La 'Fórmula' de Alonso para ganar a Red Bull

En la novela 'La Fórmula de Dios', el portugués Rodríguez dos Santos traza la trama que descifraba una fórmula desarrollada por Albert Einstein para demostrar científicamente

En la novela 'La Fórmula de Dios', el portugués Rodríguez dos Santos traza la trama que descifraba una fórmula desarrollada por Albert Einstein para demostrar científicamente la existencia de Dios. Salvando las distancias, en el pasado Gran Premio de España, Fernando Alonso nos ofreció su particular 'fórmula de dios', el molde que piensa aplicar durante esta temporada para ganar el título, que funcionó a la perfección en Montmeló y que nos servirá para interpretar sus actuaciones durante el resto de una temporada.

La fórmula de Einstein tiene tan solo tres sencillas palabras, aunque grandes implicaciones metafísicas. La de Alonso es más terrenal y un poco más larga ("un punto más que el segundo en Abu Dabi"). Y aunque suene  a perogrullada, intentará guiar el camino del piloto español hacia el título. Que está muy empedrado tras confirmarse en Montmeló que el F10 puede ser el mejor monoplaza de su carrera deportiva, pero no del actual campeonato.

Hamilton y Alonso, 'sonados'

Fernando Alonso celebra su segundo puesto en Montmeló.Todo empezó tras la segunda sesión de entrenamientos libres del viernes. Vettel endosó nueve décimas a Alonso, porque Massa no ha existido este fin de semana. En la rueda de prensa posterior, el asturiano intentaba asimilar esa 'hard surprise', como definió a la prensa internacional la paliza propinada por Red Bull.  Porque tras las evoluciones introducidas por los equipos, nadie esperaba semejante vapuleo por parte de los monoplazas austríacos.

El sábado la diferencia de los Red Bull fue incluso superior. Sin embargo, Alonso ofrecía otra actitud, en parte gracias a su vuelta fantástica en los entrenamientos: el cuarto puesto encajaba en su 'fórmula', en el contexto de la estrategia global que su mente tiene ya dibujada para esta temporada.

"Esperábamos dificultades aquí por las características de nuestra máquina. En trazados como Hungría, Mónaco o Montmeló, que exigen mucha carga aerodinámica, nos falta algo. Sin embargo, en trazados de frenar y acelerar, pistas como Bahréin y Australia son buenas para nosotros". Sus palabras  recuerdan que Ferrari ha configurado un monoplaza homogéneo para la mayoría de los trazados, pero no dominador en ninguno de ellos. Por ello, Alonso sabe de antemano que no contará con opciones de victoria en muchas carreras. A partir del Gran Premio de España, los aficionados españoles también deben ajustar sus expectativas en consecuencia.

Las claves de la 'fórmula'

La 'fórmula' de Alonso tiene dos claves, como él mismo reconoció el sábado. La primera descansa en los hombros de Ferrari: "el pasado año Brawn ganó las primeras carreras, pero a final Red Bull dominaba, e incluso McLaren. Por tanto, las distancias a principio de año pueden reducirse. Veremos lo que hace falta, esperemos que poco". Pero si es cierto el diagnóstico de los técnicos de Bridgestone ("El Circuit de Catalunya es un buen indicador del equilibrio general de un coche, y el que va bien aquí, debería ir bien en cualquier pista"), en Maranello tienen un arduo trabajo por delante para superar a Red Bull, vista su brutal ventaja. Y veremos si lo consiguen…

La segunda clave de la 'fórmula' reside en el talento para tejer el mejor cesto con los mimbres dados para cada pista. Como ocurrió en el Gran Premio de España. Porque la carrera le dio la razón. Aunque la suerte  acompañó, quizás valga la pena recordar sus palabras del sábado, al referirse a un pinchazo sufrido en los entrenamientos libres que trastocó su plan de trabajo: "Y, ojo, veremos cómo se desarrolla la carrera, porque esta pista es también muy dura para la mecánica…". Pues bien, que le pregunten a Vettel y Hamilton... ¿Quién estaba allí para capitalizarlo?

También lo dijo Alonso en varias ocasiones: habrá alguna pista donde el F10 tendrá posibilidades de victoria (¿cuáles, por favor? Porque sin dudar de su palabra, no tenemos ni idea), y entonces no se podrá fallar. Pero todo apunta a que este año incluso un cuarto puesto tendrá el sabor de victoria que el resultado de Montmeló. Batido por tres pilotos el sabado -a un segundo de la 'pole', nada menos- ahora es segundo, a solo tres puntos de Button en la clasificación general del campeonato.

Recuerden, "un punto más en Bahréin…".  Según la novela mencionada, Einstein demostró la existencia de Dios. En Abu Dabi comprobaremos si la 'fórmula' que tan bien funcionó en el Gran Premio de España  convierte a a Fernando Alonso en campeón del mundo por tercera vez.

Dentro del Paddock
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
47 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios