Tebas pacta con Larrea su desembarco en la Federación en 2020

La idea está muy bien pensada, pero los miembros de la asamblea no van a apoyar a un Larrea sostenido por Tebas hasta entonces. Luis Rubiales es el que tiene el apoyo mayoritario

Foto: Javier Tebas preside LaLiga desde abril de 2013. (EFE)
Javier Tebas preside LaLiga desde abril de 2013. (EFE)

La lucha por la poltrona de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) es una especie de 'Juego de tronos'. Hay pactos, contrapactos, acuerdos, traiciones, deslealtades… Todo por intentar ocupar el puesto desde el que se manda en el fútbol español. Un cargo al que aspira Javier Tebas, por eso se encuentra en todas las salsas. Tebas ha dicho por activa y por pasiva, en público y en privado, que solo iba a estar dos mandatos como presidente de LaLiga. O sea que justo para el año 2020, cuando se constituiría una nueva asamblea general de la RFEF tras unas elecciones para ello, quedaría libre para presentarse a presidente de la federación. Por ello, ante la sorpresa de propios y extraños, ha pactado con Juan Luis Larrea para que el fiel amigo de Villar aguante de presidente hasta 2020.

Sin entrar en más valoraciones sobre cómo y por qué Larrea pacta con el principal enemigo de Villar y Padrón (cabría pensar que Villar está de acuerdo con el pacto), la idea está muy bien pensada. Únicamente cuenta con el hándicap de que quien debe refrendar a Larrea o elegir nuevo presidente es la asamblea general que se constituyó en las últimas elecciones, y sus miembros no van a apoyar a un Larrea sostenido por Tebas.

Juan Luis Larrea, en el centro de la imagen, preside la RFEF desde la suspensión de Ángel María Villar. (EFE)
Juan Luis Larrea, en el centro de la imagen, preside la RFEF desde la suspensión de Ángel María Villar. (EFE)

Se ha intentado sin éxito buscar a candidatos que pudieran dar credibilidad y carisma a la idea de Tebas. A los nombres ya sabidos de Raúl y Del Bosque, hay que unir el de Fernando Sanz (un exfutbolista muy bien preparado para ser gestor por su experiencia en el Málaga), pero su nítida vinculación a Tebas le hace no contar con demasiadas opciones. O el de Emilio Butragueño, planteado directamente por Esther Gascón, secretaria general de la RFEF, que se mueve lo que haga falta para garantizarse su continuidad.

Tanto Tebas como los de Villar se han puesto radicalmente en contra de la opción de Luis Rubiales, que en estos momentos cuenta con la mayoría de esa asamblea. Tebas, que ayudó a Rubiales a través de Pedro Largo a ser presidente de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), dice que no quiere al presidente del sindicato porque le montó una huelga, algo que suele ser normal que haga un sindicato a la patronal en un sistema democrático. Se dice que Larrea no quiere a Rubiales porque ha traicionado a Villar votando a favor de su inhabilitación en la comisión directiva del Consejo Superior de Deportes.

Luis Rubiales, presidente de la AFE, cuenta con el apoyo de la mayoría de la asamblea. (EFE)
Luis Rubiales, presidente de la AFE, cuenta con el apoyo de la mayoría de la asamblea. (EFE)

Para que se desarrolle la trama de este 'Juego de tronos' federativo es necesaria la dimisión de Villar. El experiodista José María García, íntimo de Villar y líder de la unidad de quemados que ha puesto la mano en el fuego por el 'villarato' y el 'villarismo', está a punto de conseguir la renuncia de Ángel María junto a Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico Español, que también tiene gran ascendencia sobre el exjugador del Athletic Club. Si, como parece, en las próximas horas Villar claudica y dimite, en unos 12 días la asamblea celebrará elecciones y habrá nuevo presidente. Si se encastilla y no dimite, a finales de noviembre se producirá el voto de censura en esa asamblea que después elegirá nuevo presidente.

En este punto aparecen los emisores de rumores para debilitar al adversario. Que si uno amañó un partido cuando era futbolista, que si el otro lo amañó como presidente o abogado de este o aquel club, que si el hijo de aquel lleva las redes sociales de la emisora en la que el locutor le defiende porque colocó a un familiar a trabajar, que si a este no le dejan pasar al vestuario de la Selección los jugadores por mirón, que si ese era la mano derecha de aquel en el sindicato y que meses después de promover con vehemencia la huelga se vendió a la patronal, que si la única investigada que sigue trabajando en la RFEF tiene pillados a todos y por eso la que supuestamente manda ahora no puede apartarla como han apartado a Villar, que si ese no tiene ningún apoyo y que es todo una campaña de 'marketing'… Rumores, unos infundados y otros demostrables, pero rumores que no influirán en los 140 miembros de la asamblea que votarán cuando se convoquen las elecciones a presidente, por más que utilicen a los periodistas para que los extiendan a la opinión pública, que no tiene ni voz ni voto en quién será el próximo presidente de la Federación.

Mata-dor

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios