Iceta y Franco deben acabar con la guerra civil del fútbol español
  1. Deportes
  2. Mata-dor
Javier Gómez Matallanas

Mata-dor

Por

Iceta y Franco deben acabar con la guerra civil del fútbol español

El Gobierno debe intervenir para detener el conflicto permanente que se vive en el sector del balompié patrio desde la llegada de Javier Tebas

placeholder Foto: Javier Tebas tras aprobar el acuerdo con CVC. (EFE)
Javier Tebas tras aprobar el acuerdo con CVC. (EFE)

“Con este acuerdo, Messi podría haber seguido”. La afirmación la hizo Javier Tebas el jueves pasado nada más aprobar el acuerdo con el fondo de inversión CVC en la Asamblea de la Liga Nacional de Fútbol profesional. El convenio obtuvo la luz verde un día antes del inicio liguero y un día después de la presentación de Messi como jugador del PSG, por lo que estaba todo cogido con alfileres para que el mejor jugador pudiera seguir en la Liga.

placeholder El PSG ya ha presentado al argentino. (EFE)
El PSG ya ha presentado al argentino. (EFE)

La Liga tiene encomendada la gestión y comercialización de los derechos, que son de los clubes. Pero no puede explotarlos la Liga Nacional de Fútbol Profesional. Tiene que venderlos utilizando la fórmula del concurso abierto, público y competido. Así obliga el Real Decreto Ley 5/2015 para la comercialización de los derechos televisivos del fútbol profesional. Según la denuncia Del Real Madrid, que ha puesto una querella criminal a Tebas, el acuerdo con el fondo CVC incumple ese Decreto Ley.

En su comunicado, el Athletic Club de Bilbao explica por qué votó en contra del acuerdo y en esa exposición deja claro cómo una acción así no se puede hacer de manera atropellada, a 24 horas de iniciarse la competición y obligando a los clubes a firmar rápido un acuerdo que les hipoteca 50 años. Además, el Athletic explica que no le daba tiempo ni informar a la Asamblea de Socios compromisarios, su máximo órgano de gobierno. Y, sobre todo, que la elección de CVC se había hecho sin concurso, a dedo, y sin transparencia y que por más que haya informes favorables de un banco y de despachos de abogados, no es la manera de hacerlo.

El acuerdo salió adelante con solo cuatro votos en contra (Athletic, Barcelona, Oviedo y Real Madrid), que se quedan fuera del reparto de más de 2000 millones de euros. Ahora queda ver si clubes que lo han firmado se acogen a ese reparto o renuncian a ese dinero (el Atlético podría estar en ese caso). Al margen de este acuerdo que ha dividido de nuevo el fútbol español, la crispación existente en el sector es cada vez más grande.

Llegados a este punto solo queda la intervención del Gobierno, como ya hizo para promulgar aquel Real Decreto de los derechos de televisión. Miquel Iceta, como ministro de Cultura y Deporte, y José Manuel Franco, como presidente del Consejo Superior de Deportes, no pueden mantenerse de perfil y deben reconducir la situación para que impere el consenso y el diálogo entre todos los actores del fútbol.

placeholder El ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta y el presidente del Consejo Superior de Deportes, José Manuel Franco. (EFE)
El ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta y el presidente del Consejo Superior de Deportes, José Manuel Franco. (EFE)

Desde la llegada de Tebas al fútbol, todo se enfangó y se judicializó; desde los concursos hasta los pleitos por los derechos de televisión. Ahora se busca dónde está la raíz del conflicto, cuándo la gente del fútbol español se enfrentó así. Y está claro quien es el personaje que genera mal rollo permanentemente así como enfrentamientos entre todos los sectores. Iceta y Franco deben tomar decisiones para acabar con la guerra civil en el fútbol español. Y deben hacerlo con urgencia. Por el bien del fútbol español. Antes de que la Liga se siga empobreciendo día a día.

José Manuel Franco Miquel Iceta LaLiga