Balance de 2018 en el fútbol: de la marcha de Zidane y Cristiano a la llegada de Rubiales

El Real Madrid ganó su tercera Champions seguida, pero perdió a Zidane y Cristiano. Messi sigue siendo el mejor, aunque en Argentina duden de él. Rubiales es el nuevo mandamás del fútbol español

Foto: Tras nueve años en el Real Madrid, Cristiano Ronaldo fichó por la Juventus. (Juventus FC)
Tras nueve años en el Real Madrid, Cristiano Ronaldo fichó por la Juventus. (Juventus FC)

Se va 2018, el año en que la Selección volvió a las andadas en el Mundial de Rusia. Por tercer gran competición seguida (Mundial 2014, Eurocopa 2016 y Mundial 2018), España no estuvo a la altura de la expectativas creadas después de hacer historia. Aquellos tres triunfos consecutivos en la Eurocopa 2018, el Mundial 2010 y la Eurocopa 2012 nos hicieron sentir invencibles. Y los tres desencantos posteriores nos devolvieron a la senda de nuestra historia y nos hicieron valorar aún más esos tres campeonatos con los que España conquistó el planeta fútbol.

Se va 2018, el año en el que el Real Madrid ganó su tercera Champions consecutiva agrandando su leyenda. Ese impresionante récord jamás logrado por ningún club antes no fue tan sorprendente como la marcha de Zinédine Zidane, que decidió cerrar su ciclo unilateralmente y dejó a Florentino Pérez con una cara que nunca se le había visto, la de por primera vez no manejar la situación y no poder conseguir lo que le da la gana. El fichaje de Lopetegui no le salió como esperaba. Ni a Julen, que no pudo ni dirigir a España en el Mundial ni acabar la temporada en el Madrid. A veces el fútbol es cruel, como la vida misma.

El 31 de mayo, Zidane anunció su marcha del Real Madrid. (Reuters)
El 31 de mayo, Zidane anunció su marcha del Real Madrid. (Reuters)

Se va 2018, el año en el que Cristiano Ronaldo decidió irse del Real Madrid y de LaLiga, dejando huérfanos de gol a su equipo y al campeonato español, y sin competencia a Messi, y recuperando el glamour del 'calcio'. El portugués nunca se sintió querido por Florentino y decidió marcharse. Siempre estará en la historia del Real Madrid como su máximo goleador. Y empieza 2019 como máximo goleador de la liga italiana. Ahora nadie se pierde un partido de la Juve para ver al astro de Madeira.

Se va 2018, el año en el que el Atlético consiguió superar al Real Madrid en tres aspectos. Ganó al eterno rival en la Supercopa de Europa, en cómo despedir a un ídolo (porque la despedida de Fernando Torres fue modélica y maravillosa) y en el salario de su entrenador y de su estrella, ya que por primera vez desde que tengo uso de razón futbolística el entrenador del Atlético gana más que le entrenador del Madrid y la estrella del Atlético gana más que todas las estrellas del Madrid. Porque se lo han ganado, eso sí.

Se va 2018, el año en que Leo Messi sigue siendo un futbolista de otra galaxia, para muchos el mejor de la historia, pero que no ha conseguido quitarse de encima la sombra de Maradona porque no consiguió ganar el Mundial de Rusia. Solo le va a quedar al gran Leo la oportunidad de Qatar 2022 si decide ir con la albiceleste a jugar el primer Mundial que se va a disputar en invierno. Seguiremos disfrutando de Messi en cada partido del Barça en este 2019 que llega. No hay que perderse ni un partido del genio de Rosario.

El 1 de diciembre, España ganó el Mundial femenino sub-17. (Reuters)
El 1 de diciembre, España ganó el Mundial femenino sub-17. (Reuters)

Se va 2018, el año en del ‘Me too’, en el que el deporte femenino español sigue reivindicando la igualdad, desde nuestras campeonas de fútbol en todas las categorías hasta Lydia Valentín, Carolina Marín y todas esas heroínas que tiran del carro español igual o mejor que los hombres, como lo vienen haciendo en los últimos Juegos Olímpicos.

Se va 2018, el año en que Luis Rubiales se hizo con la presidencia de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) contra todo pronóstico y contra todos los intereses de los 'lobbies' que no le querían ahí para manejar todo a su antojo. Rubiales encara 2019 decidido a revolucionar el fútbol español y recuperar competencias para la RFEF. No le temblará el pulso a la hora de tomar decisiones. Ya lo demostró en el Mundial con el despido de Lopetegui.

Se va 2018, el año en que Javier Tebas se puso pesadísimo haciendo creer que era obligatorio jugar el Girona-Barça en Miami, pasándose por el forro la limpieza de la competición y menospreciando al fútbol y los puristas. Tebas, que cuenta con la dura oposición del Real Madrid en LaLiga, espera mantener su poder en 2019. Lo suyo sería que buscara el consenso con Rubiales. Pero es una empresa harto complicada.

El 17 de mayo, Luis Rubiales ganó las elecciones a la presidencia de la RFEF. (EFE)
El 17 de mayo, Luis Rubiales ganó las elecciones a la presidencia de la RFEF. (EFE)

Llega 2019, el año en el que el Real Madrid intentará ganar su cuarta Champions consecutiva con Santiago Hernán Solari en el banquillo y sin Cristiano Ronaldo en sus filas. Nadie da un duro por los blancos, pero nadie puede descartarlos.

Llega 2019, el año en que los Atléticos sueñan con ganar su primera Champions. La final se celebra el 1 de junio en su flamante estadio, el nuevo Metropolitano. Primero tendrá que eliminar a la Juve de Cristiano Ronaldo en octavos. El Cholo Simeone es capaz de preparar a sus hombres para hacerlo.

Llega 2019, el año en que Messi quiere ganar la Champions de nuevo. Lo dijo en el arranque de curso en su primer discurso como capitán para comenzar una temporada. La marcha de Iniesta se ha notado, como se notó la de Xavi. Este Barça ha perdido el ADN de La Masia. Pero con Messi es el mejor equipo del mundo junto al Madrid.

Mata-dor
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios