La sombra del Barcelona planea sobre Isco (y lo difícil que sería negociar con el Madrid)

En la fuerza que muestre el presidente del Barcelona y en la necesidad económica que presente el Real Madrid para la reconversión de la plantilla, se anuncia la suerte de Isco

Foto: Isco jugó unos minutos en el partido de Liga contra el Barcelona, pero el del Ajax en Champions lo vio desde la grada. (Reuters)
Isco jugó unos minutos en el partido de Liga contra el Barcelona, pero el del Ajax en Champions lo vio desde la grada. (Reuters)

Fin de una era. Así suena el presente del Real Madrid tras reinar en Europa durante el último lustro. Cuatro de cinco títulos en juego lo condujeron a no renovar, tal y como futbolísticamente precisaba, el vestuario. Dicen los dirigentes que es difícil retocar a un equipo campeón, y esa es la excusa de la que se ha servido Florentino Pérez para solo firmar jóvenes promesas como apuesta de futuro. Y a partir de ahora, ¿qué? Pues a trabajar concienzudamente en la recomposición del equipo y acertar entre los que deben seguir y aquellos que harán las maletas. Varios son los candidatos a salir, la marcha de algunos está cantada, entre los que figura Isco Alarcón. Sin embargo, la segura salida de Solari deja su situación en manos del próximo inquilino del banquillo. Mientras tanto, la sombra del Barcelona vuelve a planear sobre su figura.

No son buenos tiempos para el vestuario del Real Madrid. Además del ‘despido’ no entendido por el grupo de García Coll —empleado respetado por varias generaciones del camerino y mano derecha en los tiempos de mando de Zidane—, el vaivén de resultados va a obligar a la reconstrucción tras perder en una semana cualquier opción real de ganar trofeos. Isco, además, perdió cualquier relevancia en las alineaciones del todavía entrenador blanco desde su llegada al puesto. Las explicaciones son diversas. Mientras el entorno del malagueño habla de una cuestión personal, los afines a Solari explican que es una cuestión meramente deportiva. Si para los fans de Isco es inconcebible el tránsito de indiscutible a residual, los escasos fieles del argentino lo explican desde el punto de vista del balón. Dicen que no es ni centrocampista ni delantero y que el sistema empleado no acepta mediapuntas.

Isco, que camina por el fútbol sin un asesor deportivo al uso, ha colocado su destino en manos de intermediarios más o menos expertos. Durante la apertura del mercado de invierno, el pasado mes de enero, se movieron un par de opciones que no terminaron de fraguar porque al malagueño no le agrada la idea de abandonar LaLiga. Anteriormente, también decidió despreciar las propuestas del extranjero y acordar y firmar con el Real Madrid un nuevo contrato que expira en junio de 2022. El acuerdo llegó al final de la temporada 16/17, aunque se hizo público en el arranque de la siguiente, en septiembre de 2017, hace un año y medio. Desde esa rúbrica, su situación deportiva se ha movido en una montaña rusa: pasó de suplente a titular con Zidane y de ser intocable para Lopetegui a mostrarse prescindible para Solari.

Entonces, en esa primavera de 2017, meditó si apurar el vínculo contractual, quedar libre y asumir el riesgo de quedarse sin jugar. Las opciones de jugar en Italia, Inglaterra o Francia no le terminaron de seducir, para concluir rechazándolas. Solamente dudó (y mucho) si aceptaba o no la propuesta en firme que dejó en su cabeza el FC Barcelona. Siempre se le ha reconocido que su estilo de juego se aproxima más al culé que al madridista. Los analistas explican que se adaptaría como un guante al fútbol del Barça, pero también ha desplegado un buen trato del balón tanto en el Real Madrid como en la Selección. Al respecto, Bartomeu no pudo esquivar responder sobre la conexión de su entidad con el futuro del futbolista. Lo hizo en la COPE: "Si nuestros técnicos nos pidiesen un jugador y se quiere ir del Madrid, por supuesto que le ficharíamos, pero no ha pasado desde que estoy aquí. No hay pactos de no agresión, cada uno intenta que su equipo sea el más competitivo. ¿Isco? Hablaríamos con el Madrid".

Sin Solari, el futuro de Isco en el Real Madrid puede cambar. Pero ¿quiere seguir él en el equipo? (EFE)
Sin Solari, el futuro de Isco en el Real Madrid puede cambar. Pero ¿quiere seguir él en el equipo? (EFE)

La situación deportiva de Isco en el Real Madrid ha devuelto al Barça a la posición de seducir nuevamente al jugador. Sigue siendo un futbolista más que interesante para el futuro de la entidad culé y así se lo han deslizado. Para el protagonista, que se debate entre si acertó o no en la ampliación de su actual contrato, mantenerse en la misma competición se convierte en algo fundamental, por su deseo de seguir jugando en España. La dificultad es extrema, porque sería difícil pensar que el Real Madrid podría negociar con el Barça. Sin embargo, el plan de reconstrucción al que se van a ver sometidos en Concha Espina implica que necesitan hacer caja con algunos jugadores e Isco podría ser uno de los que más euros pueden dejar en la cuenta corriente del Bernabéu. Es difícil, pero no imposible.

No le quedó muy popular entre el madridismo la imagen de complicidad mostrada con Messi durante el clásico liguero. Cuando el partido languidecía, Isco dialogó brevemente con el argentino arrancando una sonrisa en el rictus del ‘10’. Solo ellos dos saben lo que ocurrió, pero a ojos de la afición blanca el gesto se une a las polémicas por las que ha sido muy criticado en las redes sociales. La realidad es que Solari lo volvió a castigar con la grada la noche del Ajax. Para su destino, la eliminación despide en diferido al técnico argentino y le abre nuevas opciones de continuar en el Real Madrid. Sin embargo, la sombra del Barça ha vuelto a su vida y él es el primero que es consciente de que cada día le resulta más complicado triunfar como madridista. Ahora deberá depender del técnico que firme. Por eso, en la fuerza que muestre Bartomeu y en la necesidad económica que presente Florentino para la reconversión de la plantilla, se anuncia la suerte de Isco. Un incomprendido del balón de los que siempre se debatirán entre puerta grande o enfermería. Para él no existe el término medio.

Es lo que hay
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios