Real Madrid: Por qué sin Neymar o Kane, Florentino se tiene que quedar puesto con Cristiano. Blogs de Es lo que hay

Por qué sin Neymar o Kane, Florentino se tiene que quedar puesto con Cristiano

El Tottenham ha tasado como precio de salida a Kane por 200 millones y ante la imposibilidad del fichaje de Neymar, Florentino ahora ve con buenos ojos renovar a Cristiano

Foto: Cristiano Ronaldo y Florentino Pérez en la renovación del luso, en noviembre de 2016. (EFE)
Cristiano Ronaldo y Florentino Pérez en la renovación del luso, en noviembre de 2016. (EFE)

¿Ha vuelto a capitular o verdaderamente desea seguir en el Real Madrid? El enjambre en el que vive Cristiano Ronaldo no permite encontrar una respuesta rotunda. Entre otras cuestiones porque ni él mismo es capaz de sacar punta al lápiz. Es decir, cada semana piensa una cosa. Por momentos, entiende que nada mejor que seguir vistiendo de blanco. Esa inigualable fuerza, ese vigor con eco merengue que imprime la entidad y que amplifica, a golpe de altavoz, su excelso rendimiento. El ‘7’ no puede obviar que en su particular pugna bilateral con Messi, la aportación de la camiseta, y de los que con él la comparten, añade una contribución considerable para la exposición y posterior reconocimiento de los títulos individuales. Pero cuando vienen mal dadas, el portugués admite que mejor un cambio de aires, quizá optar por cerrar este benigno y exitoso ciclo para probar. ¿Dónde? Bien en mercados exóticos o bien, es su deseo, mantenerse en la alta competición. Sin embargo, con 33 años recién cumplidos, pocas entidades son capaces de tirar la casa por la ventana por el ganador cinco veces del Balón de Oro.

En los tiempos de bajón, Cristiano medita regresar al Reino Unido, pero esta vez para vivir en Londres. Es consciente de que su regreso a la Premier puede ser factible, si bien la opción de retornar al Manchester United debe ejecutarla saltándose a Mourinho. El técnico ha dejado claro que, tras el fichaje de Alexis Sánchez, cuenta con suficiente pólvora para la delantera, lo que descarta inicialmente a su compatriota. Sin embargo, el propio ‘Mou’ también es consciente de que el retorno de CR7 sería un fichaje estratégico que se situaría por encima de cualquier decisión deportiva. Pero el jugador ha querido conocer si cuenta con más mercado en Inglaterra. Y por aquí aparecen dos opciones en la capital. Una al norte, el Tottenham, Y otra al sur de la ciudad, el Chelsea. La de los ‘Spurs’ se encuadra en las intenciones que el club blanco fija en Harry Kane, el goleador de moda en la Premier. La de los ‘Blues’ penetra dentro del plan de reestructuración que busca el factótum ruso propietario de la entidad. Abramovich abre de par en par las puertas de su equipo al delantero luso. Además, a su plantilla pertenece un jugador que le hace ojitos a Zidane: Hazard.

El periódico 'ABC', diario muy próximo a Florentino Pérez, publicaba la semana pasada la intención del Real Madrid de sentarse en primavera a renegociar el actual contrato, una vez acabada la temporada. La reciente ampliación de Messi y el histórico traspaso de Neymar, unido a otros sueldos exóticos que se pagan en el mercado oriental, han alejado a Cristiano Ronaldo de los primeros puestos en el ranking de los jugadores mejor pagados. El presidente del club es consciente de este agravio, además de la disputa tributaria que manejan los abogados del jugador. Con este difícil puzle, Pérez trata de poner sentido común a la situación con una mejora económica acorde con los nuevos tiempos. La información del medio afín especulaba en 30 millones de euros anuales libres de impuesto como cantidad fija para el nuevo contrato. Eso sí, le tocaría esperar a final de curso para verse recompensado.

También era difícil firmar a Zidane, Figo, Kaká...

La cuestión es que zarandear el árbol del mercado de fichajes va a costar porque las operaciones que anhela la dirigencia blanca son comprometidas. No es sencillo sacar de raíz a determinadas estrellas de sus actuales destinos. Se debe contar primero con la anuencia del protagonista y después iniciar una ardua negociación. Con estas premisas, el primero en la lista de adquisiciones futuras sigue siendo un fichaje en diferido. Florentino es consciente de que firmar a Neymar es casi imposible, pero también lo fue arrancar a Figo del Barça o a Zidane de la Juventus. Nada fácil resultó convencer al AC Milan para que dejara salir a Kaká. Por eso, Pérez juega con la querencia del delantero del PSG, club, por cierto, instado desde el Comité de Control Financiero de Clubes de la UEFA a equilibrar su balance de ingresos y gastos. En la búsqueda del ‘break-even’, desde París son conscientes de lo necesario que sería eliminar al Real Madrid. Esta carta también la juegan desde Concha Espina. La lectura que hacen ambas partes coincide en el mismo punto: la felicidad de Neymar. Quien se lleve la eliminatoria partirá con ventaja de cara al verano: si cae el PSG, el brasileño dudará y querrá mudarse; si cae el Real, el chico no querrá moverse de Francia.

La otra parte que baraja Florentino es reforzar el ataque con otro crack. En este momento, el delantero que más encaja es Kane. El inglés de 24 años sigue cultivando gol a gol su hoja de servicios. El club blanco presiona a los asesores del futbolista para que ablanden el puño de hierro de Daniel Levy, un británico de 56 años muñidor de los tratos del Tottenham Hotspur. El Real Madrid lo conoce bien porque con él fraguó las contrataciones de Modric y de Bale en el pasado. Ahora, el amigo Levy ha deslizado que el precio de Kane alcanza el doble de lo que desde Concha Espina se abonó por el extremo galés. Por tanto, si Florentino quiere estrella que estime que debe gastarse 200 millones de euros (como precio de salida). Con este panorama, a nadie extraña que el dirigente decida quedarse con lo que lleva puesto y renovar a Cristiano Ronaldo. La economía blanca no se quedaría tiritando.

Es lo que hay

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios