¿Habrán dejado a Fernando Alonso un 'mensaje' para volver a la Fórmula 1?

Su nuevo papel como embajador de McLaren es una magnífica jugada estratégica tanto para el equipo como para el piloto, parte del mosaico en marcha para 2020

Foto: Fernando Alonso, la pasada semana en Montmeló cuando su anunció su nuevo rol como embajador de McLaren. (EFE)
Fernando Alonso, la pasada semana en Montmeló cuando su anunció su nuevo rol como embajador de McLaren. (EFE)

"Tengo que mantenerme al día, y la mejor manera es estar involucrado de alguna manera. La normativa, los neumáticos, las estrategias de carrera… Cosas que son simples, pero estar al día es lo principal para un piloto que no corre esta temporada". Recordando las imágenes de la despedida de Fernando Alonso en Abu Dabi, habrá quien considere extraño parte del contenido que nos contaba la pasada semana sobre su nueva posición como embajador de McLaren. Parte del mismo, seguir en contacto casi constante con la Fórmula 1. ¿Pero no se retiraba?

La decisión de Alonso y McLaren es un 'win win' para cada una de las partes por su calado estratégico en diferentes áreas. Si durante aquellos días de final de temporada el español se refería a su despedida con mensajes ambivalentes —Flavio Briatore fue mucho más directo—, su rol con McLaren confirma que el español volvería a la Fórmula 1 si surge la oportunidad correcta. Los movimientos en las fichas del ajedrez de su futuro parecen considerar seriamente esa dirección.

Mantener el cordón umbilical técnico

"Seguiré involucrado con la vida de la Fórmula 1, solo por si acaso". Contacto directo con los ingenieros de McLaren en las reuniones de gran premio, simulador, prueba de los monoplazas… No es la imagen que desprende alguien cuya etapa en la Fórmula 1 ha terminado definitivamente. Por supuesto, la siguiente apreciación entra dentro del terreno más especulativo. Cuando Alonso salió de McLaren en 2007, Ferrari le anticipó su intención de contar con él en el futuro. Y así fue, incluso rescindiendo para ello el contrato de Kimi Raikkonen con un año de anticipación. La intención de Alonso de seguir pegado a la Fórmula 1 ofrece resonancias similares.

Quizás alguien le ha podido dejar durante estos últimos meses un mensaje en el contestador automático: 'Fernando, estamos en contacto, hablamos para 2020 bajo determinadas circunstancias'. Ya sabemos, "solo por si acaso". Todavía en el terreno especulativo, quién sabe cómo se respira hoy en Ferrari tras la ausencia de Marchionne y Arrivabene. Y la entente entre Mercedes y el equipo italiano hasta el fallecimiento de Marchionne ya no existe. A buen entendedor…

Pero recojamos el hilo de la cometa para volver a McLaren. Una vez más, Zak Brown ha llevado a cabo otro brillante movimiento. El americano sigue rompiendo esquemas en la Fórmula 1 con sus decisiones. Un piloto que se retira, pero que se queda. Porque al margen del proyecto conjunto en Indianápolis, Alonso jugará un papel objetivamente crucial para el equipo británico. Una escuadra con dos pilotos debutantes en el mismo año supone la ruptura de un crucial hilo umbilical técnico. La referencias de Sainz o Norris con el MCL34 encontrarán la referencia de quien ha vivido inmerso en los cuatro últimos años en el equipo. Durante la pasada temporada, Alonso trabajó en el MCL33 los viernes en pista con la mente puesta en el MCL34. Además se trata también de aprovechar la experiencia acumulada en 18 años en la Fórmula 1. Y más. Porque Alonso ha adquirido un bagaje adicional desde mayo de 2017 único en la parrilla de la Fórmula 1. Y encima, te subes al coche. Pocos campeones del pasado retirados disfrutaron semejante oportunidad.

Fernando Alonso visitó el 'motorhome' de Ferrari en Montmeló. (EFE)
Fernando Alonso visitó el 'motorhome' de Ferrari en Montmeló. (EFE)

El juego de cartas

Para Brown, la presencia en la distancia de Alonso dota a McLaren de un atractivo comercia adicional. Menudo cebo. Solo había que comprobar la expectación creada en Montmeló la pasada semana. Imagínese cuando Estrella Galicia 0,0 o Huski Chocolate o llámele x hagan su particular ‘clipping’ después de sus apariciones en algunos grandes premios. Todo ello al margen de otras hipotéticas actividades promocionales acordadas por las partes. Sin olvidar la vertiente comercial de McLaren Automotive y sus superdeportivos de calle.

Alonso es aficionado a los juegos de cartas. Hasta donde puede apreciarse desde el exterior, con sus decisiones está colocando en la mesa diferentes posibilidades de jugada. Su acuerdo con McLaren le mantiene ‘engrasado’ en la Fórmula 1 y abierto a una potencial oportunidad. McLaren entrará en la IndyCar con su estructura, y el vínculo con Brown y McLaren le mantiene en la órbita de sus proyectos. Sin olvidar —aunque largo me lo fiais— la posible entrada de McLaren en el WEC con los ‘supercars’. En otra banda, si Toyota busca su continuidad más allá de 2019, sabe de sus posibles alternativas en otros campos. ¿NASCAR (puntualmente), IndyCar con Alonso? Los japoneses tendrán que mojarse.

El español dejó muy claro en Montmeló su mensaje: "Me siento en el punto álgido de mi carrera. Quedarme en casa seguramente habría sido una pérdida de tiempo y de posibilidades para todo el mundo". Seguro. Puede que finalmente la oportunidad no surja para 2019, pero existen razones para presumir, incluso prudentemente, la intención de Alonso de volver a la Fórmula 1.Quizás sea ir demasiado lejos sacar punta a ese vídeo en la presentación de Ferrari, con el español presente, o esa visita al 'motorhome' de la Scuderia en Montmeló. Anécdotas irrelevantes o guiños, quién sabe. O puede que fuera Liberty quien le dejara ese hipotético mensaje en el contestador automático. Como el mismo Alonso agradeció en su retirada, los americanos intentaron por todos los medios evitarla. ¿Y por qué no McLaren, su 'hogar espiritual'? La partida está en marcha, y algunas cartas ya visibles sobre la mesa.

Dentro del Paddock
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios