Xavi, Raúl y Torres y la aceleración de los procesos en Barça, Madrid y Atlético
  1. Deportes
  2. Mata-dor
Javier Gómez Matallanas

Mata-dor

Por

Xavi, Raúl y Torres y la aceleración de los procesos en Barça, Madrid y Atlético

La comparación con Pep Guardiola es irresistible en muchos aspectos. El excentrocampista deberá aprovechar su oportunidad en una mala coyuntura deportiva y económica

Foto: Xavi Hernández y Pep Guardiola charlan durante la primera temporada del actual técnico del Manchester City en el Barça. (EFE/Alberto Estévez)
Xavi Hernández y Pep Guardiola charlan durante la primera temporada del actual técnico del Manchester City en el Barça. (EFE/Alberto Estévez)

Xavi Hernández ha considerado que no podía dejar pasar otro tren para ser el entrenador del Barça de sus amores. Le ha dado igual que el convoy culé vaya sin rumbo y con serio riesgo de accidente. Ha sopesado el escenario y ha decidido que lo puede sacar adelante, a pesar de la crisis coyuntural y estructural que vive el Barça en lo económico y en lo deportivo. La comparación de Xavi con Guardiola será inevitable. Ya sucedió cuando el de Terrassa apareció en el primer equipo para quitarle las riendas del juego del equipo a Pep. Luego Xavi hizo su carrera, pulverizando récords con el Barça, con Guardiola de míster, y convirtiéndose en un grande de España al ganar todo con la Selección de Luis Aragonés y Del Bosque.

placeholder Sergio Busquets, Pep Guardiola y Xavi Hernández celebran un título. (EFE/Toni Albir)
Sergio Busquets, Pep Guardiola y Xavi Hernández celebran un título. (EFE/Toni Albir)

Esa comparación entre Xavi y Guardiola en los banquillos tiene poco sentido si se atiende a la plantilla con la que cuenta en la actualidad el Barça. Cuando Pep cogió al equipo azulgrana tenía a sus órdenes a Xavi, Iniesta y Messi, además de Eto'o y futbolistas de primer nivel mundial. Luego se inventó a Busquets y Pedrito y recuperó a Cesc y Piqué.

La comparación se sostiene en lo que se refiere a la experiencia de cada uno. Guardiola venía de entrenar al filial en Tercera y Xavi llega de ganar títulos con un equipo qatarí. Poco bagaje para recalar en el banquillo del Barça. Pero ambos anticiparon su llegada a la meta que pretendían porque se aceleraron los procesos por diferentes razones: Guardiola, para empezar a moldear una plantilla que necesitaba una remodelación y Xavi, para salir de un bache profundo de juego y resultados. En ambas situaciones se buscó al ídolo que fue de futbolista para convertirlo en ídolo también como entrenador, repitiendo el modelo de Cruyff. En los casos de Xavi y Pep con la peculiaridad de que ambos son de La Masía.

El modelo Cruyff se busca en todos sus aspectos, en el de convertirlos en leyenda como futbolistas y entrenadores, y en el sentido de que triunfen volviendo a imponer el estilo de juego que implantó el holandés en Can Barça. Algo que exige Joan Laporta y con lo que está de acuerdo Xavi Hernández, que no entiende otra manera de jugar que el fútbol de posición y de posesión.

placeholder Joan Laporta abraza a Xavi durante su presentación como nuevo técnico azulgrana. (Reuters/Albert Gea)
Joan Laporta abraza a Xavi durante su presentación como nuevo técnico azulgrana. (Reuters/Albert Gea)

Los resultados marcarán el devenir de Xavi en el banquillo del Barça. Se puede considerar que se han acelerado los procesos para que llegue a ser entrenador del FC Barcelona. Pero igual que Simeone estaba llamado a ser el entrenador del Atlético de Madrid y llegó hace una década para cambiar la historia del equipo colchonero, Xavi estaba llamado a entrenar al Barça al margen de la mala coyuntura actual. Lo mismo sucedió con Zidane en el Real Madrid. Y debería pasar también con Raúl González Blanco.

Xavi Hernández merece la oportunidad de entrenar al Barça, igual que Raúl está llamado a entrenar al Real Madrid y Fernando Torres al Atlético de Madrid. Luego, se aceleren o no los procesos que eso depende de cada club, deben aprovechar esa oportunidad como lo hicieron Guardiola, Zidane y Simeone.

Xavi Hernández Pep Guardiola