La difícil tarea de comunicarme sin saber francés en la isla de monsieur Quijote

Francia no es sospechosa de apreciar a su vecino sureño, España, ni de admirar sus virtudes, pero en la isla de Ré hay un 'españolismo' artificial promovido por las autoridades que no da el pego

Foto: El Quijote francés más futbolero (FOTOS: Jesús Garrido).
El Quijote francés más futbolero (FOTOS: Jesús Garrido).

Sí, lo que ilustra este blog es un dibujo de El Quijote. No lo juzguen con malicia, está hecho con toda la buena intención del mundo. Pertenece a una de las 'boulangeries' mejor situadas dentro de la primera localidad que nos recibe cuando entramos a la Isla de Ré. Es cierto que el orden de los colores del pendón en el que se puede leer "Viva España" está alterado, y si nos ponemos técnicos, podríamos decir que ni siquiera es correcta la alegoría, pues el Quijote se publicó mucho antes de que Felipe V eligiera el rojo y el gualda como nuestra representación nacional. Pero no le pidamos más a unos isleños franceses obligados a querer a España.

[Aquí tienes todo lo que pasa en la Eurocopa]

Hasta el ayuntamiento de Rivedoux-Plage tiene la bandera de España.
Hasta el ayuntamiento de Rivedoux-Plage tiene la bandera de España.

Y digo obligados porque hay pocos franceses que se puedan considerar 'hispanófilos'. Y sin embargo, caminando por las calles de Rivedoux-Plage nos deberíamos sentir más en casa que el mismísimo Alcázar de Toledo. De hecho, veremos muchas más banderas de España que juntando todos los edificios oficiales de la ciudad de Madrid. Es una pasada. En todas las pequeñas edificaciones de la ciudad hay una bandera de nuestro país. Y aun con todo ello, resulta complicadísimo comunicarse con los allí presentes. 

Hablo inglés e italiano con soltura y chapurreo alemán, pero no hablo francés. Cuento con alguna frase muy básica y palabras sueltas, pero poco más. No suficiente siquiera para pedir un bocata para comer barato. En ese mismo lugar cuya entrada hacía un homenaje al mayor mito de la literatura escrita en lengua castellana no tuve facilidades para comunicarme. Por suerte, 'jambon' es lo suficientemente parecido a jamón para no fallar en lo que pido.

El puente de la Isla de Ré (Wikicommons).
El puente de la Isla de Ré (Wikicommons).

El 'españolismo' que a más de uno en España le provocaría sarpullido es muy artificial en la Isla de Ré. Es normal que sea así, no lo juzgo en absoluto. Al fin y al cabo, lo de la Selección en la isla va a ser pasajero, como mucho un mes (aunque si hacemos caso al pesimismo global de la expedición periodística, quizá sea poco más de dos semanas). Pero este amor forzado por el país vecino pudo ser mucho más perenne y costoso si llega a salir adelante una de las propuestas de la comunidad de municipios de la Isla, que quería pintar de rojo y amarillo el puente de casi tres kilómetros que une el continente con la isla. Doy fe de que no se llevó a cabo. Menos mal. 

'Au revoir'.

Me voy de Eurocopas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios