El portazo a Haaland y Paul Pogba: el Real Madrid no piensa fichar a nadie

El Real Madrid no contempla fichar ningún galáctico para la próxima temporada. Los responsables del club de Concha Espina consideran que cuentan con una plantilla amplia y competitiva

Foto: Haaland en un partido de la Bundesliga. (EFE)
Haaland en un partido de la Bundesliga. (EFE)

El Real Madrid no contempla fichar ningún galáctico para la próxima temporada. Los responsables del club de Concha Espina consideran que cuentan con una plantilla amplia (deben salir media docena de jugadores) y competitiva y creen que no necesitan realizar ningún desembolso económico importante para reforzar al equipo, según han asegurado fuentes del club a El Confidencial.

A vuela pluma, cuando se analiza la plantilla del Real Madrid se ve que hace falta un goleador. Desde la marcha de Cristiano Ronaldo se ha quedado sin los 50 goles de media que anotaba el crack portugués, el mayor anotador de la historia del conjunto madridista. Pero eso no es lo que piensan los que deciden en el Madrid. Además de confiar en Karim Benzema, a quien han renovado su contrato, tienen depositada toda su confianza en Luka Jovic, el delantero serbio que apenas ha actuado y apenas ha marcado en su primera temporada de blanco. En Italia se ha apuntado la posibilidad de que Cristiano pueda dejar la Juventus y en el Madrid descartan categóricamente cualquier posibilidad de repescar al ganador de cinco balones de oro (uno con el Manchester United y cuatro con el Real Madrid).

La relación con Raiola

Florentino Pérez y José Ángel Sánchez no albergan ninguna duda sobre la progresión de Jovic y sobre el acierto de haber invertido 60 millones de euros en su contratación. Por ello descartan el fichaje de un nueve. Las informaciones que colocan a Erling Braut Haaland en el Madrid están dentro de los lógicos movimientos de un mercado que depende ahora de la pandemia del coranavirus. El goleador noruego ha impactado desde su llegada al Borussia Dortmund en enero y se está dejando querer, tanto él como su agente Mino Raiola, para que le compre el Madrid.

Paul Pogba, de momento sigue vistiendo de rojo. (Reuters)
Paul Pogba, de momento sigue vistiendo de rojo. (Reuters)

Nada es imposible, pero la relación de Raiola con el Madrid hace muy difícil realizar ningún negocio entre el agente italiano y el Real Madrid. Raiola, además de a Haaland, también lleva a Paul Pogba, jugador que también quiere jugar en el Madrid y que interesa a Zinedine Zidane, pero su contratación también se antoja harto complicada por su representante y porque el Madrid no quiere pagar más de 100 millones de euros por ningún jugador este verano.

Las diferencias entre los dirigentes del Madrid y Mino Raiola estriban en las comisiones que suele pedir este agente en las operaciones, algo que está fuera de la manera de actuar del Real Madrid en las contrataciones, ya que desde la etapa de Mijatovic de director deportivo, algo que continúo Florentino en su regreso en 2009, el equipo madridista no paga comisiones, salvo en operaciones muy concretas. Antes de traspasar a Haaland del Salzburgo al Dortmund, Raiola estuvo negociando con clubes españoles y la operación quedaba así: 30 millones de euros el traspaso, 8 millones de euros netos de salario para el delantero y 8 millones de euros de comisión para Raiola. Y una claúsula de rescisión de 55 millones de euros con el fin de venderle en dos temporadas.

Raiola alimenta el supuesto interés sobre Pogba y así, con el Madrid de por medio, se garantiza que entren otros clubes como la Juve que se dice que le quiere respescar. Todo esto al margen de que Zidane realmente aspire a su fichaje. Pero también quería contratar a Sadio Mané del Liverpool y el criterio de los que fichan en el Madrid (Florentino y José Angel en el capítulo de galácticos y Juni Calafat en el apartado de jóvenes) es distinto y no le trajeron a Mané.

Priorizar las ventas

El hecho de que el Real Madrid no ganara ningún título esta temporada (hay que ver si se acaba la Champions League y LaLiga Santander) no provocaría que la directiva se viera obligada a fichar para contentar a la afición. Es algo que no ha hecho en los últimos mercados y que seguirá haciendo: no fichar como medida de propaganda. Ni aunque el año que viene haya elecciones a la presidencia del Real Madrid.

Lo que si hará el Madrid este verano es vender jugadores. Y tiene de cliente potencial al Atlético, pues después de venderle a Marcos Llorente el pasado verano, esa vía se ha abierto y es sabido del interés de los colchoneros por James Rodríguez, un jugador al que le dará salida este verano el Madrid. Al igual que a Gareth Bale, toda vez que Florentino le ha dado al galés más oportunidades que al Platanito, pero ya parece que le venderá, aunque el extremo que portó con su selección de la pancarta “Galés. Golf. Madrid” se puede resistir a salir porque nadie le va a pagar el salario que cobra en el Madrid (es el que más gana de la plantilla).

El Real Madrid confía en su política de fichar a jóvenes promesas para no pagar por ellas más de 100 millones cuando ya sean realidades. Los Vinicius Jr., Rodrygo, Valverde, Odegaard, Kubo, Reinier, Jovic y algún otro fichado por Juni Calafat, hombre de confianza de Florentino y José Angel, son garantía de futuro y los llamados a sustituir a Modric, Kroos y compañía después de formarse, unos cedidos como Odegaard y Kubo, otros en el Castillla como Reinier y Rodrygo, otros disfrutando de minutos como Vinicius Jr. en el primer equipo. También sigue cediendo a jóvenes canteranos para recuperarlos para triunfar como hizo con Carvajal y ha hecho buscando lo mismo con Achraf, que ahora le quieren todos los grandes de Europa y no se sabe si regresará del Dortmund, o con Óscar Rodríguez que la está rompiendo en el Leganés.

Mata-dor
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios