Elecciones a la presidencia del Madrid: solo Ramos puede disputar el 'puesto' a Florentino

Este mes deberían tener lugar las elecciones del Real Madrid, pero las condiciones que puso Florentino Pérez hace cinco años hace imposible que se presente algún candidato

Foto: Florentino Pérez junto a Sergio Ramos. (EFE)
Florentino Pérez junto a Sergio Ramos. (EFE)

Si Sergio Ramos se hizo socio del Real Madrid cuando fichó por el club de Concha Espina, cumplirá este verano 12 años de antigüedad. En ese supuesto, aún le quedarían al Cid Campeador de Camas ocho años para poder presentarse a las elecciones a la presidencia del Real Madrid que se celebran estos días. Vamos, unos comicios que se celebrarían si hubiera más candidatos que Florentino Pérez, algo que se antoja complicado. Porque para ser presidente, además de esos 20 años de antigüedad (cambio los estatutos y aumentó de 10 a 20 años la antigüedad necesaria para que no se presentara Vicente Boluda), hacen falta casi 100 millones de aval con el patrimonio de uno y eso lo puede hacer el candidato Pérez y pocos más.

Resulta que el único que le podría disputar la presidencia a Florentino sería Ramos (aún no le da para el aval, pero con la mejora de contrato que se ha ganado el sevillano, para que le paguen como mínimo lo que gana Gareth Bale, pronto tendrá también para ello). Igual que en el Barça la opción Piqué de presidente se ve como una posibilidad, el que manda ahora en el Madrid es Sergio Ramos y si quisiera en un futuro podría presentarse para ser elegido presidente.

El cambio estatutario que perpetro Pérez en 2012 para evitar que un jeque apareciera como salvador del Madrid (al final resulta que el jeque es el propio Pérez y se ha quedado el club prácticamente en propiedad, sin oposición, sin debate, sin discrepancias) ha provocado que no haya elecciones porque nadie se presenta a disputarle la poltrona. Y la ausencia de candidatos no obedece a que el Madrid ha ganado tres Champions en los últimos cuatro años. No es cuestión de que los éxitos deportivos provoquen que nadie se postule para presidir el Madrid, porque aunque el equipo gané Copas de Europa, también puede cambiar de presidente, como sucedió cuando Florentino sustituyó a Lorenzo Sanz semanas después de que el Madrid ganara La Octava.

El Madrid, ¿de sus socios?

Salvo sorpresa mayúscula, Florentino Pérez no tendrá rival porque no se presentará ningún otro candidato y no habrá elecciones a la presidencia del Real Madrid. Teóricamente el Madrid es de sus socios, pero en la práctica no pintan nada en el gobierno del club porque tampoco pueden acceder al máximo órgano de gobierno, la asamblea de socios compromisarios, manejada por el aparato del presidente. Y todos los movimientos van encaminados para que el club dejará en algún momento de ser un club de socios para pasar a ser una sociedad anónima (han circulado documentos con los planes para hacerlo que tiene el presidente hace años).

Mientras pasan los días para la presentación de candidaturas sin que aparezca ningún socio que se apunte para disputarle la presidencia a Florentino, el presidente va diseñando la próxima temporada. Cada vez con menos margen de maniobra porque, según se apunta como seguro desde el club, volverá a dejar tirado a David de Gea. Según diversas fuentes, Zidane y los jugadores le han pedido que no le fiche para que no dispute el puesto a Keylor Navas. Y, salvo giro autoritario inesperado, parece que Pérez les va a hacer caso.

Hierro, Raúl y Casillas lo intentaron sin éxito

Eso es lo que ha conseguido Sergio Ramos. Tener el control del vestuario para que no haya fugas y manejar la situación como ningún capitán había hecho con Florentino de presidente. Hierro y Raúl lo intentaron sin éxito. Casillas tampoco lo pudo conseguir. Y los tres salieron del club porque el presidente lo buscó años. Pero Ramos es el único capitán que lo ha conseguido.

[Lea más noticias de fútbol]

Mientras tanto, Florentino puede seguir en las mismas pautas de comportamiento que lo que se ha demostrado en el Caso Púnica, en el que, según reconoció el propio Florentino, pagaba con dinero del Madrid a una empresa para que le subiera la reputación personal y presionara al entrenador para poner a este o aquel jugador. Además, en redes sociales y en los comentarios de las noticias en las webs manda a todos los trolls para que insulten al periodista crítico. Y nada más ganar la Copa de Europa se permite reprocharle a un locutor (Manu Carreño en este caso) que él no se alegra porque no es del Madrid y le da un toque porque no repitió un fuera de juego en la retransmisión de la final de Copa, dando la sensación de no saber ganar. Está por encima del bien y del mal y se siente impune y que puede durar toda la vida en el cargo. Y, si así lo decidiera, podría hacer hereditario el cargo. Alguno de sus vástagos, el que hace negocios en una oficina con vistas privilegiadas al Bernabéu, estaría preparado para ello. Igual que Sergio Ramos, que si decidiera ser presidente ganaría las elecciones. Pero no le hace falta hacerlo para mandar en el Madrid. Porque ya es el sheriff blanco.

Mata-dor

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios