Es noticia
Menú
Sergio Ramos, su campaña de desprestigio y los códigos de Luis Aragonés
  1. Deportes
  2. Mata-dor
Javier Gómez Matallanas

Mata-dor

Por

Sergio Ramos, su campaña de desprestigio y los códigos de Luis Aragonés

La campaña se la está haciendo el propio central del Madrid y de la Selección porque su rendimiento no está a la altura de su jerarquía. Un líder necesita autocrítica y humildad

Foto: Sergio Ramos, durante el Real Madrid-Sporting de Portugal de la Champìons. (REUTERS)
Sergio Ramos, durante el Real Madrid-Sporting de Portugal de la Champìons. (REUTERS)

Sergio Ramos citó a Luis Aragonés tras el partido ante Italia el pasado jueves en Turín. El defensa sevillano recordó una frase con la que el exseleccionador recordaba su experiencia. Aquella de “tengo el culo ‘pelao”. Al citar a Luis, Sergio seguro que recordó el rapapolvo público que le dio el Sabio de Hortaleza durante la Eurocopa de 2008. Primero lo había hablado con él en el entrenamiento y nada más concluir la sesión le dio un toque en rueda de prensa: “Hay códigos del fútbol que Sergio debe entender. Es una gran persona y un gran profesional, pero debe entender algunas cosas que por mi veteranía conozco. Hemos cambiado impresiones. No tiene nada que ver con el fútbol desarrollado ni con nada de dentro del campo, es exterior”.

Foto: Gabi fue de los mejores en el partido de Champions contra el Bayern (Sergio Pérez/Reuters) Opinión

Los periodistas, sorprendidos, insistieron a Luis y éste contestó: “Soy más claro, cuanto mejor futbolista eres, más orden tienes que tener en todos los sentidos. Sergio es un chico que es una gran persona y algunas veces hace alguna cosita que no debe fuera del campo. De eso hemos estado hablando, para que sepa que los códigos del fútbol andan por caminos en los que no debe en­trar”.

Aquella rueda de prensa dejó alucinados a todos los enviados especiales desplazados a Neustift, paradisiaco pueblo austriaco donde se concentró España para ser campeona de Europa en 2008. Uno de los periodistas desplazados se acercó a Luis y le preguntó: “Míster, ¿a qué se debe este toque en público a Sergio?”. “Primero lo he hablando con él en privado y también se lo he dicho, que debe tomar sus propias decisiones y que no le líen los que están cerca de él, que no le aconsejan bien. Ya verás cómo va a jugar en semifinales, ¡se va a salir!”. Ramos aumentó su rendimiento en la semifinal ante Rusia. Y Luis dejó de entrenarle, a él y a toda la Selección, después de la final ante Alemania del gol de Torres.

Ochos años después de aquel toque de atención da la impresión de que Sergio Ramos aún no maneja esos códigos del fútbol como le intentó enseñar Luis. Por más que se ha convertido en el capitán del Madrid y la Selección, su rendimiento de los últimos meses no está a la altura del liderazgo que se empeña en ostentar. Sergio es protagonista en su área y en el área del rival. Y sus goles decisivos e históricos igual que le han convertido en un ídolo del madridismo también le han permitido que no se hable de sus cada vez más habituales déficits de concentración que le hacen cometer fallos inexplicables para un defensa de su categoría.

El pueril argumento de que existe una campaña contra Ramos es inconsistente y no lo pueden ni argumentar los periodistas que lo sostienen (precisamente son periodistas amigos de montar las campañitas que luego ellos denuncian). La campaña se la está haciendo el propio Sergio a sí mismo porque su rendimiento no está a la altura de su jerarquía. Un buen líder necesita autocrítica y humildad y Ramos no está muy bien aconsejado en este aspecto porque sus declaraciones tras el partido ante Italia así lo demuestran: “A los que rajan les digo que disfruten ahora porque al final terminarán callados. Quizá me tengan cogida la matrícula, de esos penaltis pitan uno de cuarenta”, dijo refiriéndose a la pena máxima que cometió y supuso el empate de Italia. Y después cito al Sabio de Hortaleza: “Como diría el abuelo Luis Aragonés, yo tengo el culo ‘pelao”.

Foto: Sergio Ramos cometió un penalti ante Italia que provocó una avalancha de críticas hacia el central sevillano (EFE)

Luis Aragonés estuvo muy encima del equipo campeón del mundo en 2010. Varios jugadores de aquella Selección le llamaron tras la derrota ante Suiza para pedirle consejo. Sergio Ramos no fue uno de los que le llamó. No tuvieron una relación muy estrecha. De hecho, antes de aquella recriminación pública, habían tenido desencuentros porque Luis le reprochaba que se sumaba demasiado alegremente al ataque. Pero en la situación en la que se encuentra Ramos ahora, seguro que Luis le habría repetido lo que le dijo aquel 19 de junio de 2008. Recordemos: “Cuanto mejor futbolista eres, más orden tienes que tener en todos los sentidos. Sergio es un chico que es una gran persona y algunas veces hace alguna cosita que no debe fuera del campo (…) Que sepa que los códigos del fútbol andan por caminos en los que no debe en­trar”. Pues eso.

Sergio Ramos citó a Luis Aragonés tras el partido ante Italia el pasado jueves en Turín. El defensa sevillano recordó una frase con la que el exseleccionador recordaba su experiencia. Aquella de “tengo el culo ‘pelao”. Al citar a Luis, Sergio seguro que recordó el rapapolvo público que le dio el Sabio de Hortaleza durante la Eurocopa de 2008. Primero lo había hablado con él en el entrenamiento y nada más concluir la sesión le dio un toque en rueda de prensa: “Hay códigos del fútbol que Sergio debe entender. Es una gran persona y un gran profesional, pero debe entender algunas cosas que por mi veteranía conozco. Hemos cambiado impresiones. No tiene nada que ver con el fútbol desarrollado ni con nada de dentro del campo, es exterior”.

Luis Aragonés Sergio Ramos Eurocopa