Rakitic, el futbolista que vuelve locos al Real Madrid, Atlético, Barcelona... y Sevilla
  1. Deportes
  2. No hay Estrellas
José Manuel García

No hay Estrellas

Por

Rakitic, el futbolista que vuelve locos al Real Madrid, Atlético, Barcelona... y Sevilla

Rakitic se ha convertido en el oscuro deseo de los tres grandes: Atlético, Real Madrid y Barcelona. Y también el Sevilla que sueña con ampliar el contrato

placeholder Foto: Rakitic a su llegada a Sevilla después de ganar la Europa League (Reuters).
Rakitic a su llegada a Sevilla después de ganar la Europa League (Reuters).

Puede que Ivan Rakitic, el internacional croata que milita en las filas del Sevilla, se haya convertido en el oscuro (clarísimo) deseo de los principales clubes. Los tres grandes de España: Atlético, Real Madrid y Barcelona aspiran a su fichaje. Y también el Sevilla, que todavía sueña con ampliar el contrato de su jugador franquicia. Pero este baile nupcial tiene su historia y vamos a contarla.

Partimos de la base de que Ivan Rakitic tiene un buen sueldo en el Sevilla, pues su contrato, que finaliza en junio de 2015, indica que el futbolista cobra 4,5 millones de euros brutos por temporada. La cláusula de rescisión de su contrato actual es de 40 millones de euros. Ramón Rodríguez Verdejo, popularmente conocido por Monchi, es el director deportivo del Sevilla que le presentó este invierno una propuesta de renovación. Con el nuevo contrato, Rakitic iba a ganar 5,5 millones de euros brutos de media por temporada. Dejan Rakitic, el hermano del futbolista, que es su mánager y hombre de confianza, se embolsaría una suculenta comisión (4 millones de euros).

Según aseguran en el Sevilla, Dejan Rakitic a través del teléfono aprobó las principales líneas de la operación y quedó en viajar a la capital hispalense “en breve plazo”. En el club del viejo Nervión se encendieron las luces de fiesta hasta el punto que José Castro, el presidente de la entidad, hombre que huye de las frases grandilocuentes y con justa fama de prudente, pregonó “el acuerdo” y se congratuló de contar con “Rakitic para muchos años”.

Pero el internacional croata, en vísperas del encuentro de vuelta la Europa League frente al Maribor esloveno, desmintió a su presidente con unas palabras rotundas: "Me han educado para no estar en contra del presidente, pero las cosas no son tan fáciles como parecen. Cuando haya una decisión, lo contaré”.

Paralelamente, salían noticias que desmentían todavía más a Castro y que incluso hablaban de acuerdo cerrado entre Rakitic y el Atlético de Madrid. Rakitic, cuya elegancia en el fútbol es directamente proporcional con su capacidad de sacrificio, además de ser un líder del vestuario, encaja perfectamente en el esquema táctico del Cholo Simeone.

Dejan Rakitic, mientras, no contestaba a las llamadas de Monchi y su anunciado viaje a Sevilla se demoró en los tiempos. La propuesta de los croatas tiene mucho que ver con la cláusula de rescisión, pues proponen bajarla hasta diez millones durante el período que dure el Mundial hasta el 30 de julio. Después de la fecha doblarla cantidad hasta un máximo de 20. El Sevilla quería (o quiere) llegar a los 25 millones.

Mientras, Rakitic seguía deslumbrando y, tras el partido contra el Real Madrid con exhibición incluida del croata, Florentino Pérez no pudo ocultar que el juego de Ivan le había impresionado y se despidió de José Castro con un “nos tenemos que ver y hablar”. Ancelotti también quedó impresionado y le brillan los ojos ante la posibilidad de tener a Rakitic a sus órdenes, aunque para ello tenga que prescindir de Di María o Modric. El caso es que hace un mes se detectó la presencia de Dejan Rakitic en las oficinas del Santiago Bernabéu. En el club blanco, centrados en la final de Champions, no dicen esta boca es mía.

El Barcelona, con Luis Enrique recién aterrizado en el cargo de primer entrenador, piensa en Rakitic como la mejor solución para desenredar la madeja futbolística en que se ha convertido la mayor parte del ciclo Martino. Según un informe técnico, Rakitic es “la llave perfecta”. Con la ostensible bajada en su juego de Xavi Hernández, la incomprensible irregularidad de Cesc Fábregas, Rakitic puede ser el escalón seguro en el que pisarían Neymar, Iniesta y, por supuesto, Leo Messi. Además de fichar un “nueve” puro.

En el Sevilla, aunque sin aspavientos, nadie ha bajado la bandera en “el asunto Rakitic”. Monchi es optimista y el pasado lunes declaró: “Yo estoy convencido de que Rakitic va a continuar en el Sevilla mucho tiempo. Toda esta vorágine de partidos ha retrasado el asunto, pero la tranquilidad del club es total. Hablo con él a diario y conozco sus sensaciones. Va a renovar y si renueva no es para marcharse en una semana. Se ha hablado mucho del tema, pero si renueva es para continuar. No veo el escenario de que se marche”. En este sentido, y según anunció ayer la Cadena Cope, el director deportivo y el jugador se reunieron para intentar desbloquear el asunto. Al parecer, el Sevilla le ha subido la oferta en lo económico y el futbolista, bastante más satisfecho con esta nueva propuesta, ha quedado en reconsiderar su postura y hablar de inmediato con su hermano.

En el club blanco existe el convencimiento de que antes del Mundial todo quedará zanjado. Castro, con las arcas del club en buen nivel, no siente la necesidad perentoria de vender. Atendería la venta de otros jugadores, como el joven Alberto Moreno. Con Rakitic frena en seco y tuerce el gesto. Se ve capaz de mantener el pulso. O nada o 40 millones que es la cláusula actual. O ver cómo a partir del 1 de enero su jugador estrella firma por quien quiera. Puro póker.

Rakitic Sevilla FC Real Madrid FC Barcelona Atlético de Madrid
El redactor recomienda