La guerra en el fútbol español por cambiar de nombre a la Liga y por el nuevo balón

El CSD emplaza al presidente de LaLiga a negociar y consensuar con la RFEF la cesión de las competencias de los horarios, el nombre del campeonato y el patrocinio del balón oficial

Foto: Luis Rubiales (i) y Javier Tebas luchan por el control del fútbol español. (EFE)
Luis Rubiales (i) y Javier Tebas luchan por el control del fútbol español. (EFE)

Los partidos del patio de colegio terminan cuando el dueño del balón se tiene que ir, generalmente por indicación de sus progenitores, ante el consiguiente enfado del resto de esforzados jugadores que destrozan el calzado escolar a patada limpia. Cuando quien trae la pelota se la lleva, se acabó el partido. Hasta el día siguiente, que lo vuelve a traer para jugar tras la jornada escolar. ¿Quién es el dueño del balón en el fútbol español? La pugna entre Javier Tebas y Luis Rubiales ha llegado al punto más metafórico porque uno de los puntos de la negociación del convenio de coordinación entre la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) y LaLiga es quién explota el patrocinio del balón con el que se juega nuestro campeonato, así como el nombre (ahora se llama LaLiga Santander).

El último convenio de coordinación firmando en 2014 expiraba en 2018 y fue prorrogado una año más por Juan Luis Larrea justo antes de las elecciones a la presidencia de la RFEF, por lo que termina el próximo 30 de junio. Con la llegada de Luis Rubiales, la RFEF quiere renegociar el nuevo convenio y para ello abrió un periodo de negociaciones hace un par de meses con la Liga Nacional de Fútbol Profesional (LNFP). Pero el presidente de LNFP, ahora llamada LaLiga, mandó un escrito al Consejo Superior de Deportes (CSD) para que el máximo órgano del Gobierno de España en materia deportiva le dijera que el balón, los horarios y el nombre del campeonato eran competencia exclusiva de LaLiga. El CSD no admitió este escrito de Tebas y le dijo que tenía que negociar con Rubiales.

El CSD ha instado a la RFEF y LaLiga a que negocien y acuerden un nuevo convenio de coordinación. (EFE)
El CSD ha instado a la RFEF y LaLiga a que negocien y acuerden un nuevo convenio de coordinación. (EFE)

No es cuestión de juzgar las intenciones de Tebas al hacer ese escrito al CSD. En el punto en que se está hay que poner la lupa en si el presidente de LaLiga quiere negociar con la federación o no. Si no se sienta con Rubiales demostrará que quiere pleitear, judicializar y enfangar el asunto para llegar al 1 de julio sin el nuevo convenio de coordinación. En ese caso, los horarios, el balón y el nombre de la Liga serían competencia de la RFEF, según contempla la Ley del Deporte de 1990. En la federación confían en que el el presidente de LaLiga no lo intente impedir porfiando y litigando, como se ha producido siempre en su carrera de abogado vinculado al fútbol con los concursos de acreedores, Lopera, Piterman y compañía, y atienda la petición de diálogo y la búsqueda de consenso que pretende Rubiales desde que llegó a la presidencia de la RFEF. Ya se pasó Tebas tres meses diciendo que se iba a jugar el Girona-Barça en Miami sí o sí y finalmente no se jugó.

El pasado jueves se pronunció el CSD respecto al escrito de Tebas con una resolución que resuelve la inadmisión de la solicitud presentada por LNFP al entender que no existe conflicto de competencias entre ella y la RFEF, ya que las competencias son de la RFEF y se las cede a la LNFP. Y para ello deben reunirse las dos partes, para acordar los términos y condiciones del nuevo convenio de coordinación. Dos días antes de esta resolución, el martes pasado, la LNFP convocó una Asamblea Extraordinaria para el próximo viernes 29 de marzo y uno de los puntos del orden del día es la negociación de ese nuevo convenio.

Tebas necesita buscar un acuerdo porque si no el contrato que ha firmado por una año más con el Banco de Santander no se podría desarrollar

Seguro que Tebas se aviene a negociar y a buscar el consenso porque le ha emplazado el CSD, y así se lo van a pedir los clubes para los que trabaja. Tebas necesita buscar un acuerdo porque si no el contrato que ha firmado por un año más con el Banco de Santander no se podría desarrollar, ya que lo ha suscrito antes de saber si LaLiga podía negociar el nombre de la competición para la próxima temporada, ya que el convenio actual acaba el próximo 30 de junio. También ha firmado un acuerdo con Puma por las próxima cinco temporadas sin saber si la RFEF le cede el patrocinio del balón oficial. Seguro que llegan a un acuerdo porque hay dinero suficiente para hacerlo.

Para entendernos, Rubiales le ha venido a decir a Tebas que él es el dueño del balón, respaldado por la resolución del CSD. "Javier, el balón es mío. Si quieres jugar, te tienes que poner de acuerdo conmigo". Si no se ponen de acuerdo, Rubiales (la RFEF) se lleva el balón y LaLiga (Tebas) no puede jugar el partido porque el balón es de la federación (Rubiales).

Mata-dor

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios