De Gea: un fichaje en el que Jorge Mendes se juega su prestigio

El portero sólo puso una condición para ponerse en manos del agente portugués, que le llevara al Madrid. Y con ese objetivo ha trabajado Mendes desde la llegada de De Gea a Manchester en 2011

Foto: De Gea ha vivido un auténtico calvario durante las últimas semanas
De Gea ha vivido un auténtico calvario durante las últimas semanas

El fichaje de David de Gea por el Real Madrid se empezó a gestar el día que le empezó a llevar Jorge Mendes como agente. Tras haber estado unos años en Bahía Internacional y pasar otro en You First Sports, el portero decidió ponerse en manos del superagente portugués. Y sólo puso una condición, que le llevará al Real Madrid. Y con ese objetivo ha trabajado Mendes desde prácticamente la llegada de De Gea a Manchester en 2011.

Después de su irregularidad en sus dos primeras campañas, De Gea se asentó como portero de uno de los mejores equipos del mundo y conquistó Old Trafford con sus paradas milagrosas. A finales de la temporada 13/14 se llegó a plantear cambiar su objetivo de volver a España y recalar en el Real Madrid. En esas estaba cuando se produjo la llegada de Van Gaal. El holandés llegó pidiendo el fichaje de Keylor Navas y bloqueó la renovación de contrato de De Gea. La relación entre el portero español y el entrenador holandés siempre fue tirante porque David supo desde el primer momento que el técnico no le quería.

¿Por qué se han prologando durante todo el verano las negociaciones para fichar a De Gea y acabar haciéndolo (probablemente) el último día de mercado? Han sido varios los motivos. Empezando por lo duro que estuvo en el verano de 2014 el Madrid con el United en las negociaciones para el traspaso de Angel di María. José Angel Sánchez se plantó y sacó lo que pidió desde un primer momento (75 millones de euros más objetivos). Por eso, el inicio de la negociación empezó con el United enrocado sin ni siquiera escuchar ofertas. 

Cuando el United se sentó a escuchar la propuesta del Madrid sorprendió a su interlocutor metiendo en la operación a Sergio Ramos. “No vendemos a De Gea”, le vinieron a decir, y queremos comprar a Ramos, expusieron en una reunión en Londres. Florentino Pérez se remitió a la cláusula de Ramos e incluso le llegó a decir que para venderle necesitaría la autorización de la Asamblea General de socios compromisarios, que si lo vendía tendría que irse él, sobre todo después de la bochornosa escenificación de la marcha de Casillas, en la que el presidente perdió prestigio a jirones. La 'operación Ramos' perjudicó y retrasó el fichaje de De Gea por el Madrid.

Jorge Mendes, durante la presentación de su libro (EFE)
Jorge Mendes, durante la presentación de su libro (EFE)

Una operación muy discutida

Con todo el terreno de la negociación embarrado apareció Van Gaal en escena con sus declaraciones, siempre polémicas y provocativas, y su decisión de no convocar a De Gea, al que tampoco le apetecía mucho jugar y quería que el culebrón no se prolongara hasta el último día de mercado. Y mientras tanto, Keylor Navas se hacía con el puesto en el Madrid y todo el Bernabéu le aplaudía en su puesta de largo esta Liga ante el Betis el pasado sábado. 

Llegados a este punto, sería una sorpresa que a lo largo de la jornada de hoy en la que se cierra el mercado de fichajes de verano David de Gea no fuera antes de las 00:00 horas jugador del Real Madrid (existe también una remota posibilidad de que el Madrid fichara a un lateral izquierdo. Si fichan a un delantero sería una gran sorpresa a tenor de lo que ha informado el club en las últimas semanas). Se dice en Inglaterra que el Madrid pagará por De Gea de 40 millones de euros. 40 millones de euros por un portero que dentro de diez meses llegaba a coste cero con la carta de libertad en el bolsillo porque acaba contrato con el United el 30 de junio de 2016. Muchos madridistas no entienden este fuerte desembolso por un futbolista que vendría gratis la próxima campaña. Además, el debate también se ha abierto porque la llegada de De Gea puede suponer la salida de Keylor Navas. Por más que David es un portero de más calidad y categoría que el costarricense, no se entiende el fuerte desembolso de dinero.

Con Jorge Mendes metido en varias de las operaciones gordas del verano como la de Otamendi al City o la de Di María al PSG, su gran objetivo este verano era sacar a De Gea del United para colocarlo en el Real Madrid. Si no lo consigue sería un lunar en su historial de intermediario que no se quiere permitir porque sería un desprestigio para su poderío. Habrá debate y el Madrid ahora mismo no le necesita. Pero Florentino y, sobre todo, José Angel Sánchez harán todo lo posible por no dejar mal a Jorge Mendes.

Mata-dor
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios