Los sueldos NBA han explotado, pero no evitarán un 'lockout'

El límite salarial en la NBA ha saltado de 70 millones de dólares de la pasada temporada hasta 94 en esta próxima. Los sueldos han explotado pero no evitarán un ‘lockout’

Foto: Kevin Durant es agente libre tras acabar su contrato con los Oklahoma City Thunder (EFE)
Kevin Durant es agente libre tras acabar su contrato con los Oklahoma City Thunder (EFE)

En las últimas horas hemos visto cómo los agentes libres de la NBA han recibido contratos por cantidades brutales, cifras nunca vistas hasta la fecha. Jugadores de clase media percibirán cuantías que estrellas de otra época jamás habrían soñado. Por poner un ejemplo, Chandler Parsons ha firmado un contrato con los Memphis Grizzlies de 4 años por 94 millones de dólares. Michael Jordan ganó 90 millones en toda su carrera.

El límite salarial ha saltado de 70 millones de dólares en la pasada temporada hasta 94 en esta próxima campaña. Pero a pesar de que en el verano que viene habrá otro salto monumental (hasta más de 100) y que los jugadores están ganando más dinero que nunca, lo normal sería que los jugadores rompan el convenio colectivo actual y fuercen una nueva negociación. 

Los jugadores de clase media han recibido cantidades ingentes de dinero en sus contratos este verano gracias a la subida descomunal del límite salarial

Tras la temporada 2010-2011 la NBA echó el cierre hasta nuevo aviso. David Stern, comisionado por aquel entonces, sostenía que 22 de las 30 franquicias perdían dinero y que la propia NBA perdía más de 300 millones de dólares anuales. La única solución posible según el mandamás del baloncesto americano era un nuevo convenio entre dueños y jugadores en el que estos últimos cobrasen menos, junto con distintos límites salariales a los establecidos en el convenio anterior. Meses después se llegó a un acuerdo y se restauró la competición.

Pau Gasol también es agente libre tras finalizar su compromiso con los Bulls de Chicago (Reuters)
Pau Gasol también es agente libre tras finalizar su compromiso con los Bulls de Chicago (Reuters)

Contexto: último convenio colectivo

Desde que se firmó el nuevo convenio y hasta ahora, las franquicias han tenido un impuesto de lujo más duro y unos límites salariales más estrictos que tuvieron muchas consecuencias inmediatas en el panorama NBA, pero entre ellas destacaron dos para los aficionados. La primera es que ha habido menos traspasos de jugadores que antaño. Juntar a varias estrellas se hizo más complicado pues los equipos eran penalizados debido al poco margen de maniobra que daba el nuevo límite salarial. En consecuencia, los grandes jugadores se veían en una disyuntiva: ¿ganar más dinero o ganar menos dinero a cambio de que la franquicia pueda tener mejores jugadores?

En medio de todo esto, la NBA renovó en enero de 2014 su contrato televisivo con 'ESPN' y Turner a razón de 24.000 millones de dólares por 9 temporadas, un acuerdo que entra en vigor en la campaña 2016-2017. Con esta subida sin precedentes de ingresos y con el reparto actual (el 49% de los ingresos de la liga va a los jugadores y el 51% a los dueños) el límite salarial se ha disparado y con ello hemos visto a jugadores como Evan Turner firmar por 75 millones de dólares en mercados pequeños, como Portland en su caso.

Los Cleveland Cavaliers ganaron el último anillo de la NBA
Los Cleveland Cavaliers ganaron el último anillo de la NBA

¿Por qué debería haber un nuevo convenio?

Durante los últimos años los jugadores se han visto en la dicotomía antes expuesta: perder dinero para estar en un equipo competitivo o ganar más y no competir. La asociación de jugadores ha denostado esta situación desde el primer día. No comparte que jugadores que han ayudado a sus dueños a ganar mucho dinero (Tim Duncan, Dwyane Wade, etc.) tengan que perdonar dinero para estar en equipos con opciones de llegar lejos en los 'playoffs'. 

Kobe Bryant, que optó por firmar un último gran contrato (dos años por 48 millones de dólares) fue criticado duramente por prensa y afición por no dar flexibilidad a su equipo a la hora de buscar jugadores de mayor calidad que le pudieran acompañar en estos últimos dos años.

Ir a un ‘lockout’ no es solo importante para los jugadores de cara a aumentar el reparto 49-51 actual (los jugadores percibían el 57% en el convenio anterior), sino para subir los límites salariales que permitan un movimiento de jugadores más flexible. Un equipo como Miami ahora mismo no podría fichar a Kevin Durant, agente libre este verano, si Wade no está dispuesto a firmar por alrededor de 10 millones anuales, una cifra irrisoria viendo lo que el mercado está moviendo hoy día. 

El convenio de 2011 no vence hasta 2021, pero cualquiera de las dos partes –jugadores o dueños– puede ejercer la opción de romper el acuerdo antes de este próximo mes de diciembre. Con más dinero que nunca, y más que va a entrar a la liga con la publicidad en las camisetas, la asociación de jugadores no debe caer en la miopía de estos últimos días: el convenio actual beneficia a unos dueños que ni mucho menos pierden dinero. Si todo se desarrolla con normalidad, se romperá el acuerdo actual; si no hay un pacto antes de la siguiente temporada, habrá un ‘lockout’.

El Jurásico
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios