El volantazo de Fernando Alonso o por qué ha dejado tan descolocado al personal

Adiós al Dakar, la Fórmula 1 muy lejos... La semana pasada, Fernando Alonso parecía alejarse de los planes insinuados en los últimos meses. ¿Seguro?

Foto: Fernando Alonso aún no ha anunciado en qué competición participará en su futuro próximo. (EFE)
Fernando Alonso aún no ha anunciado en qué competición participará en su futuro próximo. (EFE)

"Desde hace algo más de un mes, todo lo relativo a Fernando Alonso y el Dakar se ha parado. Antes había mucho movimiento, que si el coche, que si el copiloto... pero de repente todo se ha quedado tranquilo”, nos contaba la pasada semana alguien en las entretelas del Dakar en España. Casualmente, al día siguiente saltaban las declaraciones del español: "Es una carrera atractiva, la más importante, pero también opuesta a mis cualidades o manera de conducir. Nunca lo he hecho en tierra y hacer el más duro del mundo de repente sería algo extremo". "¿Qué pasa aquí?", se preguntaron tantos ante el inesperado volantazo.

Pero en el mismo paquete llegaba otro mensaje. "No dejo puertas abiertas ni estoy esperando o buscando que me llamen". Ups. "En los últimos años, lo que pueda ofrecerme a nivel personal no me resulta suficientemente atractivo. Fue una etapa excepcional, pero a día de hoy no encuentro en la Fórmula 1 los retos que puedo conseguir fuera de ella", dijo Alonso la semana pasada en un acto de su fundación. ¿No había reconocido a Rubens Barichello en Daytona, por ejemplo –y en otros momentos estos meses–, que si surgía una buena oportunidad estaría abierto a un posible retorno?

El español es un maestro en la gestión de sus mensajes a los medios de comunicación, hábil para ofrecer el ángulo adecuado en el momento oportuno. No es dado a la mentira –como un conocido abogado podría testificar en un episodio concreto, cuando mantener la verdad iba en perjuicio del propio piloto–, pero la experiencia del pasado recuerda su hábito para dejar pistas entre líneas. En semejante contexto solo cabe intentar interpretar lo que parece una nueva postura en el futuro de Alonso.

Fernando Alonso participó la semana pasada en un acto de su fundación en Oviedo. (EFE)
Fernando Alonso participó la semana pasada en un acto de su fundación en Oviedo. (EFE)

¿Adiós definitivo a la F1?

Recordemos antes de nada que en la Fórmula 1 los protagonistas saben cuándo hacer que nos miremos el dedo y no la luna. En segundo lugar, el mercado de fichajes es como una partida de ‘snooker’, con gran número de bolas en juego a varias bandas. De modo que ni sabemos qué probabilidades tiene Alonso de volver ni si las múltiples piezas en juego encajarían finalmente a su favor. Con tales premisas, recorramos las ramas de su árbol de posibilidades.

¿Por qué aparcar el Dakar ahora, cuando se han avanzado tantas gestiones estos últimos meses? La respuesta a esta primera cuestión podría estar vinculada con la segunda. ¿De verdad ha renunciado definitivamente a la Fórmula 1? Una directa interpretación de sus palabras dejaría a bote pronto dos conclusiones : el Dakar se pospone, aunque incluso otros pilotos de la disciplina estaban –o siguen estando– pendientes de los planes de Alonso con Toyota.

Respecto a la Fórmula 1, sus recientes palabras insinuan un distanciamiento apoyado por razones de índole personal. Durante estos meses Alonso quizás ha tomado suficiente perspectiva por primera vez como para debilitar su interés por la Fórmula 1. Pero también cabe que cuente con información concreta por la que descartar cualquier opción para volver con un equipo competitivo. O que haya decidido esperar a 2021, con el nuevo reglamento y Hamilton y Vettel terminando sus respectivos contratos.

Entra dentro de lo posible que cuente con información concreta para descartar cualquier opción en Ferrari o Red Bull

Quién necesita a quién

Un piloto actualmente compitiendo en la Fórmula E dejaba caer en ese entorno el episodio: en plena discusión con Toto Wolff, con quien las relaciones eran más bien tormentosas, el responsable de Mercedes le amenazó: "Podemos bloquearte en la Fórmula 1 como hicimos Ferrari, Red Bull y nosotros para que Alonso no volviera". Hoy, las circunstancias han cambiado en Ferrari. Y pocos rechazarán que solo dos pilotos pueden presentar armas a Mercedes y Hamilton: Verstappen, que aún no ha vivido la experiencia directa de luchar por un título, y el propio Alonso. Vettel no parece uno de esos pilotos.

De modo que su reciente posicionamiento podría significar otro mensaje del siguiente tenor: 'Estoy muy bien como estoy, no necesito la Fórmula 1, quizás me necesitéis más vosotros a mí". Una manera de marcar distancias y desapego, de poner en valor la posición de quien no boquea por la Fórmula 1. De hacer valer sus exigencias en una potencial negociación. Un distanciamiento que también le retiraría elegantemente del ruido mediático que rodea la continuidad de Vettel en Ferrari, evitando posicionarse como un factor adicional de fricción.

Y ahora ¿qué?

Días antes de esas declaraciones que parecen alejarle de la Fórmula 1 y el Dakar lanzó en redes sociales esa fotografía con su victoria de Silverstone, de rojo, besando el trofeo del Gran Premio de Gran Bretaña. No es el primer mensaje con Ferrari como telón de fondo en 2019. ¿Querría recordar algo con semejante gesto? ¿Se trataba tan solo de una reinvidicación personal? ¿O era un mensaje hacia los aficionados italianos? Conociendo que en su trayectoria no suele dar una puntada sin hilo... Resulta inevitable sentir que algo está pasando en torno a Fernando Alonso y la Fórmula 1. ¿Y Liberty? Como el propio Alonso reconoció y agradeció, hizo todos los esfuerzos para que se quedara en 2019 ¿Por qué los americanos no podrían intentar que volviera?

Pero este terreno movedizo no implica necesariamente su retorno final. Según el propio Alonso, pronto nos dirá cuáles serán sus planes de futuro. De momento, ante el aparente giro de estas últimas fechas, aún quedan en el aire esas "ocho o nueve carreras en 2019". Si descartamos entonces la Fórmula 1, la IndyCar, el Dakar, el WEC… ¿Cuáles serán esos planes? ¿La NASCAR, otro avispero similar o peor al del Dakar? Las pasadas 500 Millas confirmaron el resultado de subestimar los óvalos.

De modo que por ahora, solo queda recordar algunas palabras que te lanzan: "Los próximos dos meses… Hasta Monza…". Mientras tanto, seguimos mirándonos al dedo. Hasta el siguiente mensaje.

Dentro del Paddock
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios