Solari continuará el año que viene en el Real Madrid (si ata en corto a los jugadores)

Solari, salvo hecatombe, es el hombre elegido por Florentino Pérez y José Ángel Sánchez para que ocupe el banquillo del Real Madrid del año que viene

Foto: Solari dando instrucciones ante el Girona. (EFE)
Solari dando instrucciones ante el Girona. (EFE)

La elección de Solari como entrenador del Real Madrid no fue una casualidad. Antes de elegir a Julen Lopetegui como sustituto de Zidane ya se barajó el nombre del entonces entrenador del Castilla junto al de Pochettino y Allegri. Pero entonces, Florentino Pérez y José Ángel Sánchez prefirieron su continuidad en el Castilla. Cuando el equipo entró en crisis de resultados los dos que deciden en el Madrid tenían muy claro quién iba a ser el sustituto de Lopetegui. Sabían que Solari, tras su mili de tres años en el filial, estaba preparado para todo lo que supone entrenar al Madrid, incluyendo la dolorosa derrota de este domingo.

La tarea de Solari se antojaba complicada. Le ha costado más ganarse el respeto del entorno madridista que de los jugadores y dirigentes. Ni el hecho de que cuando le quitaron el cartel de provisional lo hicieran firmándole un contrato hasta el año 2021 provocó que le dieran la más mínima opción de continuar después del próximo 30 de junio. Los buenos resultados y la línea ascendente del equipo arrancaron los primeros elogios de los analistas, que dudaron de su capacidad de tomar decisiones hasta que se vio que lo de prescindir de Isco no era ninguna imposición ni ningún capricho y que la suplencia de Marcelo obedecía al sentido común.

Después de la derrota ayer al mediodía (por cierto, en el Bernabéu no se debe jugar los domingos a las doce porque no se ve bien ni por la tele ni en el estadio por el sol y sombra que se genera), después de perder inesperadamente ante el Girona, volvieron a surgir las dudas en torno al entrenador y la plantilla.

[El tuit de Puigdemont tras la derrota del Real Madrid]

Es el eterno soniquete que envuelve el Madrid. “Y si le elimina el Barça en la Copa...”. “Y si le elimina el Ajax en Champions...”. “Y si le gana el Levante...”. Los agoreros son generalmente antimadridistas, pero también los hay, y bastantes, madridistas. Ven el futuro imaginando derrotas y en esas el Madrid gana cuatro de las últimas cinco Champions, tres seguidas. Es cierto que la planificación y la configuración de plantilla siguen siendo igual de deficientes que al principio de temporada. También es verdad que estos jugadores se motivan ”cuando ellos quieren” y después de sacar adelante bastante bien los choques ante Barça, Atleti y Ajax, ayer ante el Girona pareció que no quisieron y no tuvieron su día.

Pero ante el Girona quedaron señalados Asensio, por no aprovechar su oportunidad de titular, y Bale, por salir pasota y no ser ni revulsivo ni nada. Mariano volvió a demostrar que no era el recambio de Cristiano y a Marcelo, que no estuvo tan mal como en el Camp Nou, le señaló Eusebio poniéndole a Portu a percutir por su banda. El Madrid echó mucho de menos a Modric y la derrota de ayer no estaba en el guion. Pero por ella no se puede dudar de nuevo de Solari. Al contrario.

Solari continuará la próxima temporada al frente del Madrid salvo hecatombe. Y su gran objetivo es conseguir que en los partidos como el de ayer los jugadores del Madrid salgan enchufados y concentrados a por la victoria como ante el Barça, el Atleti y el Ajax. Además de conseguir mejorar la plantilla, su objetivo es que los jugadores no jueguen “cuando ellos quieren”, algo que los dirigentes saben, Florentino y José Ángel incluidos, que sucede y creen que Solari lo puede resolver. Por ello empiezan a dejar de pensar en los Joaquim Low, Allegri, Pochettino y compañía y están convencidos de que Solari es el hombre. Y derrotas como las de ayer a mediodía ante el Girona de Eusebio y Onésimo no van a cambiar su hoja de ruta.

Mata-dor
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios