El Madrid de Zidane, Cristiano y Ramos supera al Barça y pone en valor al Atleti

Zidane se ha convertido en el mejor entrenador del mundo en tan solo 17 meses al frente del Real Madrid. Y Cristiano Ronaldo va camino de su quinto Balón de Oro

Foto: En solo 17 meses como entrenador del Real Madrid, Zidane ha ganado dos Champions League. (AFP)
En solo 17 meses como entrenador del Real Madrid, Zidane ha ganado dos Champions League. (AFP)

El Real Madrid ganó su duodécima Copa de Europa con justicia ante la Juventus de Turín. Zinedine Zidane reaccionó en el descanso y mandó a sus jugadores a presionar después de haber sido superado en la primera mitad por el equipo de Allegri. Zizou se ha convertido en el mejor entrenador del mundo en tan solo 17 meses al frente del Madrid. Ha llevado al equipo blanco a ganar dos Champions League de forma consecutiva, algo que nadie había hecho desde que se cambió el formato de la competición en 1992.

Zidane ha conseguido ganar en la misma temporada Liga y Copa de Europa, algo que el Madrid sólo había hecho dos veces en su historia (en 1957 y 1958). Hacía 59 años que no lo conseguía, un largo periodo de tiempo que muestra la dificultad de la empresa. Gracias a su gobierno de la plantilla, el entrenador francés ha facilitado que Cristiano Ronaldo sea el claro favorito para ganar su quinto Balón de Oro. Zizou ha convencido a CR7 para que haga rotaciones y no lo juegue todo, y gracias a esa dosificación el astro portugués ha sido decisivo en la consecución de la Duodécima del Madrid con cinco goles al Bayern de Múnich en cuartos de final, tres al Atlético en semifinales y dos a la Juve en la final.

En los últimos cinco partidos de la Champions League, Cristiano Ronaldo marcó 10 goles. (Reuters)
En los últimos cinco partidos de la Champions League, Cristiano Ronaldo marcó 10 goles. (Reuters)

Todos los madridistas, jugadores y aficionados, coinciden en que esta final ha sido la más cómoda de las últimas tres ganadas. En el segundo tiempo el Madrid pasó por encima de la Juve y no hubo ningún peligro de llegar a la prórroga como en las finales de Lisboa y Milán ante el Atlético de Madrid. El conjunto colchonero también dio la cara en las semifinales de esta edición. Su actuación en esas dos finales históricas (las únicas que han enfrentado a dos equipos de la misma ciudad), su resistencia y sus opciones de ganar al equipo más laureado del mundo, comparados con la poca resistencia que opuso la Juve en la segunda mitad de la final de Cardiff, ponen en valor al Atlético de Madrid.

El Real Madrid es un mito en sí mismo. Al margen de quien lo dirija, de quien lo entrene y de las estrellas que tenga sobre el césped. En Cardiff no le hizo falta apelar a la épica. El gen ganador de su escudo y el cambio de rumbo de su entrenador en el descanso provocó un cómodo triunfo con gol de Casemiro incluido para desequilibrar, el doblete el Cristiano y el broche del tanto de Marco Asensio, un futbolista llamado a marcar una época en el Bernabéu y en la selección española.

Zidane dio una exhibición con el cambio de rumbo en el descanso. Mandó al equipo arriba después de haber sido superado por la Juve en el primer acto. Además, tiró a la banda a Isco para que empezara a buscar el uno contra uno y le dejó la banda a Marcelo con espacio. Así destrozó a la Juve porque sus centrocampistas no llegaban a las ayudas, ya que Isco rompía a tres y superaba líneas. Zidane también estuvo sobresaliente con la personalidad mostrada al alinear al malagueño. Por más que reapareciera de una lesión, no era sencillo sentar a Gareth Bale, uno de los tres futbolistas más caros del mundo, en su país. Y al entrenador francés no le tembló el pulso. Quizás el único pero es que dejara a Lucas Vázquez en la grada en lugar de a Danilo, ya que el canterano también puede jugar de lateral.

Sergio Ramos levantó el trofeo de la Champions como capitán por segunda vez en su carrera. (EFE)
Sergio Ramos levantó el trofeo de la Champions como capitán por segunda vez en su carrera. (EFE)

El Madrid montado por José Ángel Sánchez y liderado en el vestuario por Sergio Ramos camina rumbo de la perfección al doblar los dos únicos puestos que no tenía doblados: Marcos Llorente como recambio de Casemiro y Theo Hernández como suplente de Marcelo. Si encima ficha a De Gea contaría también con el mejor portero del mundo para competir con Keylor Navas. Este Madrid se ha convertido en el dominador del fútbol mundial y ha quitado el foco al Barcelona, que parecía haberle desbancado en la etapa de Guardiola. Pero con Ancelotti y Zidane, el Madrid le ha vuelto a pasar por la derechay ya tiene más Champions (6-4) que el conjunto azulgrana y le supera en blanco y negro y en color. El Madrid ganó bien su duodécima Copa de Europa. Con justicia. Sin polémica. Pasó por encima de la Juve en una segunda parte memorable. Zidane se doctoró, Sergio Ramos no tuvo que aparecer y Cristiano Ronaldo refrendó su quinto Balón de Oro.

Mata-dor
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios