Cómo Solari evitará que le afecte la guerra fría entre Florentino Pérez y Sergio Ramos

Santiago Hernán Solari no dejará escapar esta oportunidad. Lleva toda la vida preparándose para ello y ha llegado su momento. Tiene conocimientos, imagen y verbo para triunfar en el Real Madrid

Foto: El Real Madrid ha ganado sus dos primeros partidos con Solari en el banquillo. (EFE)
El Real Madrid ha ganado sus dos primeros partidos con Solari en el banquillo. (EFE)

Santiago Hernán Solari no va a dejar pasar esta oportunidad. Lleva preparándose toda la vida para ello. Solari era entrenador antes de ser futbolista. La vocación la lleva en los genes. Por su padre y por su tío. No sabía que le llegaría tan pronto, pero apostó por ello, aguantando dos años más de los previstos en el Castilla, ya que desechó varias ofertas buenas para probar en la máxima categoría de Argentina y México. Pero prefirió quedarse en el filial madridista, soportando críticas ignorantes y necias. Aguantó y cuando le ofrecieron la posibilidad de dirigir al Madrid no dudó un segundo.

Se encuentra Solari un Madrid en crisis. Era la única manera de llegar a ese banquillo. Pero está totalmente capacitado para sacarlo adelante. Su formación y preparación es mayor que la que atesoraba Zinédine Zidane cuando le tocó sustituir a Rafa Benítez. La plantilla actual del Madrid es menos completa que de la que se hizo cargo Zizou, pero aun así el argentino cuenta con mimbres suficientes para revertir la situación.

El ruido generado en torno a Vinicius Jr no le va a descentrar. Solari sabe manejar una situación que no deja de ser paradójica, como muchas de las que rodean al Madrid. Porque, como siempre ocurre con el equipo madridista, hay gente que sueña con que Vinicius Jr. triunfe y otra que desea que el brasileño sea un bluf. Pero esta vez esa división no es solo entre madridista y antimadridistas, también ocurre entre los propios madridistas. El cachondeo del sábado con la salida y el ‘gol’ de Vinicius Jr. fue notable en todos los mentideros futbolísticos. La cosa es que en la plantilla del Madrid saben que Vinicius Jr. es un pedazo de futbolista porque entrena con ellos todos los días y han comprobado que tiene nivel para ir disputando minutos en el Madrid. Por eso, cuando Solari le ponga no lo van a considerar una imposición presidencial.

Vinicius se acercó a Solari tras el primer gol del Real Madrid ante el Valladolid. (EFE)
Vinicius se acercó a Solari tras el primer gol del Real Madrid ante el Valladolid. (EFE)

Hay otro asunto que se está cociendo en el Madrid que sí es realmente delicado, pero que tampoco debe afectar al presumible buen hacer de Solari al frente del primer equipo. Se ha iniciado una guerra fría entre el presidente Florentino Pérez y el capitán Sergio Ramos. Ya hubo un desencuentro en los últimos meses por una nueva petición de subida de sueldo por parte del futbolista andaluz que no ha trascendido por ninguna de las partes. Pero en los últimos días Ramos ha apuntado en el vestuario a Florentino como el gran culpable de la situación que vive el equipo por no haber reforzado la plantilla. Y el presidente no le va a tolerar que le señale. Curiosamente, después de ese enfrentamiento en la distancia Ramos recibió los primeros silbidos de la afición del Bernabéu el pasado sábado.

Solari va a la suya. A aprovechar la oportunidad. Sabe que es provisional y que ese adjetivo solo se le quitará con una victoria solvente ante el Viktoria Plzen en Champions el próximo miércoles. Sabe que debe lidiar con morlacos como Bale, Ramos, Isco o Casemiro, que ya se le enfadó por quitarle el otro día. Sabe que está bajo en defensas, pero que cuenta con Javi Sánchez como central de garantías para completar esa parcela tan deficitaria de efectivos.

Su buen manejo de la metodología de entrenamiento, su buena dirección de equipo, su gran conocimiento del aspecto físico (es licenciado en Educación Física), su perfecto conocimiento del club, su buena conexión con José Angel Sánchez, su impecable imagen y su magnífico verbo (más allá de los ‘estratégicos’ “cojones” de Melilla) son sus activos. Lleva tres años haciendo el máster más difícil del Real Madrid, que pasa por saber llevar a un Castilla, cuyo ascenso no es prioritario para el club pero sí es imprescindible para los aficionados y los periodistas. Un Castilla cuya alineación es un sudoku cada domingo para respetar y fomentar el patrimonio del club, y que también ha ido perdiendo potencial temporada tras temporada, pero Solari lo ha ido manejando como deberá manejar el primer equipo, con mano izquierda y sin quejas inútiles y estériles en un club como el Madrid.

Santiago Hernán Solari es entrenador del Madrid porque a Julen Lopetegui se le pusieron en contra todos los elementos, empezando por la falta de confianza del presidente. Solari está capacitado para revertir la situación del Madrid y ser el entrenador hasta final de temporada, como mínimo. Lleva toda la vida preparándose para ello. Ha llegado su momento. Y no se le va a escapar.

Mata-dor
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios