Se busca presidente de LaLiga: sueldo de 2 millones; idiomas: castellano y catalán

Javier Tebas ha comprado todas las papeletas para ser reelegido presidente de LaLiga tras convocar elecciones cuando se garantizó que no podía haber más candidatos

Foto: Javier Tebas en un evento del Circo del Sol. (Reuters)
Javier Tebas en un evento del Circo del Sol. (Reuters)

El trabajo de presidente de LaLiga debería estar muy cotizado. Era para hacer un anuncio en la sección de ofertas de empleo de un periódico. Se busca presidente de LaLiga. Horario: flexible. Sueldo: 2 millones de euros más bonus. Idiomas: castellano y catalán (para hablar con su socio preferencial el presidente de Mediapro). Pero nadie podrá optar a este puesto porque Javier Tebas lo tiene todo atado y bien atado. Él lo negará con la misma desfachatez que aseguraba que había un informe del Ministerio del Interior para que no se jugase el Clásico del 26 de octubre y luego no existía tal informe, ni de la policía ni de nadie. Pero ya está todo cocinado y no hay ninguna opción para ningún candidato que quisiera optar a ser presidente de LaLiga. Cuando lo tuvo controlado y sabía que nadie más que él podía presentarse dimitió para convocar elecciones y lo hizo en plena gala del Balón de Oro cuando tanto se preocupa por promocionar las bondades de la Liga. Hizo un comunicado justo cuando estaban premiando al mejor futbolista del mundo con ese Balón de Oro.

Javier Tebas convocó el pasado lunes 2 de diciembre, con nocturnidad y alevosía, elecciones a la presidencia de LaLiga. Lo hizo una vez atados los avales que necesita cualquier candidato para presentarse y con la seguridad de que no se puede presentar otro candidato toda vez que cada club solo puede dar un aval y él ya cuenta con más de 32, por lo que los diez que quedarían (son 42 clubes los que forman LaLiga) no serían suficientes ya que el mínimo necesario para presentarse son 11 avales.
Lo tiene todo estudiado Tebas para incumplir su promesa pública de solo estar dos mandatos como presidente y buscar un tercero para no tener oposición. Todo atado incluso para volver a ser presidente (pretende ser reelegido para el día del Clásico, aunque igual tiene que esperar al día 19 de diciembre) y pedir un nuevo aumento de sueldo. La otra vez lo logró inventándose una oferta del Calcio, pero no existió ningún interés en contratarle por parte de la liga italiana salvo el que conchabó él con algún amigo italiano para hacer creer que existía la oferta. Ahora, el mismo día que anunció la convocatoria de elecciones y que se presentaba, se ha inventado que le quiere la Premier League y con eso llegará para que le aumenten el salario anual de más de dos millones de euros (más bonus).

Los movimientos extraños

Su intención era quedarse de CEO con el mismo sueldo y dejar en la presidencia a su mano derecha Roberto Bermúdez de Castro (como suele hacer, faltó a la verdad y negó su fichaje en junio de 2018 y lo hizo un par de meses después), pero los clubes que le apoyan no debieron tragar con otra de sus ocurrencias que no triunfan. La llegada de Bermúdez de Castro a LaLiga después de ser el secretario de Estado del Gobierno de Rajoy que aplicó el 155 en Cataluña ya resultó extraña. Como lo es la marcha de Javier Gómez, director general corporativo de LaLiga, para irse a trabajar a una empresa de representación de jugadores. Pero todo lo que rodea a Tebas es chusco.

Según ha ido empoderándose, Tebas ha dejado de tolerar las críticas y pretende que todos los periodistas escriban al dictado, amenazando e intentando el despido de los que no siguen la línea que él marca. El poder económico de LaLiga, gracias al dineral que consiguió por los derechos de televisión, provocan que su influencia haya aumentado en los medios de comunicación.

En su guerra abierta con Luis Rubiales (hizo lo imposible para que no ganara las elecciones a la presidencia de la RFEF, pero no pudo evitarlo) ha judicializado todos los conflictos y no ha querido nunca buscar el consenso y solucionar los enfrentamientos con diálogo. Ha perdido de momento todos los pleitos (los más mediáticos los partidos de los lunes, el partido de Miami), pero no cambia su estrategia de llevar a la justicia ordinaria cualquier asunto en vez de buscar el diálogo. Después de ser el abogado de Piterman y de llevar la mayoría de los Concursos de acreedores del futbo español, llegó a mandamás de LaLiga pleiteando y enfangando el terreno. Parece el jefe absoluto de los clubes profesionales, cuando no deja de ser su empleado de los equipos, pero muy bien pagado.

Su mano mece igual el montaje de un grupo de equipos de Segunda B o se inventa un nuevo e innecesario sindicato de futbolistas. No escatima recursos para intentar lograr el poder en la Federación. Consiguió apropiarse de muchas competencias por inacción de Villar y su sueño es dominar la Federación. No ha logrado hacerlo pese a intentarlo denodadamente desde las elecciones de 2004. En 2020 lo volverá a intentar pero está buscando un candidato. No le salió bien utilizando y dejando en la estacada a Jorge Pérez ni después con Juan Luis Larrea. Ahora suena Miguel Cardenal como posible candidato, pero cuesta creer que el exsecretario de Estado que sacó adelante el Real Decreto para el reparto de los derechos televisivos deje su puestazo en Mediapro para competir en las elecciones con Rubiales. Primero saldrá reelegido presidente de LaLiga en unas elecciones con un solo candidato. Luego, intentará hacerse con el poder de la Real Federación Española de Fútbol. Pero eso lo tienen mucho más difícil.

Mata-dor
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios