Sin tremendismos: las tres cosas que más me han gustado de España

Después del primer partido de preparación de España para el Mundial de Rusia (empate a 1 ante Suiza), hay unos cuantos aspectos positivos de la Roja que se pueden destacar

Foto: Thiago, este domingo, en el Estadio de La Cerámica. (EFE)
Thiago, este domingo, en el Estadio de La Cerámica. (EFE)

El fútbol te depara siempre el giro de guion más inesperado o la situación más previsible indistintamente. La actualidad da la razón a debates que parecían maniqueos y forzados. De la lista de Lopetegui apenas se polemizó en un par de asuntos. Uno fue el suplente de Busquets, que repasando la lista surge la duda de que es el único que no tiene un especialista como él que le doble el puesto. Pues justo en el primer amistoso de los dos previos al arranque del Mundial, el de ayer ante Suiza (1-1), va una inoportuna y agresiva gastroenteritis y deja KO al mejor mediocentro de Europa que juega con la camiseta número 5 de España. Este fue uno de los puntos que más me gustaron de la Selección, unido a la intensidad cuando se pierde una pelota y a que Carvajal tiene un buen recambio con Odriozola.

Ante la ausencia de Busquets, Lopetegui eligió el mismo recambio que usó en los dos últimos partidos en los que también fue baja el centrocampista del Barça. Ante Alemania y Argentina, el pasado mes de marzo, jugó Thiago Alcántara, y ayer volvió a ser el elegido para jugar por delante de la defensa. El jugador del Bayern rinde bien en esa demarcación donde también jugó en Champions ante el Real Madrid esta temporada. Frente a Suiza, hizo un buen partido, guardando el equilibrio y la posición y también creando fútbol.

La duda de poner a Koke o Thiago

En el once titular tipo de Lopetegui (De Gea; Carvajal, Piqué, Ramos, Alba; Busquets, Koke, Iniesta; Silva, Costa e Isco), precisamente la única duda es si juega Koke o Thiago, dependiendo de si el partido es de pierna fuerte, que en esos ha puesto a Koke. De ese equipo ayer faltaba el lesionado Carvajal, y Álvaro Odriozola cuajó un buen partido en esa demarcación, más allá de su golazo de volea que supuso el 1-0.

El debate del sustituto de Búsquets fue superado ante Suiza con la buena actuación que realizó Thiago, al gran nivel que también jugó de pivote ante las mencionadas selecciones de Alemania y Argentina. No dejan de ser tres partidos amistosos, pero el de anoche ante Suiza fue un encuentro que se asemejó al de unos octavos de final de un Mundial. No en vano, la Selección española se enfrentó al 6º en 'ranking' FIFA. Ese puesto, dos por encima de España, lo fundamentan los suizos en un sistema defensivo muy trabajado al que España supo atacar bastante bien, aunque con falta de puntería.

Otro aspecto positivo de la Selección de Lopetegui fue cómo realiza la presión tras pérdida. Es una de las obsesiones del seleccionador. Los españoles van como lobos cada vez que pierden un balón para recuperar la posesión lo antes posible. En ese sentido, el ensayo ante Suiza fue bueno.

España llega preparada para afrontar el Mundial. Aún le quedan al seleccionador días para pulir detalles de sistema y otro amistoso ante Túnez el día 9 de junio en Krasnodar. Un empate ante Suiza no es un buen resultado sobre el papel, pero vista la ambición demostrada en busca de la victoria, no queda otra que ser optimistas de cara a nuestra participación en el Mundial. Siempre es bueno un tropiezo, en este caso de resultado, no de juego, antes de una gran cita, para estar todos alerta y trabajar en los ajustes y mejoras del equipo. Así hay que ver el empate ante Suiza. Sin tremendismos. España no conoce la derrota de mano de Lopetegui. Y el objetivo es que siga sin hacerlo durante toda la Copa del Mundo.

Mata-dor

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios