Las tribulaciones de Cristiano Ronaldo respecto a Florentino Pérez

Cristiano se ha dado cuenta del empujón que supone jugar en el Real Madrid, no entiende los premios a Modric pero no quiere señalar a Pérez como responsable sino al poder del club

Foto: Cristiano y Florentino, en una imagen de archivo. (Reuters)
Cristiano y Florentino, en una imagen de archivo. (Reuters)

Cristiano Ronaldo ha comprobado al irse del Real Madrid la enorme influencia del que fue reconocido por la FIFA como mejor equipo del siglo XX de todo el planeta fútbol. El astro portugués considera una prueba de este supuesto poder omnímodo del equipo merengue que tanto el trofeo The Best como el Balón de Oro los ganara Luka Modric. Considera a su compañero un crack mundial, pero le parece extraño que en la que no ha sido su mejor temporada le hayan dado los dos premios individuales más importantes del mundo del fútbol.

Considera Cristiano que esos premios los hubiera merecido él. Y que al ganar Modric The Best, arrastró también las votaciones para el Balón de Oro. Cree que hubiera sido merecedor de los premios porque su participación en la Champions fue decisiva con sus goles hasta cuartos, como lo fue en la edición anterior en cuartos y en semifinales. También piensa que su mundial fue bueno con el hat trick a España. Y que su arranque en Italia también es de destacar. En esas reflexiones termina estando convencido de que le habrían dado ambos premios de no haber decidido marcharse a la Juventus de Turín.

Dentro de su teoría señala el hecho de que su gol de chilena ante la Juventus de Turín en Champions no haya recibido el premio Puskas, cuando sin duda se puede considerar el mejor del año (la chilena de Bale al Liverpool también es espectacular y en una final, pero sin duda la de Cristiano a la Juve es la chilena perfecta y entraña aún más dificultad por la altura donde engancha el balón). Por eso considera que se hizo justicia en Dubai el pasado jueves al otorgar el premio Globe Soccer al mejor gol del año a la Chilena CR7 de Turín, después de la votación de los aficionados por internet.

En sus reflexiones en privado, Cristiano Ronaldo no quiere darle tanto poder a Florentino Pérez como para manejar por detrás estos premios porque supondría que también lo ha hecho cuando él los ha obtenido perteneciendo a la disciplina del Madrid. No le quiere dar tanta importancia y sí se la da a la enorme fuerza del Real Madrid en el concierto internacional sustentada en la leyenda de su historia y ser el club más ganador de la historia. Aunque no menosprecia los movimientos entre bastidores y estratégicos en todos los ámbitos del presidente de ACS.

Tampoco considera a Florentino como uno de los responsables de la gesta de ganar cuatro de la últimas cinco Champions y las tres últimas de manera consecutiva. Cree que la importancia de sus goles es inversamente proporcional a la influencia del presidente en esos logros del Real Madrid. Más bien al contrario. Considera Cristiano que se han ganado a pesar de Florentino, cuyas decisiones siempre van encaminadas a quitar importancia a las estrellas, sobre todo a él, en sus movimientos internos aunque hiciera declaraciones públicas de elogio hacia él. Eso sí, pensar que iba a prescindir de Cristiano y el Madrid no lo iba a notar fue un gran error provocado por prepotencia.

Un fichaje de Ramón Calderón

El motivo principal de su marcha del Real Madrid fue su fría relación con Florentino, que nunca le quiso por ser un fichaje de Ramón Calderón, Pedja Mijatovic y Carlos Bucero. Cristiano se encuentra en una especie de fase de duelo por su marcha en la que obvia su paso por el Madrid como hizo al recoger el Globe Soccer en Dubai cuando ni citó al equipo merengue. Cuando pasen los meses o los años, incluso, y tome distancia, verá con nitidez y quizás reconocerá que él ha ayudado a aumentar la leyenda del Real Madrid logrando la gesta de ser el máximo goleador de la historia del club superando al mito Alfredo di Stéfano, pero que el Madrid también le ha ayudado a él mantener el pulso con Messi por ser el mejor jugador del mundo.

No sentaron bien en el vestuario del Madrid las declaraciones de Cristiano en las que decía que la Juventus sí era un equipo y en la que hablaba de la humildad relacionándola con el ansia de marcar goles. Sus excompañeros le aprecian pero también quieren demostrar que pueden ganar otra Champions sin él. Han puesto todos los huevos a esa cesta. Y las declaraciones de Cristiano pican a los Ramos, Marcelo, Modric, Kross, Benzemá, Bale y compañía. Y aunque ahora parezca imposible según está el equipo que ganen otra Champions, lo es más por la ausencia de Cristiano que por la calidad de este grupo de campeones que podrían hacerlo con la mano izquierda de Solari. Es cierto que faltan los goles de Cristiano y la energía y ambición que contagiaba a todos sus compañeros, pero el Real Madrid es capaz de todo.

Cristiano Ronaldo recibió un baño de cariño y premios en la 10ª edición de los galardones Globe Soccer. Se fue muy satisfecho de Dubai a descansar unos días a las Maldivas y convencido de que ese premio a mejor jugador del año es absolutamente merecido y hace justicia a las afrentas que le hicieron en The Best y el Balón de Oro. Cristiano tiene su hoja de ruta marcada en la Juve Quiere ganar la liga italiana y la Champions (se ha encontrado el escollo del Atlético que a todos en el club Juventino preocupa mucho), pero no se marca más retos a medio plazo. Tiene dos años más de contrato y espera cumplirlo. Pero cuando decida tiene en su mesa para irse a China y firmar el contrato más alto que firmaría un futbolista en la historia. Todo gracias a su paso por el Real Madrid. Él lo sabe. Aunque ahora no le cite en sus discursos.

Mata-dor

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios