la única ciudad del Viejo Continente con 11 Copas de Europa. Solo falta ver de qué lado cae la moneda dos años después de una de las finales más emocionantes nunca vistas. El Atlético de Madrid, con Simeone como arquitecto, ha forjado al mejor Atleti de siempre, mientras el Real Madrid llega a la final con la opción de acabar una temporada épica que hace no muchos meses parecía desastrosa. Analizamos a ambas escuadras y cómo llegan a semejante evento.

Atlético de Madrid – Una defensa de diamante

Simeone ha dotado a este equipo en los últimos años de una solidez defensiva sin igual. Cuando los colchoneros salten al césped de Milán lucirán tan solo 18 goles encajados en la Liga, casi la mitad de los que ha recibido el Real Madrid. Su capacidad defensiva queda reflejada a la perfección en el siguiente gráfico, donde se observa un conjunto de equipos más o menos a la par en disparos recibidos a puerta y remates por gol encajado, y a otro -el Atlético de Madrid- en otro nivel.

Por cada gol que encaja, el Atlético de Madrid recibe más de 20 remates, una cifra sin igual tanto en España como en las grandes ligas europeas. Pero a pesar de la opinión generalizada de que para conseguir estas cifras el conjunto del Cholo recurre al juego sucio, los rojiblancos son simplemente la constatación del esfuerzo y entrega llevados al límite: el Atleti es el equipo que más balones recupera, tanto en el campo rival como en el suyo (casi 45 robos por encuentro), y solo el 12% de sus pases son en largo. Además, de sus 63 goles este año, solo 14 son al contragolpe (3) o en jugadas de estrategia (11).

[Horario y televisión de la final de Champions]

Con dos semanas antes de afrontar el encuentro más importante en los últimos tiempos, el equipo de la ribera del Manzanares llega a tope a tan preciada cita. Sin bajas como hace dos años, donde Arda no jugó y Diego Costa fue sustituido antes del minuto 10, el Atlético de Madrid se prepara para llevarse a casa su primera Copa de Europa con la defensa como su gran baluarte. 

Real Madrid – El revulsivo Zidane

Desde que el Real Madrid perdiera a principios de abril ante el Wolfsburgo por 2 goles a 0, el conjunto entrenado por Zinedine Zidane no ha vuelto a conocer el sabor de la derrota. La llegada del francés al banquillo del Bernabéu ha servido para dar alas a una temporada que se contemplaba negativa para el madridismo. 
Desde la aparición de Zidane en el Bernabéu, el equipo ha aumentado su presencia en ataque y ha conseguido crear más ocasiones que antes recibiendo menos remates que con Benítez. Estas percepciones se ven reflejadas en la siguiente gráfica, donde se ve el aumento paulatino tanto en el diferencial de goles como en el de remates.

Desde la jornada 19 en adelante, Zidane ha conseguido aumentar significativamente la conversión de goles del conjunto merengue (el Madrid tenía un diferencial de goles de +29 con Benítez, +47 con Zidane) con un diferencial menor de disparos (+151 con Benítez, +129 con Zidane). Esto se debe a varios factores, pero uno de ellos recae sobre la menor rotación de titulares en el medio del campo,donde Casemiro ha tenido gran protagonismo en la segunda mitad de la temporada.

[El duro camino del Atlético y el sencillo del Madrid]

Beneficiado por los cruces en la Champions, la continuidad en el juego ha tenido un efecto positivo en los resultados. El conjunto blanco solo ha perdido dos partidos en la era Zidane: uno contra el Wolfsburgo como hemos mencionado anteriormente y otro contra el propio Atlético.

Al contrario que el Atlético de Madrid, el equipo llegará sin Varane y con un tocado Cristiano Ronaldo a la final. Ante un título de Champions que paliaría, en gran medida, la diferencia que el Barça le ha sacado al conjunto blanco en la última década, el Real Madrid se juega su prestigio ante un rival que le ha sacado los colores en los últimos encuentros. Con una racha de 12 victorias consecutivas en Liga, el equipo de Concha Espina espera que la racha continúe un partido más.

El Jurásico
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios