Por qué el Barça se presenta como el rey del trueque en el nuevo mercado del fútbol

La dirección deportiva del Barcelona es una de las más activas en el nuevo mercado del fútbol, en el que predominarán los trueques y subir a jugadores de la cantera

Foto: Griezmann se lamenta de una oportunidad perdida en un Barcelona - Levante. (EFE)
Griezmann se lamenta de una oportunidad perdida en un Barcelona - Levante. (EFE)

La crisis del coronavirus ha cambiado la vida en general y el fútbol en particular. Ya lo vimos con los simulacros de partidos de la Bundesliga de este fin de semana. La necesidad de que arranque un sector que además de ser importante en la economía de los países, según sus dirigentes, y, sobre todo, necesario en el ánimo de la gente, ha forzado un regreso a puerta cerrada en los estadios, pero abierto al mundo por la televisión. Además de que los partidos parecen un entrenamiento con las equipaciones oficiales y con árbitros, este nuevo fútbol cambiará también en muchos aspectos, como los fichajes.

En el nuevo mercado de fichajes habrá mucho trueque, mucho intercambio de jugadores. En eso los equipos italianos son especialistas, que llevan muchas temporadas cuadrando balances y obteniendo plusvalías ficticias intercambiando futbolistas. La intención de LaLiga española es no permitir estas operaciones porque pueden inflar la tasación de los jugadores (digo que este vale 60 y te lo cambio a ti por ese que dices que vale 60) y distorsionar las cuentas, pero no tiene herramientas legales para impedirlo porque hay libertad de mercado y de empresa.

El Barcelona es el equipo español que más se está moviendo para realizar trueques y meter futbolistas en las operaciones. Antes de la crisis, en el último mercado de verano, ya ofreció a Rakitic, pero nadie le firmó por el mismo problema que ahora tampoco le quieren equipos como el Tottenham: su salario. El croata gana 9 millones netos y pocos clubes pueden pagar ahora esa ficha.

Rakitic se abraza a Messi tras un gol del argentino. (EFE)
Rakitic se abraza a Messi tras un gol del argentino. (EFE)

Griezmann no ha convencido

Ramón Planes, director deportivo del Barça, ha ofrecido al Inter a Vidal en la operación de Lautaro. Y también hay una propuesta de intercambiar a Semedo por Mattia de Siciglio, lateral derecho de la Juventus. A Semedo también le quiere la Juve, con quien el Barça negocia, y eso se ha publicado en Italia, un trueque Arthur-Pjanic. Aunque el intercambio galáctico sería el de Neymar Jr. por Antoine Griezman. Dicen los que dicen que saben de esto, que esa operación ya está sobre la mesa de Leonardo, director deportivo del Paris Saint Germain. La marcha de Griezmann a París tampoco sería ninguna sorpresa porque en Can Barça no están nada satisfechos con el campeón del mundo francés.

El Real Madrid sigue pensando en no fichar a nadie (salvo un Camavinga si se pone a tiro) y decidirá sobre el regreso de los cedidos cuando concluya la competición. La gran incógnita estriba en si recuperará a Martin Odegaard, que ha demostrado en la Real Sociedad que los que se mofaron cuando el Madrid le contrató estaban pegando al chaval una patada en el culo de su presidente, Florentino. Cuenta con más cedidos de nivel como Achraf, en el Dortmund, pero Odegaard es el que más entusiasma entre la afición. No obstante, si el Madrid fichara a alguien finalmente no tiene previsto utilizar la fórmula del intercambio. Y lo de fichar a Haaland, por más que la siga rompiendo después del parón, no se contempla aún en el club de Concha Espina.

El Atlético si se podría plantear algún trueque. Ya ha sonado el de Lemar o Thomas por Lacazzete en el Arsenal. Pero el Atlético cuenta con un problema para meter a futbolistas suyos en intercambios porque los salarios de sus figuras son muy altos y pocos clubes los pueden asumir (esos son los casos de Diego Costa o Saúl, por ejemplo). Simeone deberá demostrar de nuevo lo gran entrenador que es con una plantilla para la que no le podrán fichar todo lo que pide, como ha sucedido en los últimos años.

Haaland celebra su gol al Shalke tras el reinicio de la Bundesliga. (EFE)
Haaland celebra su gol al Shalke tras el reinicio de la Bundesliga. (EFE)

La base, fundamental

El nuevo mercado surgido del nuevo fútbol también predominará que los clubes tiren de sus canteras. Las academias, como se denominan ahora las tradicionales canteras, adquirirán mucha importancia. En otras épocas de crisis los clubes se veían obligados a tirar de futbolistas formados en las categorías inferiores. Así llegó en el Madrid de los 80 la famosa Quinta del Buitre, con la que el equipo madridista ganó cinco Ligas seguidas y mereció ganar la Copa de Europa. El Madrid siempre tuvo una gran fábrica de jugadores en la antigua Ciudad Deportiva y la sigue teniendo en la actual de Valdebebas.

También el Atlético ganó títulos en los 80 con una plantilla repleta de canteranos como Mejías, Ruiz, Clemente, Julio Prieto, Pedraza, Rubio o Marina, quienes junto a los Landaburu, Setién y Da Silva, llegaron a la final de la Recopa del 86. Y el Atletico cuenta con una de las mejores academias de Europa dirigida por Emilio Gutiérrez. El Barça también cuenta con La Masía, aunque en los últimos años, con los vaivenes institucionales del equipo catalán, ha perdido un poco el rumbo en la formación.

El nuevo fútbol ha llegado para quedarse. Con sus trueques, sus canteranos, sus gradas vacías y el absurdo de que los futbolistas no se abrazan cuando marcan goles, pero si se ponen juntos en las barreras. ¡Es lo que hay!

Mata-dor
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios