¿Piloto del año? No solo fue Lewis Hamilton: quién le ha roto a Ferrari todos los esquemas

Lewis Hamilton ha logrado un nivel sublime en 2018 incluso para sus propios estándares de gran campeón. Pero hubo otro piloto que dejó los aromas de una futura estrella en la F1

Foto: Vettel (i) y Leclerc compartirán escudería la próxima temporada. (Reuters)
Vettel (i) y Leclerc compartirán escudería la próxima temporada. (Reuters)

¿Quién ha sido el mejor piloto de 2018? El margen de discusión se reduce a cero con un Lewis Hamilton de perfección raramente vista en muchos años. Pero no fue el único en brillar con un fulgor especial. ¿En qué ha seguido Charles Leclerc la estela de otros grandes campeones esta temporada?

La Fórmula 1 es extremadamente compleja para valorar a sus protagonistas. El peso específico del factor técnico condiciona al factor humano. Pregunten en casa de Fernando Alonso, por ejemplo. Ello impide hacer justicia al rendimiento oculto de quien maneja el volante. Pero 20 carreras y dos pilotos por monoplaza permiten resaltar algunos patrones.

El mejor piropo

El nivel de Hamilton en 2018 es difícil de alcanzar, con un refinamiento de rendimiento a todos los niveles extraordinario. Con cuatro títulos en cinco años, todas las ambiciones materiales cubiertas y diez temporadas de Fórmula 1 a las espaldas, Hamilton ha exprimido su potencial deportivo y humano como pocas veces visto en las últimas décadas. "Ha marcado la diferencia para nosotros", explicaba James Allison al terminar la temporada. En un mundo de dictadura tecnológica, es el mejor piropo que un piloto puede recibir.

Hamilton ha profundizado más si cabe respecto a años anteriores en dedicación y concentración hacia el equipo, según reconocen en Mercedes. Su motivación se ha afilado de manera sorprendente. El grado de serenidad que Hamilton exhibe —solo hay que seguir su mirada y lenguaje corporal en 2018— le ha permitido extraer todos sus recursos como piloto y ser humano. Ha ganado ocho de las últimas once carreras. Algunas no estaban en las quinielas de Mercedes, como Alemania, Hungría y Singapur. ¿Dónde quedó su compañero Valtteri Bottas con el mismo monoplaza? La única victoria que pudo haber logrado se la tuvo que ceder en Rusia. El resto de la temporada habla por sí solo. De no ser por la excelencia de Hamilton —ayudado por un incomprensible Sebastian Vettel—, Mercedes no habría logrado los dos títulos en 2018.

Charles Leclerc ha impresionado en su primera temporada en la F1. (EFE)
Charles Leclerc ha impresionado en su primera temporada en la F1. (EFE)

Con solo media temporada

¿Ha brillado Kimi Raikkonen en 2018? Más que otros años, con un monoplaza extremadamente competitivo. Pero aún lejos de su compañero salvo contadas excepciones. Quizás conozcamos algún día si hubo razones personales hoy ocultas en el rendimiento de Vettel. Pero tras la espectacular progresión técnica de los dos últimos años, en Ferrari han comprendido que su piloto número uno necesita presión interna y, quién sabe, un sucesor para batir a este Hamilton y Mercedes. Por eso han roto con un tabú mantenido durante décadas con Leclerc, un piloto bisoño. ¿Un piloto fichado tras solo media temporada de Fórmula 1?

Hablando precisamente de patrones de rendimiento, el monegasco dibujaba en 2018 ese que retrotraía a otros grandes campeones del pasado. Ya fue increíble cómo superó la dura prueba que el destino le puso enfrente para ganar la Fórmula 2. Este año ha vapuleado a su compañero de equipo, el discretamente eficiente Marcus Ericsson. Pero, sobre todo, su singular huella quedó grabada cuando colocaba su Sauber en posiciones insólitas.

Lewis Hamilton buscará en 2019 su sexto título de la F1. (Reuters)
Lewis Hamilton buscará en 2019 su sexto título de la F1. (Reuters)

"Pero creo que, si ves a Lewis..."

Leclerc recordó al Alain Prost de 1980, la primera temporada del francés en la Fórmula 1. Pasó directamente desde Fórmula 3, entonces sin simuladores ni otras historias. Cuando solo puntuaban seis pilotos por carrera, lo hizo en la primera de Argentina con uno de los peores monoplazas en la historia de McLaren y desquició a su compañero el veterano John Watson. Ayrton Senna rompió todos los esquemas con Toleman en 1984, historia ya conocida. Recuperar todo el arco de la trayectoria seguida por el equipo antes y después ayuda a comprender la magnitud del nivel del brasileño. ¿Qué bomba explotó Michael Schumacher con el Jordan en Spa? Duró una carrera en el equipo. O ese Alonso y ese botijo con ruedas que era el Minardi.

En 2018, Leclerc ha recordado una y otra vez esos senderos recorridos al llegar a la Fórmula 1 por quienes después hicieron historia. Cinco veces ha sido el primero en meta detrás de Red Bull, Mercedes y Ferrari. Ha logrado un sexto y cuatro séptimos puestos. No está mál al recordar que sufrió seis abandonos. En su quinta carrera ya puntuó, cuando el propio Leclerc reconoció que en las cuatro primeras no sabía por dónde le venía el aire.

Todos aquellos grandes campeones sintieron nada más llegar a la Fórmula 1 que, sin experiencia, su nivel pronto estaría por encima de quienes le rodeaban. Aquel "me pasan los coches, no los pilotos" de Alonso en Minardi o el reconocimiento explicito que verbalizó el propio Schumacher cuando en el Gran Premio de Italia de 1991 se subío al Benetton. "Este año, creo, (Ferrari) tiene un coche ganador. Y si el próximo año es igual, el objetivo es luchar por el título", declaró Leclerc poco después de anunciarse su fichaje por Ferrari, con esa íntima confianza de quien conoce íntimamente su talento. "Si estoy listo o no, no puedo decirlo, pero creo que, si ves a Lewis (Hamilton), llegó el primer año y directamente estaba arriba. Creo que si eres suficientemente bueno —obviamente, la experiencia siempre es una ventaja— , lo eres desde el primer año en que llegas a la Fórmula 1". ¿Se entiende por qué Ferrari ha decidido romper con todos sus tabús?

Dentro del Paddock
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios