¿La salida de Puyol será un nuevo 'caso Eto'o'?

Carles Puyol no quiso marcharse este verano del Barcelona. El Manchester City le hizo un ofertón irrechazable. Le ofrecía 30 millones de euros en cuatro temporadas.

Carles Puyol no quiso marcharse este verano del Barcelona. El Manchester City le hizo un ofertón irrechazable. Le ofrecía 30 millones de euros en cuatro temporadas. Pero Puyol no aceptó la oferta. “No todo es dinero”, comenta Puyi cuando le recuerdan su rechazo al City. “Además, yo ya gano bien”, apostilla.

Pero todos los síntomas, incluso los hechos, indican que Puyol puede estar viviendo su última temporada de azulgrana. En el fútbol una campaña es un mundo y puede pasar de todo. Pero Puyol, aunque le cuesta, empieza a concienciarse de que quizás su ciclo en el Barça haya tornado a su fin.

No entiende cuando Guardiola le deja en el banquillo, aunque lo acepte. Considera que aún cuenta con facultades para ser titular en su equipo. Pero el entrenador, continúe o no continúe como entrenador del FC Barcelona, que esa es otra historia, no le considera titular indiscutible ni mucho menos.

Seguro que Guardiola, de llegar el momento, gerenciará la salida de Puyol de forma distinta a la de Etoo. Son casos distintos y Pep no podría hablar de feeling al referirse a su relación con Carles.

La experiencia de dar la baja a Etoo, con desencuentros, mensajes cruzados y malos rollos incluidos, ha enriquecido a Guardiola y si finalmente decide buscar una salida a Puyol (‘Titi’ Henry también cuenta con todas las papeletas), lo hará de otra manera.

No obstante, siempre existe el riesgo de que las situaciones se enquisten y surjan malentendidos y no se descarta tampoco que puede montarse un nuevo ‘caso Etoo’ con Puyi. El defensa internacional español ya se está buscando la vida para cumplir su aspiración de jugar en el Milan, que tantas veces ha confesado en entrevistas. Además, Puyol cumple los requisitos porque ya enfila la media de edad (el próximo mes de abril cumple 32 años) necesaria para jugar en el equipo de Berlusconi.

Además, aunque el Barça se encuentra instalado en el éxito, su entorno ha sido históricamente muy complicado y salpicado de polémica. Lo que rodea al Barcelona, como el caso del espionaje a los vicepresidentes, le envuelve en una atmósfera de novela de Manuel Vázquez Montalbán, culé de pro, con Pepe Cavalho investigando a los directivos de Laporta. También tiene cosas de las desternillantes novelas de Eduardo Mendoza. Incluso circula por Can Barça algún ‘Pijoaparte’, personaje de ‘Ultimas tardes con Teresa’ de Juan Marsé.

Mata-dor
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios