La realidad del Real Madrid

A falta de una semana para que se cierre el periodo de fichajes de verano, el Real Madrid no tiene aún cerrada su plantilla y espera

Foto: La realidad del Real Madrid
La realidad del Real Madrid

A falta de una semana para que se cierre el periodo de fichajes de verano, el Real Madrid no tiene aún cerrada su plantilla y espera vender aún a dos, tres o cuatro futbolistas (Miguel Torres, Van der Vaart, Sneijder y Robben) e, incluso, si consigue realizar estas ventas, podría plantearse pegar golpe definitivo al mercado y contratar al francés Ribery.

 

Tanto el que manda y como el que ejecuta y cierra todos los asuntos del Real Madrid aseguran que hay cero por ciento de posibilidades de fichar a Ribery y lo argumentan en que no tienen ya dinero para fichar después de haber invertido más de 250 millones de euros en fichajes y haber ingresado poco más de 40 millones de euros por venta de jugadores.

 

Esa es la realidad del Real Madrid: han gastado cinco veces más en contrataciones de lo que han ingresado por traspasos. La idea inicial era ingresar 100 millones de euros como mínimo en venta de futbolistas y sólo se aproximarían a esta cifra si finalmente vendieran a los Robben, Sneijder y Van der Vaart, a los que deberán traspasar por un precio inferior por el que les habían tasado, como ha sucedido con Huntelaar y Negredo, por ejemplo. No se dará el caso de Codina o Heinze, a los que el Real Madrid ha dejado marchar gratis.

 

Después de recuperar la iniciativa mediática y preponderancia mundial del Real Madrid con los fichajes de Cristiano Ronaldo (ya cerrado por Calderón y Boluda), Kaká, Benzema y Albiol, Florentino se tensionó por las dificultades que encontraron los miembros de su dirección deportiva para buscar una salida a los transferibles. Con cuentagotas han ido colocando jugadores (Saviola, Parejo, Codina, Javi García, Heinze, Salgado, Huntelaar, Negredo), pero Florentino considera que la gestión en este aspecto está siendo lo peor de su retorno. Y espera que se enderece esta semana con los traspasos de Sneijder, Robben y Van der Vaart.

 

Robben y Sneijder, si se van, será en contra de Pellegrini

 

En el caso de Robben y Sneijder, su marcha, si se produce, será en contra del criterio de Manuel Pellegrini. El entrenador pinta poco o nada en el Real Madrid en el capítulo de altas y bajas y eso se decide todo directamente con el consentimiento del presidente. Pellegrini ha manifestado públicamente que quiere contar con ambos jugadores y el club le llegó a prometer que no traspasaría a Sneijder, diez antes de cerrar el fichaje de Xabi Alonso. También se lo dijo en privado a ambos jugadores y esa es la baza que jugará Wesley, a quien están forzando a marcharse, pero si resiste las presiones y finalmente se queda, Sneijder está convencido que será titular porque así se lo anticipó Pellegrini.

 

La realidad del Real Madrid pasa porque el sistema de Pellegrini sea asimilado y el equipo empiece a jugar bien. Que Cristiano empiece a lucir después de su gris pretemporada en contraposición a la brillantez, sobriedad y eficacia de Kaká. El Real Madrid ganará porque siempre esta cerca de la victoria y mucho más con grandes jugadores. Pero si no juega bien será criticado. Y el primer crítico será Florentino que volvió para montar un superequipo para que El Real Madrid jugará de nuevo bien al fútbol. Y el presidente aún no está satisfecho. Por eso, igual viene Ribery antes del próximo lunes. Y, pudiera ser, un lateral izquierdo. Sino fuera posible ahora, la próxima temporada se da como seguro que se concrete el fichaje de Ribery, la única gestión encargada a Zidane, el embajador mundial del Real Madrid, hasta el momento desaparecido.

Mata-dor
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios