Es noticia
Menú
Las 10 razones para explicar el dominio del Atlético sobre el Real Madrid
  1. Deportes
  2. Mata-dor
Javier Gómez Matallanas

Mata-dor

Por

Las 10 razones para explicar el dominio del Atlético sobre el Real Madrid

El Atlético ganó el sábado pasado al Real Madrid. Hacía 15 años y ocho meses, desde mayo de 1999, que no lograba ganar a su eterno

Foto:

El Atlético ganó el sábado pasado al Real Madrid. Hacía 15 años y ocho meses, desde mayo de 1999, que no lograba ganar a su eterno rival en Liga en el Calderón. Nunca en la historia el Madrid había estado seis partidos seguidos sin conseguir ganar al Atleti. Y es la segunda vez que el Atlético consigue ganar al Madrid en la ida y en la vuelta en Liga. Nadie daba un euro porque la vieja rivalidad volviera. Parecía imposible que después de 14 años sin poder ganar los colchoneros a los merengues, aquellos se sacudiesen el dominio blanco y mandaran en la capital de España. ¿A qué se debe este dominio del Atlético sobre el Madrid? Vamos a intentar explicar lo inexplicable, especialmente para los seguidores del Real Madrid, en 10 razones. Estos son los 10 motivos de la nueva era colchonera:

1- La llegada de Diego Pablo Simeone. Cuando el Cholo se hizo cargo de la dirección técnica Atlético perdió en sus primeros enfrentamientos ante el Madrid. De hecho se le criticó que tirara aquellos partidos desde la rueda de prensa previa al partido. Simeone sabía que el derbi no era su guerra y que en aquellos primeros enfrentamientos su equipo no tenía nada que hacer. Fue armando su equipo para ganar títulos primero y luego para vencer al Madrid. Y lo logró en la final de Copa de 2013 en el Bernabéu. Aquel fue el punto de inflexión. A partir de ahí, Simeone jugó al Madrid siempre convencido de poder ganarle.

2- El dominio táctico de Simeone sobre Ancelotti. Una vez que el Atlético comenzó a dominar con su intensidad los partidos ante el Madrid, Carlo Ancelotti le ha faltado cintura para sacudirse ese dominio. Sólo lo hizo en dos ocasiones, cuando metió desde el banquillo a Marcelo y a Isco (en la Copa de 2014 y en la final de Champions), en el resto de partidos, la superioridad en el centro del campo y la mejor actitud de los rojiblancos respecto a los colchoneros (su punto álgido fue el pasado sábado en el Calderón donde los jugadores del Madrid parecían como sin pilas) ha provocado que el Atlético siempre haya ganado a los puntos, incluso cuando el resultado ha sido un empate.

3- Aumento de la confianza tras quitar una Liga a Madrid y Barça. El hecho de conseguir ser campeón de Liga quitándole el título a las dos superpotencias del fútbol mundial reforzó la autoestima del grupo de Simeone para encarar tanto los derbis como los partidos ante el Barça con confianza. Siempre dando el favoritismo al Madrid y al Barça, pero con el convencimiento de que les podía meter mano en todos los partidos. El plan no ha cambiado pese al cambio de jugadores. Es igual la confianza con la que se afrontan los derbis con Griezmann y Mandjukic o Torres en ataque que como se hacía con Diego Costa y Raúl García o Villa la pasada temporada.

4- No apelar al fatalismo ni al Pupas tras la cruel derrota de Lisboa. El gol de Sergio Ramos en el minuto 93 estará siempre en la historia del Real Madrid… y del Atlético. Pero aquel tanto, que supuso el empate en el tiempo reglamentario y fue el inicio de una cruel derrota para los atléticos, no llamó a fantasmas del pasado. En las filas colchoneras se tomó como un lance del juego, una mala jugada del destino, sin más. Otra vez la presencia de Simeone fue decisiva para normalizar y dar naturalidad a una derrota que, por más dolorosa que fue, no podía esconder el enorme éxito de haber jugado una final de Copa de Europa por segunda vez en su historia y haber perdido ante el diez veces campeón de la competición. Simeone, que posiblemente dirigió su peor partido al Atlético en Lisboa, tenía clara su hoja de ruta.

5- La victoria en la Supercopa de España 2014. Después de perder en la final de la Champions en Lisboa el Atlético pudo tomarse la revancha al principio de la temporada siguiente. Conseguir ganar al Real Madrid en la final de la Supercopa de España fue una victoria clave para apuntalar el dominio y volver a demostrar que pese a no ganar la final de la Copa de Europa, el Atlético realmente mandaba en la capital de España. Haber perdido el primer título en juego tras la final de Lisboa hubiera sido muy duro para la afición y hubiese puesto en problemas a Simeone a la hora de inculcar su filosofía a los jugadores recién llegados.

6- La buena gestión económica y deportiva. Los dueños del Atlético han puesto los mimbres solicitados por Simeone. Después de años de mala gestión económica y deportiva, de falta de criterio y de proyecto deportivo, Miguel Angel Gil apostó por Simeone. Es cierto que no estaba convencido del todo y que el presidente Enrique Cerezo apostaba en ese momento por otro candidato, pero tanto el consejero delegado como el presidente han dejado trabajar al entrenador argentino y han ido poniendo los mimbres que les iba solicitando. Simeone siempre ha tenido claro el objetivo marcado por el club: ser tercero en la Liga durante cinco temporadas, sin importar en absoluto la Copa del Rey ni la Champions, salvo pasar la fase de grupos. Pero además de cumplir ese objetivo, el Cholo ha intentado dar una alegría a sus aficionados ganando títulos. Hasta esta temporada ha ido a por la Copa del Rey, quitando ese título al Real Madrid, por cierto, incluso cuando por ganar este título el club no había fijado primas por ganarlo ni para los jugadores ni para los técnicos por primera vez en muchos años.

7- Retener a Simeone y a jugadores clave. Los dirigentes del Atlético han hecho un gran esfuerzo económico para evitar la marcha de Simeone. Se cuentan con los dedos de una mano los equipos en el mundo, además de Madrid y Barça, que pueden pagar más dinero de ficha al entrenador argentino de lo que le paga el Atlético de Madrid. Sabiendo desde el principio el entrenador que cada año debe vender a algún jugador para ajustar el presupuesto, sus propios éxitos deportivos han provocado que ese obligatoriedad disminuya cualitativa y cuantitativamente. Y el club también ha hecho un esfuerzo para retener a jugadores franquicia como hizo con Koke, por quien recibió una oferta de 60 millones de euros del Barça. Retuvo al canterano y le subió el salario. Y Koke es otro de los pilares para el nuevo dominio del Atlético sobre el Madrid, aunque en el derbi del sábado se lesionó y su sustituto, Saúl, hizo un golazo de chilena. La llegada de Torres ha sido también un aldabonazo y un refuerzo a la filosofía del Cholo. ¿Cómo se va a querer ir los jugadores descontentos si un icono mundial y un ídolo colchonero como Torres vuelve al Atlético y asume su rol sin rechistar y sumando?

8- El menosprecio de los dirigentes del Madrid. Desde Concha Espina no se ha dado importancia a la gestación del proyecto campeón de Simeone. Cuando se fichaba a jugadores como Arda Turan se mofaban desde las oficinas del eterno rival con que habían fichado a un jugador “culón y paticorto”. No se tomó en serio al Atlético como rival hasta que ganó la Liga y, especialmente, hasta que se las hizo pasar fatal en la final de Lisboa. De repente, el vecino pobre del río le disputaba su trofeo, su preciada y dominada Copa de Europa, al Madrid y no se lo podían creer. El gol de Ramos en el minuto 93 evitó una crisis de consecuencias difíciles de calcular. Pero el ganar la Décima no supuso frenar el dominio del Atlético como se ha demostrado en los seis partidos siguientes a aquella final de Lisboa.

9- El máximo respeto a todos los rivales. Los jugadores del Atlético afrontan todos los partidos con el máximo respeto al rival. Juegan con la misma humildad y concentración ante el Eibar que ante el Real Madrid. Esa intensidad no ha decrecido en ningún momento y los futbolistas se han convencido de que hay muchas maneras de ganar, pero con la forma de juego que les propone Simeone han conseguido vencer al Madrid y ganar títulos. Hay varios caminos para lograr el triunfo, pero la forma que les pide el Cholo a sus jugadores se ha demostrado que es una fórmula y una filosofía ganadora. Partido a partido.

10- Entender, respetar y aguantar las críticas. Buscar un enemigo externo que te ataca suele ser una buena estrategia para unir al grupo. Es cierto que al Atlético se le ha atacado en las últimas semanas con dureza por parte de comunicadores que hablan en boca de dirigentes del Madrid. Y que durante este cambio de era en los enfrentamientos entre Madrid y Atlético se le ha colgado el cartel de equipo violento, obviando que cuando jugaba al borde del reglamento el Madrid de Mourinho los mismos decían que jugaba con intensidad. En algún momento ha habido ganas de entrar al trapo por parte del club rojiblanco, pero se ha dejado criticar hasta donde llega la libertad de expresión y de información, como debe ser. Y se permite trabajar a todos los medios de comunicación con relativa facilidad con el primer equipo del Atlético, algo que no ocurre en otros equipos de Madrid y de España.

El Atlético ganó el sábado pasado al Real Madrid. Hacía 15 años y ocho meses, desde mayo de 1999, que no lograba ganar a su eterno rival en Liga en el Calderón. Nunca en la historia el Madrid había estado seis partidos seguidos sin conseguir ganar al Atleti. Y es la segunda vez que el Atlético consigue ganar al Madrid en la ida y en la vuelta en Liga. Nadie daba un euro porque la vieja rivalidad volviera. Parecía imposible que después de 14 años sin poder ganar los colchoneros a los merengues, aquellos se sacudiesen el dominio blanco y mandaran en la capital de España. ¿A qué se debe este dominio del Atlético sobre el Madrid? Vamos a intentar explicar lo inexplicable, especialmente para los seguidores del Real Madrid, en 10 razones. Estos son los 10 motivos de la nueva era colchonera:

Diego Simeone