Por qué Benzema habita donde Messi y ha desterrado propuestas descorazonadoras

Karim Benzema, en los últimos meses, es un futbolista renovado y con cualidades que parecían tapadas por Cristiano Ronaldo, como la de su olfato goleador

Foto: Karim Benzema celebrando un gol. (EFE)
Karim Benzema celebrando un gol. (EFE)

La disputa copera del Camp Nou no colocaba por primera vez a Messi (ausente en el duelo liguero) frente a Cristiano Ronaldo. Esta vez, el Real Madrid acudía a lomos de Benzemá, quien se ha ganado con esfuerzo, goles y rendimiento liderar a sus compañeros. Claramente, observamos un nuevo Karim, un delantero que desprende compromiso -juega con un dedo roto desde hace semanas- , que destila alegría -la sociedad creada con Vinicius le mantiene más que satisfecho sobre el césped- y que se aparta de la desidia que lo ha acompañado en diversas fases de su carrera. Dolido por lo acontecido con la selección de su país, acusó de racista el trato que ha recibido de parte de algunos compatriotas, le ha llegado la hora de habitar frente a los mejores. Disputar el trono a Messi al final de la carrera es un imposible, pero ganarle alguna etapa de la competición no ha sido tan quimérico.

No tan lejos quedan los tiempos en los que Benzemá sentía que había llegado el momento de abandonar el Real Madrid. El paso al frente de Ronaldo en Kiev, en un claro fin de ciclo, animó a Zidane y otros compañeros -Marcelo, Modric, Bale (cambio de criterio tras despedirse el técnico francés) o Kovacic- arrastró también a Karim. El francés solicitó a su entonces asesor deportivo que se moviese en el mercado internacional buscando alternativas al Real Madrid. La temporada no había sido brillante, escaso protagonismo y pobre bagaje de goles -solo 5 en Liga y otros tantos en la Champions, tres de ellos en los dos últimos partidos frente al Bayern y al Liverpool, en la final-. Es cierto que concluyó bien el curso, colando con sus dos tantos al equipo en el partido definitivo de Kiev, además de ponerlo en ventaja con el 1-0 aprovechándose del infame error de Karius. Pero a ojos de los grandes de Europa, la temporada se calificó de poco lustrosa.

[LEER: Las virtudes (y el defecto) de Vinicius]

Con un pobre rendimiento, el crédito en descenso y su cuantiosa ficha, renovado solo unos meses antes por Florentino Pérez, la persona que trataba los asuntos del galo se encontró con propuestas que descorazonaron a Benzemá. Solo Ancelotti puso tono para el Napoli o el provecho mostrado por el AC Milan. Italia mostró interés al asesor de Karim para seducirlo con sus proyectos. También se impulsó el mercado chino, pero esta aventura quedaba muy lejana en la cabeza del delantero. Sin embargo, esta vez, no apareció Inglaterra. La Premier no se estimuló pese a conocer los deseos de cambio del francés. Tan crítico resultó el verano que el jugador decidió prescindir de quien le había acompañado durante toda su carrera deportiva. Su pensamiento, entonces, se facultaba en que se consideraba más que amortizado en Concha Espina. De esta manera, unas semanas después se anunciaba que se colocaba en manos de la agencia de representación de cabecera del Real Madrid.

Karim Benzema este miércoles. (EFE)
Karim Benzema este miércoles. (EFE)

Benzema, más goles que Hugo

La semana en la que Benzemá ha superado a Hugo Sánchez en el ranking de goleadores históricos del Real Madrid varios son los factores que han provocado este cambio de rumbo. El primero, sentirse importante. La marcha de Cristiano Ronaldo ha provocado lo que se esperaba desde el ático del Santiago Bernabéu. La lectura que hizo el club fue clara: explotarán Karim y Bale. En el caso del francés se ha demostrado en los últimos meses, lo del galés está todavía por ver. El tiempo de acomodo y servilismo que vivió el galo bajo el paraguas del portugués lo terminó perjudicando. Por más que se explicara que aunque porte el ‘9’ actuaba de ‘10’, la afición clamaba por goles y no por su juego. Claro, los tantos los ponía el ‘7’. Más allá de la forzada salida de Ronaldo, el despegue de Benzemá es coincidente con la irrupción de Vinicius. La sociedad que ha creado con el joven brasileño enloquece al delantero centro, que se siente mucho más sobrio sobre el césped de cara al gol. El galo no para de elogiar en privado las actitudes del joven extremo, valiente como pocos en el desborde. Lo considera el mejor aliado.

[LEER: Los memes del Barcelona - Real Madrid]

Pero, además de las circunstancias del juego, el nuevo Benzemá vive una vida más de día que de noche. Está centrado, acude regularmente al colegio de sus hijos como prueba de una secuencia más familiar y ha alcanzando la madurez necesaria tanto dentro como fuera del terreno de juego. Esta plenitud vital le ayuda en el compromiso y liderazgo que demuestra con la camiseta blanca. Eso sí, solo esto no valdría. El ‘efecto Pintus’, el preparador físico en el que deposita su confianza, ha logrado que el futbolista sea más explosivo sobre el campo debido al trabajo realizado con la musculatura. Ha perdido músculo, está más fibroso, ha mejorado la alimentación y la báscula ya no es un problema. Sin duda, es un Karim más fuerte mental y físicamente. Esto le hace querer ser más líder.

Solo Francia resta en el ánimo del ‘9’. Con 18 goles anotados a estas alturas del curso, el reto de regresar a la selección sigue presente, aún siendo consciente de que la puerta para él está cerrada, y bien cerrada. El nuevo Benzemá ha sido elogiado también por el diario L’Equipe. Recientemente lo han seleccionado como el mejor jugador francés de la semana, tras el partido con el Espanyol. Es un primer paso, comenzar a ser reconocido por el medio de comunicación más influyente de su país. Con todo, queda lo mejor y lo más ruidoso. Pero queda claro que si Florentino Pérez, su gran valedor en el Real Madrid, lo aguardaba con honores, Karim no lo ha decepcionado. Que le sirva para abrir el candado de Francia es una cuestión solo personal, nada futbolística.

Es lo que hay

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios