Fernando Alonso: "Si no lo haces, ¿cómo puedes llamarte piloto de carreras?"

La singularidad de que cuánto peor han sido las circunstancias que acompañan a Fernando Alonso estos años con el material, más está creciendo su dimensión como piloto.

Foto: Alonso, concentrado antes de las 500 Millas de Indianápolis. (EFE)
Alonso, concentrado antes de las 500 Millas de Indianápolis. (EFE)

Cuando en el último gran premio se escuchaba a Fernando Alonso ese mensaje emitido desde un McLaren-Honda de 2017 (“Podíamos haber ganado esta carrera”), uno no sabía si sonreír ante lo que parecía una osadía, o sorprenderse una vez más ante la personalidad de su piloto en esta singladura tan tormentosa y frustrante en la Fórmula 1.

La anécdota de Baku nos recordaba una conversación que manteníamos en Indianápolis con el periodista británico Nigel Roebuck, uno de los más prestigiosos y veteranos del género. La entrevista para El Confidencial derivó en una charla de casi una hora con Alonso como protagonista. Como ya comentamos en otro artículo, hubo ciertas opiniones que no incluimos en el texto por diferentes razones. Entonces, la pasada semana el propio Roebuck escribió su muy leída columna semanal en Autosport…

“El único piloto actual de F1 al nivel de Villeneuve”

Quien les escribe prácticamente ha leído y respetado desde su infancia a Nigel Roebuck, que ha visto y vivido absolutamente todo en la Fórmula 1 desde los 60, siempre cercano al lado humano de sus protagonistas. Reune una rara combinación de absoluta pasión y ecuanimidad con gran un gran sentido de la perspectiva, todo ello expresado siempre con singular elegancia.

En aquella magnífica conversación en la sala de prensa de Indianápolis, Nigel sacó a colación una comparación que me sorprendió y sobre la que hablamos un rato. Identificó a Fernando Alonso con Gilles Villeneuve. El canadiense precisamente, el héroe de nuestra infancia. Nadie que no viera a Villeneuve en acción podrá comprender en toda su dimensión por qué es una auténtica leyenda de la Fórmula 1. Nadie ha vuelto a hacer en una pista lo que el canadiense con un monoplaza. Roebuck era amigo personal del piloto de Ferrari, al que admiraba profundamente. “El único piloto actual de Fórmula 1 al nivel de Villeneuve” era el título de la columna firmada la pasada semana. Intuía su contenido antes de leerla, lo que me produjo una particular satisfacción, para qué negarlo.

"¿Cómo puedes llamarte un piloto de carreras?"

En su artículo, el periodista británico recordaba el desarrollo de un complicado Gran Premio de Canadá donde el canadiense “estuvo durante dos horas absolutamente en su límite, y por encima del de su coche, luchando por una decimocuarta posición, décima, séptima, cualquiera... como si se hubiera tratado de la primera posición”. Frases que había oído antes. “Era este algo especial que le destacaba del resto, y es lo que más admiraba de él” escribía el periodista británico en su columna, “pero él mismo no lo veía como algo destacable. “Si no lo haces, ¿Cómo puedes llamarte un piloto de carreras?” le contestaba el piloto al periodista.

Roebuck añadía como conclusión: “el único piloto actual que me recuerda a él es Fernando quien, como Villeneuve, tiene una manera de situar sus monoplazas en posiciones donde no tienen por qué estar. Fue su antiguo jefe en McLaren, Martin Withmarsh quien me apuntó esto”. A continuación, el periodista de Autosport recogía las razones por las que así pensaba el antiguo responsable de McLaren, quien definía a Alonso: “qué fenomenalmente brillante, talentoso, implacable piloto de carreras es, para mí no hay otro como él”. No es de extrañar que Withmarsh quiso recuperarle para McLaren.

"He is the driver of the century"

Hace pocas fechas, Rafa Nadal reconocía en un reportaje en Eurosport grabado durante el último Roland Garros, “que las sensaciones que te da el deporte son muy difíciles de encontrar en otros aspectos de la vida”. Quien les escribe confesará que vive esta profesión con el espíritu de Rafa Nadal, que comprenderán aquellos para quienes el deporte haya representado una parte esencial de su vida. Es con esta filosofía con la que hablábamos sobre el piloto español. Porque en su caso, cuanto peores han sido las circunstancias que rodean a Alonso estos años, más está creciendo su dimensión como piloto.

Alonso, en las 500 Millas. (USA Today)
Alonso, en las 500 Millas. (USA Today)

Roebuck es un gran amante y conocedor de las 500 Millas de Indianápolis, y hablábamos también del singular desafío que significaba la aventura de Alonso en la famosa carrera americana. “Nigel, sigo la Fórmula 1 desde los catorce años e independientemente de las figuras de cada momento, he visto y admirado a grandes campeones como Andretti, Villeneuve, Senna, Prost…Y no es porque yo sea español", me sentía obligado a justificar, "pero Alonso me parece un piloto especial…” Imaginaba a los talibanes de turno mientras hablaba. "Si esto se publicara..." recuerdo que pensé en el momento. Entonces, Roebuck me miró, y me contestó pausadamente: “Javier, es que Fernando “is the driver of the century…” (“el piloto del siglo”).

Su respuesta me sorprendió porque, siendo británico además, Roebuck conocía perfectamente la turbulenta historia de Alonso y McLaren de 2007, que le crucificó con parte de la prensa británica. Y me refirió detalles que respetaremos aqui. "Algún día se sabrá toda la verdad, Fernando la contará, y no es como la gente se cree", fue el comentario que alguien famoso y muy cercano al piloto español le hizo al propio Roebuck.

[Lea aquí más artículos de Fórmula 1]

Para terminar, dejé como flotando en el aire una última pregunta. “¿Te imaginas que Fernando fuera capaz de ganar las 500 Millas?”. Y hemos de reconocer que nos sorprendieron dos reacciones en su respuesta. La primera, cómo se iluminó la mirada y la expresión de una personalidad habitualmente flemática. Las palabras con las que las acompañaba, permitirán que nos las guardemos para nosotros.

Dentro del Paddock

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
34 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios