Es noticia
Menú
La FIFA levanta sospechas de voto cautivo
  1. Deportes
  2. Mata-dor
Javier Gómez Matallanas

Mata-dor

Por

La FIFA levanta sospechas de voto cautivo

El caso de dos entrenadores españoles que llevan cinco años esperando que les pague la Federación de Fútbol de Guinea Ecuatorial provoca dudas sobre supuesto trato de favor

Foto: El presidente de la FIFA, Gianni Infanino. (EFE/Miguel Lemus)
El presidente de la FIFA, Gianni Infanino. (EFE/Miguel Lemus)

El caso de dos entrenadores que llevan cinco años esperando a que la Federación de Fútbol de Guinea Ecuatorial (FEGUIFUT) les pague por los servicios prestados provoca la sospecha sobre el manejo de FIFA de los plazos para favorecer a las federaciones miembros en estos casos. Los técnicos Esteban Becker y Miguel Ángel Pozanco trabajaban en la selección masculina y femenina de Guinea Ecuatorial y fueron despedidos en junio de 2017 de forma improcedente. En agosto de 2017, denunciaron a la federación ecuatoguineana ante la FIFA por impago y, después de darles la razón en todas las instancias, siguen sin cobrar. Analizando su caso, surgen serias dudas de que la FIFA tenga trato de favor con las federaciones, ayudándolas en conflictos como el de estos dos técnicos, para garantizarse su voto cautivo.

Becker y Pozanco han instado a la FEGUIFUT a que les paguen, con insistencia y por los cauces legales, y les han dado la razón en todas sus reclamaciones. La última resolución a su favor fue la pasada semana. El titular era 'La FIFA expulsa a Guinea Ecuatorial del Mundial de 2026 por deudas con técnicos'. Pero la letra pequeña decía que dicha sentencia quedará sin efecto si la FEGUIFUT abona la deuda, de más de dos millones de euros, antes del sorteo de los clasificatorios, en julio de 2023. De no hacerlo, Guinea Ecuatorial se quedará sin jugar la cita mundialista de 2026. Eso ya había pasado con el Mundial 2022 y la FEGUIFUT ni se quedó fuera de la fase de clasificación ni les pagó.

Foto: El delantero francés celebra un gol, esta temporada. (EFE/Christophe Petit) Opinión

Consultada la FIFA por el caso de estos dos técnicos, un portavoz contesta lo siguiente: "La Comisión Disciplinaria de la FIFA ha decidido expulsar a la Federación Ecuatoguineana de Fútbol (FEGUIFUT) de la fase de clasificación para la Copa Mundial de la FIFA 2026 como consecuencia de las infracciones del artículo 15 del Código Disciplinario de la FIFA relacionadas con el impago por parte de FEGUIFUT de diversas cantidades adeudadas a los correspondientes acreedores. La FEGUIFUT podría ser reintegrada si finalmente paga todas las cantidades adeudadas a todos los acreedores". La respuesta no explica que esta decisión dilata aún más el pago de la deuda.

Hagamos una cronología del caso. Después de su primera denuncia en 2017, dos años después, en enero de 2019, la Comisión del Estatuto del Jugador de la FIFA les dio la razón y FEGUIFUT recurrió al Tribunal Arbitral del Deporte (TAS). En noviembre de 2020, el TAS volvió a dar la razón a los dos entrenadores, pero la federación de Guinea Ecuatorial siguió sin pagar. Por ello, en diciembre de 2020 Becker y Pozanco denunciaron su caso a la Comisión de Disciplina de la FIFA, que es el órgano encargado de garantizar la ejecución de las decisiones de FIFA y los laudos del TAS, debiendo imponer las sanciones que sean necesarias para cumplir su cometido.

La Comisión de Disciplina de FIFA les dio la razón. A Esteban Becker le tienen que pagar 19 mensualidades, más intereses, más gastos procesales y a Miguel Ángel Pozanco, 23 mensualidades, más intereses, más gastos procesales. En marzo y mayo de 2021, la Comisión de Disciplina apremió a la FEGUIFUT para que pagara la deuda y, de no hacerlo, le indicó que podía dejarla fuera del Mundial de Qatar. Este órgano de FIFA adoptó la tercera decisión sancionadora y acordó la expulsión de la fase de la clasificación al Mundial de Qatar y fijando un plazo para el pago que expiraba al día siguiente de terminar la fase de grupos del clasificatorio de la Conferencia Africana de Fútbol para el Mundial de Qatar, que estaba disputando la FEGUIFUT en ese momento y, como la selección de Guinea Ecuatorial quedó eliminada al no pasar la fase de grupos, la FEGUIFUT siguió sin pagar. La elección del plazo para el cumplimiento de la decisión de FEGUIFUT no fue fortuito porque, según han asegurado a AS, en los escritos dirigidos a FIFA se insistió hasta la saciedad en este extremo durante meses antes de la decisión de octubre, pues se sospechaba el referido trato de favor.

La actuación de la Comisión de Disciplina de la FIFA deja muchas dudas de que favorece a la FEGUIFUT dándole la oportunidad de no pagar su deuda dilatando los plazos. Algo que ha vuelto a hacer con su última resolución sobre la expulsión de la Federación de Guinea Ecuatorial del Mundial 2026, incrementando el plazo hasta julio de 2023. Son muchas las dudas que surgen entre los profesionales afectados: ¿Qué motivo puede haber para que la Comisión de Disciplina de la FIFA favorezca a la FEGUIFUT? ¿Podría ser que esta federación vote a favor de FIFA propuestas estratégicas del máximo organismo del fútbol mundial como puede ser celebrar el Mundial cada dos años, cuya votación debería tener lugar en 2022? ¿O que apoye la reelección de Infantino en 2023?

placeholder Esteban Becker, junto a Vicente del Bosque. (CC/Wikimedia Commons)
Esteban Becker, junto a Vicente del Bosque. (CC/Wikimedia Commons)

Después de cinco años esperando cobrar su dinero, Becker y Pozanco creen que "existe una voluntad manifiesta de la Comisión de Disciplina de la FIFA de favorecer a la FEGUIFUT, primero, demorando sin posible justificación la adopción de la tercera decisión de expulsión de la fase preliminar de clasificación al Mundial de Qatar desde que se solicitó, el 27 de julio de 2021, hasta el 11 de octubre de 2021, pero siendo notificada el 18 de octubre de 2021, de tal modo que el plazo de 30 días terminaba precisamente el 17 de noviembre de 2021, o sea, un día después de la ventana de partidos de selecciones de noviembre de 2021 y cuando la FEGUIFUT ya sabría si se había clasificado o no para la siguiente ronda de la fase preliminar del Mundial de Qatar de 2021", explican los técnicos. Y, ahora, con la nueva resolución, la federación ecuatoguineana puede esperar hasta junio de 2023 para pagar y, si lo hace, no se queda fuera del Mundial 2026, como dice la resolución de la FIFA.

A los profesionales implicados, a quienes les han dado la razón y les tienen que pagar sus contratos, les cuesta creer que tanta dilación no sea deliberada. Consideran que la decisión habría sido adoptada para favorecer a la FEGUIFUT y, claramente, para perjudicar a Becker y Pozanco. Para ellos, los retrasos repetidos desde diciembre de 2020 son muestra de una presunta dejación o negligencia de la Comisión de Disciplina de la FIFA, que podría estar favoreciendo a su federación miembro sin tener en cuenta los intereses de estos dos profesionales, a los que se les ha dado la razón en la Comisión del Estatuto del Jugador y en el TAS.

El caso de Becker y Pozanco no es único. Según el Informe DisCo, redactado por el Director de los Órganos Judiciales de FIFA, hay once procedimientos abiertos (página 8, imagen 4) en los que la parte denunciante es un entrenador y la parte denunciada una federación miembro de FIFA. Por tanto, existen más reclamaciones de entrenadores por impagos que se están demorando desde la Comisión de Disciplina de la FIFA, una vez que les han dado la razón en el TAS.

La actuación de la Comisión de Disciplina de la FIFA deja dudas de que favorece a la FEGUIFUT dándole la oportunidad de no pagar su deuda

Si se solicita a la FIFA información sobre estos once casos del Informe DisCo, para ver si están la misma situación de impago que el caso de Becker y Pozanco, un portavoz de FIFA contesta lo siguiente: "Como se refiere a procedimientos abiertos, la FIFA no está en posición de comentar. Cualquier información que quieran comunicar los órganos judiciales independientes de la FIFA se hará de acuerdo con sus propias indicaciones. En general, las decisiones completas de los órganos judiciales de la FIFA se publican en legal.fifa.com". Pero resulta que estos casos no están cerrados y se dilatan en el tiempo porque desde la propia Comisión de Disciplina de FIFA se da oportunidad a las federaciones miembros denunciadas de aplazar los pagos. En el prefacio de ese Informe DisCo, hecho por el Director de los Órganos Judiciales de FIFA, se apela a la trasparencia: "Esta iniciativa continua está totalmente alineada con nuestros objetivos de mayor transparencia y los altos estándares demostrados a lo largo de los últimos años por los órganos judiciales de la FIFA". Pero al solicitar información, no la facilitan, brillando la transparencia por su ausencia.

Los profesionales y sus abogados que dominan la legislación FIFA no descartan que esta actuación de favor pueda venir motivada para que esas federaciones a las que les permiten tirarse cinco, seis o siete años sin pagar sus deudas, sigan apoyando las propuestas de Gianni Infantino, presidente de la FIFA, como votar que la Copa del Mundo de selecciones se juegue cada dos años o indicar a quién debe apoyar cada asociación miembro de FIFA como sede organizadora del Mundial 2030. Si esto fuera así, se podría hablar de que en el máximo organismo del fútbol hay voto cautivo.

El caso de dos entrenadores que llevan cinco años esperando a que la Federación de Fútbol de Guinea Ecuatorial (FEGUIFUT) les pague por los servicios prestados provoca la sospecha sobre el manejo de FIFA de los plazos para favorecer a las federaciones miembros en estos casos. Los técnicos Esteban Becker y Miguel Ángel Pozanco trabajaban en la selección masculina y femenina de Guinea Ecuatorial y fueron despedidos en junio de 2017 de forma improcedente. En agosto de 2017, denunciaron a la federación ecuatoguineana ante la FIFA por impago y, después de darles la razón en todas las instancias, siguen sin cobrar. Analizando su caso, surgen serias dudas de que la FIFA tenga trato de favor con las federaciones, ayudándolas en conflictos como el de estos dos técnicos, para garantizarse su voto cautivo.

Deudas