Mario Conde avisa que, si las decisiones judiciales le dejan, él está "delante del Betis"

La noticia salió anoche, en El Gatopardo, el programa de Jesús Quintero, el genial, viscontiano, torero, loco (por las narices) y mago de la comunicación. Mario

Foto: Mario Conde avisa que, si las decisiones judiciales le dejan, él está delante del Betis
Mario Conde avisa que, si las decisiones judiciales le dejan, él está "delante del Betis"

La noticia salió anoche, en El Gatopardo, el programa de Jesús Quintero, el genial, viscontiano, torero, loco (por las narices) y mago de la comunicación. Mario Conde, el banquero más singular de la historia, hoy empresario del aceite, vino y otras delicatessen de la tierra nuestra de Andalucía, tiene en sus manos las riendas del Real Betis. Que él, mentón patricio de los ochenta y noventa, no está detrás del hábil Luis Oliver, sino que anda delante del proyecto bético, a todo pecho.

Y se lo dijo a la cara, cruzando sus ojos Dick Turpin con los de lince del Loco, textualmente: “Yo no estoy detrás del Betis, yo estoy delante del Betis. Como sabe muy bien (le dice a Quintero), yo llegué a esta tierra (Andalucía) hace 20 años, y resulta que el encargado de allí de Los Carrizos (la finca de Conde, en la Sierra Norte sevillana), era del Betis. Y entonces aprendí lo que es ser del Betis. Al principio fue para no discutir con él. Luego me di cuenta de que eso de ser del Betis es una cosa muy seria, y con el paso del tiempo aquí, en Andalucía, entendí una cosa. Mira, nosotros tenemos cuerpo y alma, ¿no? Hay gente que se cree que cuando una sociedad la compra, y es el dueño del 51 por ciento de las acciones, ha comprado el Betis; no. Ha comprado el cuerpo del Betis, el alma del Betis es ese conjunto de personas que piensan y sienten y viven el Betis. Eso no se compra, eso no está en una sociedad anónima”.

Y no sería extraño que un gallego pudiera estar delante del Betis y conectando con el alma del Betis. ¿De donde era Benito Villamarín? Gallego. ¿De dónde soy yo? También gallego

Lo dice Mario Conde desde las tripas, que es donde suelen salir las verdades, las que no tienen trampa ni cartón y llegan directamente a las venas del ser humano callejero. Lo dice MC clavando su mirada encendida sobre las pupilas del Gatopardo. Y se mete en más hondura argumental: “Y el que manda en el Betis, en el cuerpo del Betis, es el que tiene el 51 por ciento. El que manda en el alma del Betis es el que es capaz de conectar con ella. Y no sería extraño ¿verdad? Que un gallego pudiera estar delante del Betis y conectando con el alma del Betis. ¿De donde era Benito Villamarín (personaje histórico de la institución verdiblanca), señor Quintero? Gallego. ¿De dónde soy yo? Gallego. No sería extraño. No sería extraño pero al día de hoy no es”.

Y en su jugo, metido en las castañas y rezumando conocimiento de la realidad palmaria del viejo club, Mario Conde pone otro dedo en la tecla: “Ahora dicen que lo que le pasa al Betis es que no hay dinero, ¿dinero para qué? Vamos a ver, vamos a ver. El problema del Betis no es de dinero, el problema del Betis es que hay decisiones judiciales, que yo soy abogado del Estado, no fontanero, sino abogado del Estado, he leído, y no son legales. ¿Y usted pondría su dinero en un club que está sometido a unas decisiones judiciales de este porte? ¿Lo pondría? No, ¿verdad? Pues los inversores tampoco. ¿Hay dinero para el Betis? Claro que hay dinero para el Betis, y si hace falta hay dinero. Pero mientras sigan unas resoluciones de este porte, que en mi modesta opinión de abogado del Estado no son legales, es imposible”.

Todas estas frases, sin que movamos un varal, las dijo Mario Conde en El Gatopardo, con las luces de toda Andalucía encendidas, Heliópolis expectante ante lo que viene o puede caerle encima. Un Mario Conde listo para el ruedo, una escenografía muy Berlusconi, muy de Marimé, muy lorquiana, con los béticos con los ojos como el ruedo de la Maestranza, incluyendo al muy bético Curro Romero. Veremos a ver qué pasa, porque en el otro lado de la esquina, anda galleando Rafael Gordillo, otra leyenda, que tiene de su parte la tajada principal de las acciones, la que le ha asignado la jueza Mercedes Alaya. Con Mario Conde en la arena, el Betis ha saltado por encima de los números. Lo correcto sería que ambos espadas, Gordillo y Conde, se sienten y hablen. Y, además de las acciones y el Derecho, pongan sobre la mesa los sentimientos. Los sentimientos del Betis.

*Si quiere seguir a José Manuel García en Twitter, hágalo en http://twitter.com/butacondelgarci

No hay Estrellas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios