Desmontando el Simeone vs. Guardiola: uno no sabe atacar y el otro no sabe defender

Los dos mejores entrenadores del mundo viven un curso complicado porque les cuesta evolucionar sus modelos, el catalán para mejorar su fase defensiva y el argentino la ofensiva

Foto: Guardiola y Simeone en un Atleti-Bayern de 2016. (Reuters)
Guardiola y Simeone en un Atleti-Bayern de 2016. (Reuters)

Diego Simeone y Pep Guardiola conciben y representan dos estilos de fútbol antagónicos. Pep Guardiola y Diego Simeone preparan y presentan sus equipos de manera distinta, pero con el mismo fin. Uno, Diego, es el que mejor defiende del mundo. El otro, Pep, es el que mejor ataca. Cada uno a su manera, son considerados los mejores entrenadores del mundo y así se les reconoce con algo tangible, es decir, con su salario, al ser ambos los mejores pagados del mundo (Diego gana en ese aspecto a Pep). Quizás este lunes el bombo de la Champions -sorteo de octavos a las 12:00 horas- crucen sus caminos...

La carrera de Pep y de Diego se ha desarrollado de manera paralela. El Cholo empezó un año antes (2006) que Guardiola (2007), pero desde que arrancaron no han parado salvo el año sabático que se tomó Pep para aprender inglés y alemán en la campaña 2012-2013 y los nueve meses que descansó Simeone en 2010 entre su etapa en San Lorenzo y su salto a Europa al Catania.

Los dos han ganado muchas copas en los 13 y 12 años que llevan entrenando, respectivamente. Simeone ha logrado 9 títulos, dos en Argentina con Estudiantes y River, y siete con el Atlético de Madrid. Guardiola ha salido campeón 28 veces desde el banquillo, 14 con el Barça, 7 con el Bayern de Munich y 7 con el Manchester City. Aunque los objetivos son diferentes, ya que a Guardiola se le exige ser campeón en Barça, Bayern y City y a Simeone en el Atlético sólo se le obliga a quedar entre los cuatro primeros y pasar la fase de grupos de la Champions.

Pep y Diego no viven su mejor temporada. Mientras el catalán no consigue seguir la estela del Liverpool de Klopp en la Premier, el argentino ha bajado temporalmente del objetivo del cuarto puesto por primera vez desde que estabilizó al Atlético y le colocó entre los diez mejores equipos del mundo. Las notas se dan a final de curso y ambos pueden culminar la primavera como campeones, pero las sensaciones que ofrecen sus equipos a día de hoy requieren una reflexión.

El Atleti piensa en defender cuando ataca

A los dos les pasa lo mismo, pero al revés. Mientras Guardiola es el entrenador que mejor trabaja y plasma en el campo la fase ofensiva, Simeone es el técnico que mejor prepara y desarrolla en el césped la fase defensiva. En el fútbol actual se imponen los equipos que dominan las transiciones tanto ofensivas como defensivas. Cuando un equipo pierde el balón, el entrenador debe dar armas y dejar claro a sus jugadores qué deben hacer para recuperarlo. Y cuando el equipo recupera el balón, el míster debe explicar a sus futbolistas cómo deben montar el ataque. En esas transiciones es donde les está costando evolucionar en sus modelos tanto a Pep como a Diego. Mientras los equipos de Guardiola están pensando en atacar cuando están defendiendo, los jugadores del Cholo, influenciados por el técnico, están pensando en defender cuando están atacando.

El delantero portugués del Atlético de Madrid, Joao Felix. (EFE)
El delantero portugués del Atlético de Madrid, Joao Felix. (EFE)

Guardiola ha intentado mejorar ese déficit contratando talento defensivo. Con los fichajes de Stones, Laporte, Walker buscaba adquirir piezas para mejorar su fase defensiva, pero su innegociable filosofía de ataque provoca ver a Rodrigo en el repliegue acompañando a los centrales y superado en el ataque del rival con más efectivos sin que los media puntas Silva y De Bruyne vuelvan a ayudar.

El fichaje de Joao Félix

Simeone ha intentado mejorar su fase ofensiva también contratando futbolistas ofensivos como Gaitán, Vitolo, Lemar y, sobre todo, Joao Félix, este a golpe de talonario rompiendo el techo de fichajes de la historia del Atlético. Pero el Cholo no es capaz de dotar al equipo de los automatismos en ataque que tiene en defensa. El Atlético mantiene el número de goles encajados en las mismas cifras año a año, en cambio los guarismos goleadores se van reduciendo y esta campaña es la peor de los últimos 80 años. Las plantillas que le han ido configurando al Cholo, todos los fichajes supervisados y autorizados por él, son para jugar más al ataque y el entrenador intenta cambiar su libreto, pero da la impresión que ni quiere ni sabe jugar a otra cosa distinta a la que le ha dado el éxito.

Las filosofías de Simeone y Guardiola se pueden comparar a las de Bilardo y Menotti en el último cuarto del siglo XX. Un Cholo contra Pep es el enfrentamiento más esperado en la Champions para confrontar los avances en los sistemas del que mejor defiende y el que mejor ataca. Ya hubo un precedente en 2016 cuando el Atlético aguantó el ataque masivo del Bayern de Guardiola en el Allianz Arena de Munich y se metió en la final de Milán. La diferencia de presupuestos y de potencial era entonces clara como lo es ahora ente el Atleti y el City, pero eso nunca fue una excusa para Simeone. Y ahora menos.

Mata-dor
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios