¿Podrá derrotar Mourinho a este Barça imperial?

Toque, movilidad, robo de balón, desde el portero hacen movimientos para hacer superioridad, tácticamente son unos adelantados este puñado de futbolistas excepcionales que forman un equipo

Toque, movilidad, robo de balón, desde el portero hacen movimientos para hacer superioridad, tácticamente son unos adelantados este puñado de futbolistas excepcionales que forman un equipo imparable. Eso es el FC Barcelona. Un equipo imperial, un conjunto de época. Y lo volvió a demostrar el sábado ante el Sevilla ganando su octavo título en dos años. Cierto que el conjunto sevillista no estuvo a la altura, pero resulta que el Barça empequeñece a todos sus rivales y les desarbola con su fútbol total.

 

Como hándicaps, por buscarlos, con los que los madridistas puedan abrir un resquicio a la esperanza y la ilusión, el Barça cuenta con una plantilla corta y el mal rollo que ha escenificado Guardiola por como se está gerenciando la salida de Ibrahimovic, que se puede acrecentar si el sueco continúa en el equipo. El Barça es La Roja con Messi y Alvés, un campeón argentino y un campeón brasileño. Cuenta con la grandeza de Xavi Hernández, un genio del balón, con la irrupción de ese fenómeno futbolístico que es Sergio Busquets quien realiza coberturas vitales y da velocidad al juego del equipo en dos toques.

 

Y de repente aparecen en el campo Iniesta y Villa. Lo que faltaba para el duro. Andresito, un mito del fútbol español haga lo que haga ya en su carrera, va a ofrecer su mejor fútbol después de su histórico gol a Holanda en la final del Mundial. Y David Villa lo va a gozar jugando en este equipazo. Puyol, Piqué y Valdés son tres campeones. Y Pedrito es otro grande en construcción.

 

Es inevitable alabar a este equipo y es inevitable cuestionarse qué debe hacer José Mourinho para frenarle e impedirle que siga ganando. El Real Madrid le ha plantado cara al Barça incluso en sus peores momentos. A este Barça, el mejor de su historia, el Madrid le ha aguantado el pulso en la Liga, no así en la Liga de Campeones, otra asignatura pendiente del Madrid que debe aprobar urgentemente Moruinho.

 

¿Podrá el portugués cambiar la tendencia? ¿Conseguirá neutralizar el ciclo victorioso de este FC Barcelona? Para eso le ha fichado Florentino Pérez, para que cambie la tendencia y el Madrid vuelva a la senda de triunfo en la que ha vivido toda su historia. Con el fichaje de Mourinho se apuesta por el pragmatismo. El fin justifica los medios hasta para Valdano. Hay que derrotar al Barça como sea.

 

La pretemporada que ha realizado el Real Madrid se puede considerar discreta. Y ha hecho fichajes ilusionantes, casi igual el de Pedro León y Canales que el de Ozil, ya que Kedhira y Carvalho se encuentran en un escalón inferior de entusiasmo para el seguidor madridista. Las probaturas tácticas de Mou han sido muchas. Y a día de hoy nadie sabe cómo y a qué va a jugar el Real Madrid. De momento le falta un nueve de referencia con el que ha jugado el portugués tanto en el Chelsea como en el Inter de Milán. Y no parece que le vayan a fichar por más que José anda filtrando su deseo para meter presión al presidente. Pero la situación económica del Madrid, como la de todos los clubes de fútbol no es la mejor y no puede hacer ninguna locura tipo Kaká para traer al delantero centro que demanda Mourinho.

 

El Real Madrid plantará cara a este FC Barcelona repleto de campeones del mundo, concretamente ocho, siete titulares (en el Madrid son cinco y sólo tres titulares indiscutibles). Mourinho dará juego tanto dentro como fuera del césped. Puede ganar a Guardiola. Pero después de ver la exhibición del Barça el pasado sábado, sin estar aún en forma ninguno de sus cracks, la de Mou es una empresa harto complicada.

Mata-dor
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
27 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios