Las gradas vacías de la Liga modifican las decisiones de los despachos
  1. Deportes
  2. Mata-dor
Javier Gómez Matallanas

Mata-dor

Las gradas vacías de la Liga modifican las decisiones de los despachos

La ausencia de público cambia la toma de decisiones de los dirigentes de los equipos de Primera y Segunda división, que ahora no cuentan con la presión de su masa social

placeholder Foto: La grada de la Real Sociedad, completamente vacía, en su partido frente al Betis. (Efe)
La grada de la Real Sociedad, completamente vacía, en su partido frente al Betis. (Efe)

La ausencia de público en los estadios de fútbol de Primera y Segunda división es una de las anomalías sufridas en la convivencia y usos y costumbres deportivos, propiciadas todas por la pandemia del covid-19 que ha cambiado en los últimos meses los hábitos de la humanidad en todos los ámbitos. Además de desnaturalizar la esencia misma del espectáculo y la competición porque jugar sin los aficionados en la grada hacen del fútbol otro deporte. Estos estadios vacíos han influido en la toma de decisiones de los dirigentes de los clubes de fútbol, que habrían decidido otras medidas, o las habían adoptado en otros plazos, de contar con la presión directa de sus seguidores cada partido de locales.

Foto: Rubiales, junto a Javier Imbroda, durante el sorteo de la Supercopa. (EFE)
Javier Gómez Matallanas Opinión

La presión de la masa social aumenta en función del número de socios y seguidores de los clubes, por ello es en los equipos más grandes donde históricamente sus responsables suelen ser permeables a las presiones, peticiones, fobias y filias de los aficionados. Haciendo un repaso a lo acontecido los últimos meses podemos hacer uno de esos listados de realidad virtual que pueblan el ciberespacio, una lista que recojan varios supuestos de decisiones que se podrían haber modificado o haber tomado de otra manera o que situaciones se habrían afrontado de una forma diferente en los últimos meses en el fútbol español.

Pañolada en el Camp Nou para la marcha de Bartomeu

Josep María Batomeu tuvo que abandonar la presidencia del FC Barcelona por la presión que provocó Leo Messi al hacer público y exigir mediante un burofax su deseo de abandonar el Barça, que acabó en un conato de moción de censura que sirvió para forzar la salida del último presidente de la entidad. Si hubiera habido público en el Camp Nou, los socios culés habrían montado una o varias pañoladas de época, al estilo o mayor de la que provocó la marcha de Joan Gaspart de la presidencia. Esas protestas habrían tenido lugar nada más producirse el conflicto entre Messi y el club, que fue verbalizado posteriormente en su entrevista para Goal.com, en la que señaló directamente al presidente revelando que le había engañado.

placeholder Bartomeu, en una imagen de archivo. (Reuters)
Bartomeu, en una imagen de archivo. (Reuters)

Esas pañoladas se habrían producido también el tramo final de la pasada campaña, pero la imposibilidad de entrar aficionados a los estadios no lo hizo viable y retrasaron la marcha de Bartomeu y, por tanto, la convocatoria de nuevas elecciones, cuya celebración fijada para este enero ha sido retrasada por la incidencia de la pandemia del coronavirus. Los aficionados también habrían juzgado con sus pitos o sus palmas la actitud de Messi en los últimos meses.

Petición popular en el Bernabéu por la renovación de Sergio Ramos

En el Real Madrid también es muy importante lo que dictamine su masa social cada partido en el Santiago Bernabéu. La exigencia es máxima y el murmullo del Coliseo de La Castellana atenaza a futbolistas y aprieta a los directivos del mejor club del Siglo XX y lo que va de Siglo XXI. Aunque se venía diciendo los últimos años que los seguidores merengues estaban anestesiados y controlados, lo cierto es que en estos meses habrían dado su opinión sobre la renovación de Sergio Ramos, que está a cinco meses y once días de tener la carta de libertad del Real Madrid, si Florentino Pérez no lo remedida cerrando la negociación que lleva personalmente con el defensa andaluz y consigue que firme un nuevo contrato.

placeholder Sergio Ramos, durante un encuentro. (Reuters)
Sergio Ramos, durante un encuentro. (Reuters)

También habría habido plebiscitos cada partido a Zidane, después de cada derrota en Champions o ante el Cádiz y el Alavés de local. El Madrid juega en el estadio Alfredo Di Stéfano sin la presión de su gente y además permite que se aceleren los plazos para la reforma y construcción del Nuevo Bernabéu. El silencio de Valdbebas le dio para ganar la última Liga, sin alharacas, pero con poderío. Pero los jugadores del Madrid necesitan el murmullo y las palmas de tango de los suyos. Y sus dirigentes, también.

Respaldo estruendoso en el Metropolitano por la renovación del Líder Simeone

Si hay un equipo y un entrenador que echan en falta a su hinchada es el Atlético de Madrid. Por ir al hecho más cercano: si después de la declaración de Simeone, tras la nueva eliminación copera del Atlético ante un Segunda B, en la que dejaba en el aire su continuidad el próximo año en el banquillo, llega a jugar el equipo colchonero de local en el Metropolitano ante sus 70 mil fieles, hubiera habido un estruendoso, repetido y reiterado “¡Ole, ole, ole Cholo Simeone!” en todo el estadio que habría provocado su renovación de contrato inmediata por parte del CEO Miguel Angel Gil Marín y del presidente Enrique Cerezo, que premian la estabilidad, la eficacia y el escudo que supone tener al técnico argentino en el banquillo.

placeholder Diego Simeone, Koke y Cerezo celebran los 500 partidos del argentino como entrenador del Atlético de Madrid. (EFE)
Diego Simeone, Koke y Cerezo celebran los 500 partidos del argentino como entrenador del Atlético de Madrid. (EFE)

La ampliación y mejora de contrato se producirá seguro, pero se hubiera acelerado. Igual que el recibimiento a Luis Suárez aún estaría haciendo eco en la sierra madrileña, después de su estreno triunfal en aquella goleada ante el Granada. También los colchoneros habrían despedido emocionados y habrían deseado suerte en su aventura en solitario a Germán Burgos en verano y habrían añadido a su santoral a Marcos Llorente después de su heroicidad en Anfield. Los seguidores del Atlético habrían demostrado estos meses porque se consideran la mejor afición del mundo y se da la paradoja de que el equipo lidere con solvencia la Liga sin poder disfrutar sus incondicionales de su equipo desde las gradas del paso adelante por el Cholo.

Presión infatigable en Mestalla al dueño del Valencia

Valencia es otra plaza donde la afición tiene mucho peso. La exigencia de los seguidores valencianistas ha provocado que el equipo che compita por estar entre los cuatro mejores de España y lo consiguiera bastantes veces en su historia, especialmente a finales del siglo pasado y en la primera década del actual. La llegada del asiático Peter Lim a la propiedad y, sobre todo, el peor momento de su gestión, cuando ha dejado de invertir y se ha debilitado la plantilla a ojos vista, ha coincidido con las gradas de Mestalla vacías.

Foto: Peter Lim y su hija, durante un Valencia-Barça de 2014. (EFE)

Esa falta de presión provoca que el multimillonario dueño no atienda a la sensibilidad y los gustos del valencianismo, ponga a un presidente que menosprecia al murciélago del escudo en cada decisión y haya provocado una desazón y desasosiego entre los aficionados del Valencia que ni siquiera se pueden quejar desde su butaca en Mestalla.

Espectacular celebración del Centenario del Alavés

El Deportivo Alavés cumplió 100 años el pasado sábado. Hubiera sido una celebración espectacular con fuegos artificiales y la actuación de Mikel Izal en un Mendizorroza abarrotado cantando “Alta la frente”, el espectacular y épico himno del centenario compuesto e interpretado por el vocalista y líder de Izal, pero fue una celebración sobria por motivo de la ausencia de gente en la grada, a la que dio algo de glamour la presencia del Real Madrid como rival. El proyecto deportivo y empresarial del grupo Baskoinia-Alavés, liderado por Josean Querejeta y su hijo Haritz, que integra a los equipos de baloncesto y fútbol de Vitoria, es uno de los más interesantes de España y tiene proyección internacional con equipos de fútbol en Croacia, Japón y posible expansión a Inglaterra y Portugal en los próximos meses, entre otros proyectos. Querían montar una gran celebración de su centenario para los aficionados del Alavés y lo harán en cuanto se pueda. Josean Querejeta salvó y reflotó al Alavés, por más que desde El Correo, en su especial del Centenario, no hablen nada de la presencia y de todo lo que ha hecho los últimos diez años el mayor accionista del club para la viabilidad económica y deportiva del Deportivo Alavés.

Estos son algunos ejemplos de lo que habrían cambiado las situaciones y las tomas de decisiones con público en las gradas de los estadios de Primera y Segunda división. Además de cambiar algún resultado por la influencia de los aficionados sobre el ánimo de los jugadores propios y adversarios, habrían provocado cambios de escenarios. Igual habría habido protestas en San Mamés por el fichaje de Marcelino al recordarle que declaró que los árbitros favorecían al Athletic y se habrían perdido la oportunidad de fichar a uno de los mejores entrenadores españoles para meter exigencia en el histórico y admirable conjunto vizcaíno. No habrían vivido la brillante victoria de la mano de Marcelino en la Supercopa de España. Igual que los dirigentes del Betis contarían con más presión y exigencia de su impresionante afición. Y no habría gustado la manita del Chelsea en Champions en Nervión.

La ausencia de público también ha provocado inacción de los dirigentes en la toma de decisiones, principalmente por motivos económicos a consecuencia de la crisis del coronavirus, pero también por la ausencia de la presión del respetable que permite que se dilaten crisis deportivas, unas estructurales y otras coyunturales, como la del Real Zaragoza, Osasuna, Celta, Albacete, Rayo Vallecano o Huesca.

Joan Gaspart San Mamés Deportivo Alavés Leo Messi Pandemia Fútbol Zinédine Zidane Enrique Cerezo Sergio Ramos Florentino Pérez
El redactor recomienda