Florentino sí teme a Guardiola: renovación exprés para Kroos

El alemán pasó por la oficina blanca para ampliar un contrato al que restaban aún tres años porque los cotilleos en la trastienda del fútbol vuelan y el miedo a perderlo sobrevoló Concha Espina

Foto: Florentino Perez y Toni Kroos en la presentación del alemán en julio de 2014 (Andrea Comas/Reuters)
Florentino Perez y Toni Kroos en la presentación del alemán en julio de 2014 (Andrea Comas/Reuters)

Solo ante el peligro. Así lo dejó Zidane en el último partido de la Liga de Campeones. Da igual que el adversario sea el equipo más débil del grupo. Sin duda, debe guardar mucha confianza en un jugador para otorgarle unidireccionalmente todo el equilibrio del conjunto. Esa función de armonizar el juego de defensa y de ataque, básica en el fútbol moderno, la cumple habitualmente otro compañero. Pero la lesión de éste ha recolocado a Toni Kroos en una ubicación menos vanguardista. Ahora le ha tocado alertar el sistema para sentirse precavido en la retaguardia. Más cuando de lateral izquierdo juega un extremo; a sumar también cuando en la línea de creación se colocan dos mediapuntas. El germano dispone, ordena, construye y ejecuta. Es cierto que el Legia de Varsovia da para lo que da. Sin embargo, el crédito y la metamorfosis de quien nació para jugar detrás de los delanteros es un hecho. Todos tan contentos. Tanto que ha pasado ya por la oficina para ampliar un contrato al que restaban aún tres años para su caducidad. Pero los cotilleos en la trastienda del fútbol vuelan y el miedo a perderlo sobrevoló Concha Espina.

Kroos decidió aceptar la ampliación hasta 2022 sencillamente porque su familia y él se encuentran cómodos en la capital. A los 26 años se le hacía cuesta arriba pensar en otra mudanza ahora que le ha cogido el pulso a la ciudad. Residente en una urbanización tranquila y protegida, este alemán del este criado futbolísticamente al sur de su país admite que se siente dichoso en el Real y en Madrid. Es más, es capaz de mantener una gran relación con la parte nacional del vestuario que lidera Ramos, al tiempo que es apreciado por la facción portuguesa, cuyo referente es Cristiano. Se esfuerza en aprender castellano y en integrarse en el ecosistema merengue. Con imagen de tipo serio, los que le conocen hablan de hombre templado y comunicativo. Por eso, la entidad lo ha premiado convirtiéndole en el alemán mejor pagado del planeta por delante de cualquiera de sus compatriotas del Bayern, los futbolistas germanos cuya economía guarda más confort.

Existe una leyenda no escrita que habla de que Kroos fue expulsado del Bayern por Pep Guardiola. Todo lo contrario. El entrenador se esforzó en convencer por tierra, mar y aire al jugador para que continuara en el conjunto bávaro. La realidad es que Toni había decidido abandonar el club mucho antes de la llegada del técnico catalán. Siempre se sintió el patito feo, poco reconocido por la dirigencia y ninguneado por alguno de los exjugadores que ejercen de patrones del club. Era la gran esperanza del fútbol germano, la joya de la corona del Bayern, que lo compró con 16 años. Sin embargo, sólo Heynckes supo entender a este desbocado joven que tuvo que purgar con cesiones hasta encontrar un sitio en la plantilla. El desencuentro con la cúpula creció y Kroos solo esperaba el momento de marcharse. Tristemente para Pep, le tocó a él mientras ocupó ese banquillo. Pero Guardiola no se resistió a perderlo y trató de reconducir la situación. No pudo. Se encontró con la testarudez del jugador y con la aquiescencia del poder ante una situación enquistada.

Kroos durante su comparecencia para comentar su ampliación de contrato con el club blanco (EFE)
Kroos durante su comparecencia para comentar su ampliación de contrato con el club blanco (EFE)

Consciente de que la salida era un hecho, el entrenador deslizó en Barcelona que el chico estaba en el mercado. Tampoco fue escuchado. El Barça había elegido a Rakitic y desoyó el consejo. Pero Guardiola no se olvidó de Kroos. Se había convertido en un objetivo claro que conquistar ahora que abandonaba Alemania y firmaba por otra entidad tan poderosa en lo económico como la bávara. Para reflotar el centro del campo del Manchester City, donde se ha reforzado con Gundogan y ha recolocado por dentro a Silva y a De Bruyne, el técnico buscaba mediocampistas totales ‘tipo Kroos’. Sabedor de la dificultad, pero motivado por el reto de reencontrarse con un futbolista que le apasiona, Pep ordenó cortejar al jugador del Real Madrid. Y Txiki Begiristain se puso manos a la obra. El sigilo se rompió al recibirse en Concha Espina la información del cortejo. El agasajo puso nervioso a Florentino Pérez que conminó a la dirección ejecutiva a poner la velocidad del turbo para restar tentaciones. Y dicho y hecho, José Ángel Sánchez no perdió ripio y la entidad detuvo en seco lo que podría haberse convertido en un peligroso culebrón estival. 

Kroos firmó en una renovación exprés, pero la idea de volver a encontrarse con Guardiola también lo seducía. Por eso, el Real Madrid tuvo que soltar la chequera para desterrar las dudas del centrocampista. Según desveló ‘Football Leaks’, Toni cobraba 10.9 millones de euros brutos por temporada en el contrato rubricado en julio de 2014 tras el Mundial de Brasil. En dos años y medio se ha visto recompensado más por el vuelo de Pep que por su apabullante rendimiento en el campo, dónde ha tenido que digerir varias etapas de irregularidad. El diario alemán 'Bild' publicó que prácticamente doblará los emolumentos previos. La información explicaba que serán 20 millones brutos a percibir. Lo que no detallaba es si esa cantidad es únicamente para los dos años de ampliación (2020-22), se aplicará ya durante este curso (16-17) o arrancará a partir del 1 de julio de 2017. En cualquier caso, la fineza de movimientos procedente del Reino Unido ha provocado un considerable mordisco en la economía blanca. La pesadilla de Guardiola no termina de salir de la agitada vida de Florentino Pérez. 

Es lo que hay
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios