¿Fernando Alonso con Porsche en las 24 Horas de Le Mans? Con un par...
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
Javier Rubio

Dentro del Paddock

Por

¿Fernando Alonso con Porsche en las 24 Horas de Le Mans? Con un par...

El tema sigue en el aire y los rumores circulando. Fernando Alonso con Porsche y las 24 Horas de Le Mans en 2015. Y tomándolo por ahora como tal, lo único que nos queda aquí es

Foto:

El tema sigue en el aire y los rumores circulando:Fernando AlonsoconPorschey las24 Horas de Le Mansen 2015.Y considerándolopor ahora como tal,lo único que nos queda es valorar tanto las posibilidades comolosriesgos que suponepara un piloto de su calibre.

A bote pronto, lorazonable seríaesperar al cierre de sucarrera en la Fórmula 1 para afrontar semejante desafío. Porque Le Mans no esun juego.Como el reciente accidente deMark Webberen Brasil nosha recordado, las pruebas del Mundial de Resistencia son rápidas y espectaculares, pero también peligrosas. Todo ello se eleva a la enésima potencia en Le Mans.

¿Qué dicen Honda y McLaren?

En primer lugar, cabe plantear las posiblesincompatibilidades corporativas. ¿Le interesa aHonda que un piloto vinculado a su imagen le ofrezca una extraordinaria exposición a Porsche?Los esfuerzos deMcLarenpara atraer a Alonso han sido también titánicos, y resultaría lógico quetanto equipo comofabricante pretendanmonopolizarsu figura, por no hablar de la dispersión de atención y energíaen pleno lanzamiento de un proyecto tan crucial como el de la Fórmula 1.

Aceptando que Alonso reciba una extrañae inusual luz verde corporativa,un piloto del nivel y grado de su profesionalidad no puede acudir a Le Mas con un cesto de mimbres mal tejidos. Las 24 Horas requieren una gran preparación previa.Nico Hulkenbergtiene menos que perder que el español quien, siacepta el reto, seráporque puede prepararlo a conciencia.

Un complejísimo proyecto colectivo dedinámica y una logística únicas

Un Fórmula 1 es muy diferente a un prototipo del Mundial, y no cabe pensar en una transferencia automática de rendimiento. Por ejemplo, cuandoMarc GenéparticipaconAudien la prueba francesa,antes se aclimata en la citaanterior del calendario enSpa Francorchamps. Quizás influya favorablemente para Alonso queen 2015 estaes unasemana anterior alGran Premio de España.

Le Mans es, además, un complejísimo proyecto colectivo dedinámica y una logística únicas. Las individualidades se funden al objetivo global de la marca. Pero seguro que Alonso no querrá hacer un papel discreto entre sus propios compañeros de marca.El piloto español debería conocerel comportamiento y posibilidades de su nueva montura, que requiereunapuesta a punto que ha de ser uncompromiso paralos trescompañeros de coche.También es necesario conocer la dinámica de un equipo en acción. Por ejemplo, Audi, Toyota o Porschesuelen llevar a cabo variassimulaciones de veinticuatrohoras - e incluso dehasta treintaseguidas-en los meses previos.

Varias carreras en una

Las 24 Horas son muchas carreras diferentes en una.Tom Kristensen, ganador en nueve ocasiones, ha vivido alguna pruebaque parecía'una semana'por la intensidad de la experiencia. Toda preparación previa es poca para una carrera fascinante, compleja, de circunstancias atmosféricas y ambientales cambiantes, con coches en pista de diferentes categorías y distintos ritmos,a los que hay que adelantar de manera instantánea.

El ritmo medio en cadarelevo ha de ser elevadísimoen todo tipo de condiciones, siempre con los riesgos en los doblajes. Casi todos los accidentes de los prototipos se producen en estas situaciones. Sin olvidar que en Le Mans, la velocidad media por vuelta superaholgadamente los 200 km/h de media.

Por tanto, si Alonso toma parte en ellaserá porque cuenta con las garantías necesarias.MarkWebberparticipó enlas dos primeras carreras de la temporada antes deLe Mans, trabajó en el simulador y pilotóen las simulaciones previas de carreray, sin embargo, fue el más lento entrelos pilotos de Porsche en la pasada edición. Su cara durante la carrera era un poema.

Sería un regalo para todos

A Fernando Alonso siempre le ha apasionado Le Mans. Su amigoAntonio GarcíayMarc Genéhan contribuidolo suyo para inocularle el veneno. La llegada deWebber a Porsche habrá cerrado la tenaza. Independientemente de la decisión final, la realidad y los antecedentes nos recuerdan el desafío que suponeparticipar en 2015 con Porsche.Sebastian Bourdaisfue el último piloto en compatibilizar las dos disciplinas en 2009, conPeugeot y Toro Rosso. Pero era ya su segundo año con el fabricante francés, y llevaba siete ediciones a cuestas. Habíadebutado en Le Manscuando solo tenía veinte años.

Sería una verdadera sorpresaque Alonso participeen Le Mans, pero tambiénunauténtico bombazo. La opinión pública e incluso muchos aficionados al automovilismo descubrirían una carrera fascinante que atrapaa todo el que se acerca a ella. Para el piloto españolsería solo el comienzo de una larga relación de amor, no lo duden, que llegará tarde o temprano. Y si al final Fernando Alonso rodara a fondo por las curvas Porscheo la recta de Mulsane, será un verdadero regalo para todos. Apunten esto.

Fernando Alonso Le Mans Fórmula 1