Di María está jugando con el Real Madrid
  1. Deportes
  2. El Palco
José Félix Díaz

El Palco

Por

Di María está jugando con el Real Madrid

Ángel di María se empeñó en quedarse en el Real Madrid, pero ahora se siente muy molesto porque considera que ha sido borrado de las alineaciones

Foto: Di María en acción durante un partido de esta temporada (EFE)
Di María en acción durante un partido de esta temporada (EFE)

Ángel Di María se empeñó en quedarse en el Real Madrid el pasado verano. Se lo dijeron bien claro:"Tendrás complicado ser titular". El argentino, en un gesto que es de admirar, decidió quedarse. Puso todo su empeño en demostrar a todo el mundo, Florentino Pérez y Carlo Ancelotti a la cabeza, que su sitio estaba en el equipo blanco. Y puso a todo el mundo de acuerdo, al menos a los que mandan en el Real Madrid. Con trabajo y empeño dio la vuelta a la situación hasta convertirse en el mejor del equipo madridista en el inicio de temporada.

El argentino, entonces, creyó tener dominada la situación. No contaba con que Bale llegaría tras las dudas iniciales. Se sintió el rey del mambo y su primer movimiento tuvo que ver con un aumento de sueldo, el segundo desde que viste de blanco. La petición fue denegada. Los dirigentes no dudaron lo más mínimo y lo hicieron amparándose en las ofertas recibidas en verano y que rechazó por continuar en el Real Madrid. Su convencimiento por seguir caló en Ancelotti, que decidió abrir la puerta de salida a Özil, que tal y como adelantó El Confidencial fue una decisión del entrenador.

Di María se siente molesto. Cree que ha sido borrado de las alineaciones y no solo por la aparición de Bale o la decisión de Ancelotti. Piensa que no confían en él, que el club le quiere fuera del Real Madrid y por eso ha escuchado y recibido en su casa al Mónaco. Los dirigentes blancos piensan que no se está comportando correctamente, que se está equivocando en sus gestos y, sobre todo, en pretender forzar su salida en el mercado de invierno, sin un sustituto claro en el mercado

Los números demuestran que sigue siendo de los jugadores más utilizados por el italiano. Ha participado en los cinco partidos de Champions, en el de Copa y en trece de los quince de Liga, diez de ellos como titular. Y es que suausencia en algunos de esos onces iniciales ha sido lo que peor ha llevado el argentino. Ancelotti le ha dicho que no le ve como centrocampista y que solo tiene sitio en el ataque.

La solución no es sencilla. Su salida podría reactivar algunas posibles operaciones que estaban dormidas, como la de Luis Suárez. Gran parte de la directiva blanca sigue pensando que necesitan un delantero más ante la irregularidad de Benzema. Piensan que la plantilla está coja en esa posición pese al crecimiento de Jesé y Morata. Por eso siguen alimentando la posibilidad de incorporar al uruguayo en el mercado de invierno, pero si realizan ese movimiento el problema vendría ahora por la bandas. De ahí la negativa a facilitar la salida de Di María, jugador que con casi todaseguridad no seguirá en el Real Madrid la próxima temporada.

Florentino Pérez
El redactor recomienda