Bienvenido sea el oscurantismo de Del Bosque si al menos llega a semifinales...
  1. Deportes
  2. Mata-dor
Javier Gómez Matallanas

Mata-dor

Por

Bienvenido sea el oscurantismo de Del Bosque si al menos llega a semifinales...

El secretismo se antoja que será la tónica general durante la Eurocopa, en la que el seleccionador optará entre el doble pivote Busquets-Bruno, Cesc o sacrificar a Nolito

placeholder Foto: Casillas y De Gea, en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. (EFE)
Casillas y De Gea, en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. (EFE)

Los días antes del debut de España en la Eurocopa 2012 se especulaba con quién iba a ser el '9' titular. Todo el equipo parecía claro menos el ariete. Del Bosque había citado a tres delanteros centros, cada uno de un estilo diferente. Torres, Llorente y Negredo competían por esa plaza. Y no había ninguna pista para saber quién iba a salir de principio ante Italia. Del Bosque consiguió ‘engañar’ al rival, a los enviados especiales y, por ende, a la opinión pública, y sorprendió con Cesc Fàbregas en lo que se denominó falso '9'.

[Decálogo para (intentar) entender la lista de Del Bosque para la Eurocopa]

Para esta Eurocopa 2016 que arranca esta semana, Del Bosque ha convocado solo a dos delanteros centros, Álvaro Morata y Aritz Aduriz, en la lista por la que más críticas ha recibido desde que se hizo cargo de la Selección en julio de 2008, nada más ganar España la Eurocopa de Austria y Suiza y después de tener un preacuerdo meses antes para sustituir a Luis Aragonés. Parece que en el primer once del debut ante República Checa, España jugará con un delantero. Y Morata, si se lo permiten sus isquiotibiales, parte con ventaja respecto a Aduriz.

Del Bosque oculta sus cartas en la portería y en la zona de creación y destrucción de juego. En la meta hay síntomas que insinúan la titularidad de De Gea, aunque los que más conocen al entrenador salmantino aseguran que seguirá confiando en Casillas de principio. Y en la zona ancha no se sabe si alineará un doble pivote Busquets-Bruno, al estilo de la pareja que el pivote del Barça formó con Xabi Alonso desde Sudáfrica 2010 hasta Brasil 2014.

Si se decanta por la pareja Busquets-Bruno, podría salir del equipo Cesc Fàbregas, algo que cuesta creer porque el centrocampista del Chelsea es un fijo con Del Bosque, ya sea de interior, de volante o de falso '9'. También se podría dar que jugara Cesc en el medio con ese doble pivote e Iniesta pasase a jugar de extremo por la izquierda con Silva por la derecha. Eso supondría la suplencia de Nolito, que ha demostrado en los dos amistosos que ha disputado La Roja la semana pasada estar en un gran estado de forma, y su presencia en el once titular es un factor de ilusión.

[Casillas se empeña en que haya debate en la portería de la Selección]

Lo de debutar sin '9', como ante Italia en la Euro2012, parece descartado, pero no se puede asegurar. El seleccionador apurará hasta el mismo día del debut ante República Checa para dar a conocer el once. Nunca le ha gustado anticipar sus planes. Y ahora también ha optado por hacer muchos entrenamientos a puerta cerrada, como el de este domingo por la tarde. Y ese secretismo se antoja que será la tónica general durante la Eurocopa. No ha trascendido quién ha decidido el hermetismo. Sus motivos tendrá. Si sirve para que España llegue como mínimo a semifinales, otra cosa sería no cumplir el objetivo, bienvenido sea el oscurantismo a La Roja.

Eurocopa 2016 Eurocopa Selección Española de Fútbol Vicente del Bosque Nolito