El plan milimétrico con Busquets... y el 'coach' para fortalecer la cabeza de España

Lopetegui ha diseñado un plan milimetrado pero Sergio, posiblemente el mejor del mundo en su puesto, es una pieza fundamental en su engranaje. Si Busquets funciona, España funciona

Foto: Busquets, este sábado ante Túnez. (EFE)
Busquets, este sábado ante Túnez. (EFE)

La Selección de Lopetegui llega al Mundial rodeada da algunas dudas por los dos últimos amistosos ante Suiza y Túnez en los que no ha exhibido el mismo nivel superlativo de los dieciocho partidos anteriores en la etapa de Julen. Es cierto que España no jugó bien ante Suiza ni ante Túnez, pero el que emita juicios sumarísimos por esos dos partidos poco sabe de fútbol porque en estos encuentros previos a las grandes citas siempre sucede lo mismo.

Cuando la España de Luis Aragonés jugó su último partido amistoso antes de la Eurocopa de Austria y Suiza, un 4 de junio de 2008 en el estadio de El Sardinero en Santander, el equipo español tuvo unas fuertes críticas porque no pasó del empate ante Estados Unidos. Luego ganó la Eurocopa con autoridad. Lo mismo le pasó a la España de Del Bosque antes del Mundial 2010, que en los amistosos previos al Mundial de Sudáfrica trasmitió dudas, especialmente por dos fallos sin más de Valdés y Casillas, y también se empezó a dudar de aquella Selección que estaba a punto de hacer historia.

El plan de Lopetegui está diseñado al milímetro. Cuenta hasta con la ayuda de un coach, Juan Carlos Álvarez Campillo, como ayuda para persuadir y entrenar mentalmente a sus jugadores. Lopetegui cuenta con una gran ascendencia sobre los jóvenes del grupo porque les ha tenido en las selecciones de las categorías inferiores de España. El lema “Tenemos que hacer que ocurra” es personal del seleccionador y preside el campo de entrenamiento y la salida del vestuario de los jugadores en la Academia del Krasnodar, donde se alojan los internacionales.

Si Busquets funciona, España va bien

Estos dos amistosos ante Suiza no han cambiado los planes del seleccionador. Advirtió que había buscado dos rivales así de duros para meter en ambiente a los futbolistas. Para optar a hacer otra gesta en una Copa del Mundo, España necesita al mejor Busquets. El medio centro del Barça es posiblemente el mejor jugador del mundo en su puesto. Una fuerte gastroenteritis le dejó KO ante Suiza y ante Túnez no se le vio jugar con su alegría y empuje habitual. Sergio es un baluarte de la Selección y si el funciona, España funciona.

En los días previos al debut también surgen los debates. Alrededor de la Selección se habla ahora del nueve. Quién deber ser el delantero titular o si se debe jugar con dos puntas. Eso sucedió antes de la Eurocopa 2012 y Del Bosque se inventó a Cesc Fábregas de falso nueve igual que recolocó a Zidane en el Madrid galáctico en el carril del 10, dejando a su izquierda autopista para Roberto Carlos. Diego Costa se presume como el delantero titular ante Portugal, pero Lopetegui puede poner en los siguientes partidos tanto a Rodrigo como a Aspas. Y también tiene preparado jugar con falso nueve como hizo ante Italia en el partido de clasificación del Bernabéu.

Porque lo que tiene Lopetegui son recursos tácticos y los tiene trabajados como demostró ante Túnez y como ha hecho en varios partidos de la fase de clasificación. Igual juega con el 4-3-3 clásico del tiqui taca de La Roja, como pone dos hombres abiertos a banda como Asensio y Lucas (por cierto, Vítolo fue vital en la clasificación y aunque haya jugado poco en el Atleti del Cholo también le podría haber llamado, como lo ha hecho con varios suplentes habituales de otros equipos) o hace una defensa de tres con dos puntas en un 3-5-2 nada improvisado porque lo ha trabajado en los entrenamientos.

Es cierto que en los amistosos España no estuvo nada brillante y su juego fue aburrido y previsible en muchas fases, pero la competición será otra cosa. Además, preocuparse por la falta de gol por estos dos partidos ante Suiza y Túnez es ser alarmista y querer enredar de forma innecesaria porque esta Selección atesora el mayor porcentaje goleador de una fase de clasificación con 3,8 goles por partido.

Mata-dor

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios