Marc Márquez no sólo ha sido el mejor: también lo ha demostrado
  1. Deportes
  2. Motociclismo
Juan Pedro de la Torre

Historias del paddock

Por

Marc Márquez no sólo ha sido el mejor: también lo ha demostrado

La cruz de la temporada es el equipo Movistar Yamaha. La enrarecida atmósfera del 'box' no ha creado el clima propicio para evolucionar a lo largo de 2016, cosa que sí supo hacer Honda

Foto: Marc Márquez, durante una sesión de entrenamientos en el Gran Premio de Malasia. (EFE)
Marc Márquez, durante una sesión de entrenamientos en el Gran Premio de Malasia. (EFE)

Oro / Marc Márquez

Cuando un campeonato llega a su final no cabe otra conclusión posible: el campeón es el mejor de todos los participantes. Parece de Perogrullo, pero no siempre se asume que sea así. En el Campeonato del Mundo de MotoGP 2016, la madurez de Marc Márquez le ha convertido en campeón. Su madurez y su inteligencia, porque ha sabido comprender que a veces hay que saber perder para poder ganar. Sin tenerlo muy claro a principio de temporada, Márquez ha sabido jugar sus cartas y aprovechar todas las oportunidades que ha tenido para ganar, y cuando no ha podido, ha sacado el mejor resultado a su alcance. Esto ha marcado la diferencia. Márquez no sólo ha sido el mejor: también lo ha demostrado.

Plata / Johann Zarco

El doble campeón del mundo de Moto2 se ha despedido de la categoría intermedia a lo grande, enlazando sus dos coronas de manera consecutiva, algo que hasta ahora nadie había conseguido. Le espera MotoGP, dentro de la estructura satélite de Yamaha, el equipo Tech 3. Zarco ha humanizado el campeonato con su carácter modesto y su extraordinaria personalidad, que le llevó a alzar la voz en el Gran Premio de Cataluña, tras la muerte de Luis Salom, haciendo sonrojar a los pilotos de MotoGP cuando estos se enzarzaron en una estéril disputa, echándose en cara el haber acudido o no a la reunión de pilotos. Zarco ha mostrado su gran talla dentro y fuera de la pista.

Bronce / Dorna

El Mundial de MotoGP ha afrontado en 2016 dos importantes y cruciales modificaciones: el regreso de Michelin como suministrador de neumáticos, y el uso obligatorio de una electrónica común para todos. Eran cambios de gran envergadura, y fue muy osado por parte de Dorna acometer ambos en la misma temporada. Los problemas en la primera mitad del campeonato provocaron no pocas quejas, pero el balance general realizado por los propios responsables de los equipos no deja lugar a dudas: fue una decisión acertada y audaz, y MotoGP ha salido ganando con estos cambios, que igualaron el campo de juego y propiciaron un registro histórico: nueve ganadores diferentes a lo largo de la temporada.

Hojalata / Movistar Yamaha MotoGP

El equipo Movistar Yamaha empezaba 2016 de manera impecable, con el triunfo de Jorge Lorenzo en Qatar. Pero ya entonces se revelaban problemas de índole interno que no han facilitado el trabajo a su equipo. Una mala gestión en el proceso de renovación de los contratos de Jorge Lorenzo y Valentino Rossi hizo que el español se desencantara y optara por Ducati, y Yamaha cometió la osadía de dejar escapar al que ha sido su mejor piloto desde 2010. En ese ambiente de extrema tensión no ha habido colaboración entre los pilotos de Yamaha, los errores se han multiplicado, y la enrarecida atmósfera del 'box' no ha creado el clima propicio para evolucionar a lo largo de 2016, cosa que sí supo hacer Honda.

Tres ideas para 2017

Lorenzo luchará por el título con Ducati: ¿Estará la Ducati a la altura de Jorge Lorenzo? Yo creo que nadie puede dudarlo. Que Lorenzo está en buen estado de forma pudimos verlo en la última carrera del año. Que la Ducati funciona y tiene potencial, también, con esa última gran carrera de Andrea Iannone. Lorenzo va a encontrar en la Ducati todo lo que echaba de menos en su Yamaha: potencia, aceleración y velocidad máxima. El mallorquín está muy motivado, y basta con darle la herramienta adecuada para que él haga el resto. Además, no hay que perder de vista la red tejida por Ducati en el 'box', con Casey Stoner como probador, y Christian Gabarrini, que trabajó al lado de Stoner en Ducati y Honda, como responsable técnico de Lorenzo.

El garaje de Yamaha seguirá siendo una olla a presión: Maverick Viñales es un piloto aparentemente apacible, pero también es un joven ambicioso que nunca ha dudado en dejar atrás todo cuanto tiene para seguir progresando. Lo hizo en Moto3, lo hizo en Moto2, y lo hecho en MotoGP con Suzuki. Y no se va a frenar por tener de compañero a Valentino Rossi. Maverick no se deja impresionar. Rossi tampoco ayuda a rebajar la tensión: “Hubiese preferido a alguien como Pedrosa (…). Esperaba tener un problema un poco más pequeño, con Maverick sé que será como mínimo igual”, ha dicho recientemente. La pregunta es: ¿volverá a plantear Rossi el mismo dilema a Yamaha, siete años después: o él o yo? Quizás sea por que necesita un compañero incómodo para sentirse motivado y seguir siendo competitivo.

El regreso de los 'cuatro fantásticos': Un año repleto de cambios propició un campeonato más abierto que nunca, con nueve ganadores diferentes, pero en 2017 MotoGP volverá a ser un coto cerrado, sólo accesible para los “cuatro fantásticos”: Marc Márquez, Valentino Rossi, Jorge Lorenzo y… Veremos quien es el cuarto fantástico, Dani Pedrosa o Maverick Viñales, porque Pedrosa no estuvo a la altura en 2016. Cada marca tendrá un ganador nato sobre el que apoyarse, nadie se permitirá tantos errores como los cometidos en 2016, y Suzuki, perdidas las concesiones que le permitieron avanzar el año pasado, difícilmente podrá aguantar el ritmo de Honda, Yamaha y Ducati, que son potencialmente más fuertes.

Mundial de Motociclismo Ducati Dorna Sports Honda Johann Zarco Valentino Rossi Marc Márquez Jorge Lorenzo MotoGP Yamaha