Una Liga de dos no sólo es aburrida: es peligrosa

Acabamos de conocer el calendario de la Liga de Primera y Segunda, la Liga donde habita la selección flamante campeona del mundo. El BBVA es el

Acabamos de conocer el calendario de la Liga de Primera y Segunda, la Liga donde habita la selección flamante campeona del mundo. El BBVA es el Campeonato donde reinan Real Madrid y Barcelona, los dos mastodontes del fútbol hispánico, cuya voracidad amenaza con engullir, un año más, al resto de contendientes o dejarlos como meros comparsas, mirones de un baile para dos.

Jorge Valdano, director general del Real Madrid, abrumado por los números que blancos y azulgrana presentaron en sus credenciales el pasado ejercicio, reconoció ayer que llegar a los cien puntos no era del todo bueno; que no es saludable que Real Madrid y Barça viajen en Ferrari mientras que el resto de los participantes lo hacen en tartana.

El Real Madrid es uno de los grandes de la LigaEn este verano de tiesos, los únicos que se mueven son los ricos y éstos, en un alarde de monumental cinismo, flamean sus chequeras con púdica moderación. Gracias a los traspasos de sus dos Davides de oro (Villa y Silva), el Valencia ha movido algunas fichas, aunque con el freno de mano echado y su pulso temblándole.

El presidente del Sevilla, José María Del Nido, cuya lengua de fuego quema los pantalones de más de un hipócrita, se ha puesto en el vértice del grupo de los descontentos, que son todos menos dos, los dos de siempre. El dirigente sevillista apela a la cordura, y pide a todos, incluyendo Real Madrid y Barcelona, un esfuerzo generoso para romper la gran desigualdad reinante, porque esta gallina de los huevos de oro que se llama fútbol puede terminar explotando de pura indigestión.

Porque está muy bien que Real Madrid y Barcelona se embolsen cada uno casi 150 millones de euros al año en concepto de derechos de televisión. Es decir 300 millones entre los dos, justo el cincuenta por ciento que percibe el resto de los mortales de Primera. O sea, los 18 equipos. Si no se frena en seco y rompe esta dinámica, dentro de cinco años, los dos gigantes se embolsarán el sesenta por ciento de la cuota; los 18 equipos restantes, el 40. La ruina.

El Valencia se lleva 48 millones de euros por diversos conceptos, aunque enmarcados al final en una burbuja de televisión; el Atlético de Madrid, 42; el Villarreal (por los mismos conceptos que su vecino regional), 28; el Sevilla, que ha logrado seis títulos en los últimos años, sólo 23 millones.  El Xerez Deportivo, el Valladolid o el Tenerife, los tres últimos descendidos, se llevaron cada uno 8 millones de euros de las televisiones.

El Barcelona es el otro de los grandes de la LigaOcho goles por ninguno fue el resultado global de los dos enfrentamientos entre el Real Madrid (de Florentino Pérez) y el Xerez (de quién sabe dónde). Corazón, casta, orgullo, más corazón, doble de orgullo… todo de eso empleó Mario Bermejo, el nueve xerecista, el pasado año en sus enfrentamientos contra Cristiano Ronaldo y sus amigos. Hasta que se aburrió. El sueldo anual de Bermejo supone una quincena para el afamado CR9.

En la Liga inglesa, el Manchester United se lleva de las televisiones 80 millones de libras (unos 95 millones de euros) pero el equipo que desciende de categoría se embolsa 40 millones de libras (poco menos de 50 millones de euros). Del Nido compara al Tottenham, cuarto clasificado en la Premier, con el suyo, cuarto clasificado de la Liga: “Ellos se llevan por televisión sólo un 20 por ciento menos que el primer clasificado, mientras que nuestro contrato del último año es de 23 millones, y eso que somos los cuartos”.

Me consta que “algo se está moviendo” en el seno de la LFP, porque el chiringuito no aguanta más con tanta pluma de oro. Los dos grandes comienzan a comprender que no es tan divertido un Campeonato a dos; que caminar a dúo comienza a ser peligroso, pues la gallina avisa con destriparse. Hay que competir pero también ser más equitativo en el reparto. Quizás en el próximo contrato tendrían que ganar más los que menos se llevan, quizás los dinosaurios lo mismo. Todos estarían más contentos.

No hay Estrellas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios