El enfado por el último 'despiste' con Rodrigo en el Atlético de Madrid

Rodrigo ha podido jugar su último partido con el Atlético de Madrid, un club que apostó por él fuerte cuando fue fichado desde el Villarreal y sobre el que se había depositado fuertes esperanzas

Foto: Rodrigo rematando un balón en el Wanda Metropolitano. (Cordon)
Rodrigo rematando un balón en el Wanda Metropolitano. (Cordon)

La marcha de Griezmann apenas ha supuesto un rasguño en el orgullo de los seguidores del Atlético de Madrid. No le sentían de la familia, “no era uno de los nuestros”, comentan en los mentideros colchoneros, cuando hablan del anuncio del francés de que se va. Y rápidamente, en esas tertulias en las que analizan con preocupación hacia dónde va su equipo y sobre si Simeone será capaz de reinventarse, empiezan a hablar de Rodri (él prefiere que le llamen Rodrigo, pero todos los atléticos le llaman Rodri). “Rodri no se puede ir…”. “Pero, ¿por qué se va Rodri?”. “¿Cómo es posible que tenga una cláusula de solo 70 millones de euros?”. “Es el mejor fichaje de los últimos años”. La posible marcha de Rodri es la mayor preocupación de los Atléticos, que ya están muy mosqueados de manera preventiva por si se produce la fatal noticia para ellos.

Los atléticos no entienden por qué a Rodri se le ha puesto una cláusula de 70 millones de euros. Y desde el Atlético de Madrid lo argumentan en que es su precio de mercado, que no es un despiste. El problema para la continuidad de Rodri en el Atlético es meramente futbolístico. No es un jugador que encaje en el modelo del Cholo y, aun así, ha jugado muchísimos minutos porque el entrenador no ha obviado su enorme calidad. Pero Simeone le quiere cambiar su estilo, ideal para el fútbol de posesión y de posición que desarrolla Pep Guardiola. El Cholo quiere enseñarle a defender y que se convierta en lo que fueron Tiago y Gabi en su modelo. En esas estaba cuando los cantos de sirena del mesías del fútbol de toque han provocado las dudas del jugador sobre sí seguir en el Atleti que unidas a que para Simeone no es tan indispensable en su modelo pueden provocar su traspaso.

¿Aumento de sueldo y cláusula?

Hay que analizar la situación de Rodri. Su agente, Pablo Barquero, le tiene casi en exclusiva, es su diamante. Después de haber llevado Oliver Torres y los hermanos Hernández, Lucas y Theo, su representante quiere hacer la mejor operación para su representado. La renovación y la subida de la cláusula por parte del Atlético no están del todo descartada, pero es el escenario menos probable a día de hoy. Porque la continuidad de Rodri no es una cuestión de dinero, por más que el City, el Barça o el Bayern le pueden ofrecer más dinero, la continuidad de Rodri es una cuestión meramente futbolística.

Rodrigo persiguiendo a Messi. (EFE)
Rodrigo persiguiendo a Messi. (EFE)

Rodri es un futbolista impecable. De los pocos que juegan con la camiseta metida por dentro del pantalón durante todo el partido. Dentro de ese aspecto elegante y de niño bueno se esconde un tipo despistado, de los que vacilan en el vestuario. Esa es una de las dudas que ha ofrecido al Cholo. Según cuentan sus compañeros, sin dramatizar, ha habido varios capítulos en los que Rodri ha sido protagonista por sus distracciones. Cuando se dice que todos tienen que ir de chándal, él aparece con el indumentaria de viaje del equipo, o al revés. O si el entrenamiento es a una hora, Rodri aparece media hora más tarde y todos tienen que esperarle dispensándole una cerrada ovación de cachondeo cuando aparece. O cuando Rodri llama desde el Cerro del Espino por la mañana para decir que no hay nadie y le informan que el entrenamiento estaba fijado por la tarde. Esos sucesos -contados como anécdotas- son divertidos, pero el Cholo piensa que en los partidos los jugadores se desenvuelven como viven y que si Rodri tiene un despiste en la zona donde juega supone un contratiempo para el equipo que puede sufrir un gol.

Simeone no quiere prescindir de Rodri por sus despistes, pero es un factor más que se suma a las diferencias futbolísticas entre cómo juega Rodri y cómo le gustaría al Cholo que jugara Rodri, hacen que su salida no le haga un roto importante a la planificación de Simeone. Pero se da la circunstancia de que a los aficionados del Atlético les enfada muchísimo la posibilidad de que se vaya Rodri. Es una posibilidad que no soportan ni pensarla. Es uno de esos enfados que te van envenenando y te domina la ira, según se les ve en esas tertulias en las que empiezan a plantearse que Atlético verán la próxima temporada. Y en ese mosqueo dudan hasta de su líder y de la forma de jugar y alguno comenta: “Pues que cambie el Cholo su forma de jugar si así se queda Rodri”, repiten sabiendo de que hablan de una utopía. Porque eso es complicado que suceda. Como canta Sabina, “más raro fue aquel verano que no paró de nevar”.

Mata-dor
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios