Sergio Ramos fue el que mató a Manolete
  1. Deportes
  2. Mata-dor
Javier Gómez Matallanas

Mata-dor

Por

Sergio Ramos fue el que mató a Manolete

Dudar de su compromiso con el Madrid es una barbaridad y criticar que se le ayude a batir el récord mundial de internacionalidades está dentro del estilo confrontacional español.

placeholder Foto: Sergio Ramos, tras lesionarse después del partido ante Kosovo (EFE).
Sergio Ramos, tras lesionarse después del partido ante Kosovo (EFE).

El ensañamiento que se viene produciendo con Sergio Ramos desde que se ha conocido su lesión muscular en el gemelo es propio del carácter confrontacional de los españoles, habituados a pegarnos a garrotazos y dar con esa garrota a la cúspide del ídolo que alzamos para después derribarlo. El caldo de cultivo ya venía calentito tras el partido ante Kosovo, cuando la rueda de prensa de Luis Enrique la monopolizó el hecho de que le pusiera en el minuto 86 para que sumara su partido 180 con la Selección. Como bastantes tribuletes se empeñaron en que estaba lesionado, cuando se lesionó ejercitándose tras el partido en unas progresiones de 100 metros parece que hubo hasta alegría por esa desafortunada dolencia.

Foto: El defensa de la selección española Sergio Ramos, durante el partido contra Kosovo. (EFE)

Ramos venía de una lesión que le impidió jugar con el Madrid en Balaídos. Luis Enrique le mantuvo en la concentración porque era un golpe en la tibia y llegaba para jugar alguno de los tres partidos. para que conviviera con el equipo. Lo más fácil era no haberse comido los viajes a Granada, Tifilis y Sevilla y haberse quedado en Madrid, pero en lugar de alabarse el compromiso del capitán de la Selección se le critica y se duda de todo lo que haga el seleccionador. Si le pone 45 minutos ante Grecia, que es una vergüenza que pacte con el capitán, si no juega ni un minuto en Georgia, que está claro que está lesionado, si le da un premio de unos minutos ante los kosovares, que es una limosna y un bochorno y que encima va y se lesiona luego.

En muchas de las críticas se ataca a Luis Enrique dudando de su autoridad y dando por hecho que Ramos le mangonea y hace lo que da la real gana en la Selección y que el seleccionador es un pelele, cuando la realidad no es así. Es cierto que la cuota de poder que ha adquirido Sergio tanto en el Real Madrid como en la Selección no las ha tenido ningún jugador en la historia, pero de hay a afirmar que en el Madrid se hace lo que se dice Ramos y no lo que dice Florentino es una falacia que nadie se cree y que solo está encaminada a desprestigiar al futbolista andaluz, a quien también se le está poniendo de pesetero en el proceso de renovar por el Madrid, cuando es una negociación que debió cerrarse hace año y medio.

placeholder Ramos y De Gea, durante un entrenamiento con la Selección esta semana. (EFE)
Ramos y De Gea, durante un entrenamiento con la Selección esta semana. (EFE)

En el fútbol pasan estas cosas. De repente las cosas se complican. Ejercitarse tras el partido los que menos minutos han jugado es algo habitual, lesionarse en esa acción no es tan normal, pero puede ocurrir y no hay que ser malpensados y dar por hecho que Ramos ya estaba lesionado. Es cierto que tras una operación de rodilla y estar parado pueden venirte problemas musculares, pero le habrían ocurrido igual si se queda en Valdebebas y no va concentrado con España. Ramos hablaba de mala suerte en su mensaje. La suerte a veces te favorece y a veces te perjudica. Vendrán tiempos mejores.

Ronaldo contra Ramos

Igual que en su carrera apenas había tenido lesiones, justo el año que le toca renovar y el presidente del Real Madrid le lleva al límite en la negociación tiene que parar varias veces. Nadie puede dudar del compromiso de Ramos y de que se borre como estrategia en la negociación. Ha demostrado de sobra su compromiso con el Madrid y con España como para pensar de él tal barbaridad. Y el hecho de que se le facilite llegar al récord de internacionalidades de la historia del fútbol no debería escandalizar a nadie. Cristiano Ronaldo le persigue a ocho partidos y seguro que Portugal le ayudará para que el récord lo tenga un portugués. Pero claro, Ramos es español y España es el país más fuerte del mundo porque llevamos 500 años intentando destrozarle entre los propios españoles y no lo conseguimos. ¿No será mejor que un español tenga el récord de partidos internacionales jugados de la historia del fútbol? ¡Pues claro!

P.D: Y en mitad del lío de la lesión, aparece la publicidad de Amazon a lo Laporta con la foto de su embajador Sergio Ramos con una frase en catalán que por lo visto está mal escrita. Y nada, otra vez a dale palos a Ramos. Si es que tiene la culpa de todo. Fue el que mató a Manolete.

Sergio Ramos Real Madrid Luis Enrique Florentino Pérez
El redactor recomienda