Es noticia
Menú
¿Qué quieren? ¿Que pongamos el intermitente al adelantar a 300 km/h?
  1. Deportes
  2. Quemando Rueda
Andy Soucek

Quemando Rueda

Por

¿Qué quieren? ¿Que pongamos el intermitente al adelantar a 300 km/h?

La F1 ha sido, es y será un deporte de debate. Cuando se rueda al límite, las maniobras de los pilotos siempre darán que hablar, y generar polémica

Foto: Vettel se libró por escasos metros de ser 'atropellado' por Massa.
Vettel se libró por escasos metros de ser 'atropellado' por Massa.

La Fórmula 1 ha sido, es y será un deporte de debate. Cuando se rueda al límite, las maniobrasde los pilotos siempre darán que hablar, con un reglamento que también ofrecevacíos legales que alguien tendrá que interpretar. Pero, en el presente, la forma de juzgar y sancionar de los comisarios de Fórmula 1 resulta en muchas ocasiones desconcertante.

Hoy se ha llegado a un punto donde se investiga prácticamente cada maniobra y acción presumiblemente antideportiva, cuando en muchos casos se trata simplemente de lances de carrera. En el Gran Premio de Canadá hemos tenido un buen ejemplo con el polémico accidente entre Felipe Massa y Sergio Pérez.

Ambos hacen lo mismo

En un adelantamiento, un piloto se tiene que tirar 'a cuchillo', tomando decisiones en décimas de segundo. Y si el piloto que se va a adelantar te cierra o no mira por el espejo, acabas chocándote. Si la maniobra te sale bien, la gente te alabará pero si no,te tacharán de inconsciente e irresponsable. La línea es muy fina.

¿Y qué pasó entre Massa y Pérez? La impresión inicial es que el brasileño selleva puesto al mexicano. Analizando las imágenes desde diferentes ángulos,el tema ya no está tan claro, porque primero es Pérezquien se mueve ligeramente hacia la izquierda.Si vemos la cámara de a bordo de los dos pilotos y las aéreas, ambos hacen lo mismo.

¿Por qué se sanciona a Pérez?

Pérez le enseñael morropor dentro a Vettel para hacerle ver que está ahí. A la vez,también aprovecha para intentar tapar el hueco a Massa, quien ve una posibilidad de entrar también por el interior, con la mala suerte de que Pérez gira al mismo tiempo y terminan impactando a una velocidad muy alta y los dos en el hospital, afortunadamente sin consecuencias físicas.

Al final, la sanción fue para el piloto de Force India. ¿Por qué? Claramente injusta a mi juicio, porque realmente no gira hacia dentro para chocarse con Massa: lo que hace es una maniobra normal para meterle presión a Vettel y tapar a la vez el hueco.¿Qué esperaban de Pérez, que pusiera el intermitente a casi 300 km/h?

Esta vez, sin sanción

En la Fórmula 1 actual, cada incidente es sometido a análisis y juicio, y las sanciones son numerosas si comparamos con otras épocas del pasado. Resulta imposible que no haya incidentes por la propia dinámica de las carreras, pero no siempre hay que buscar culpables cuando se está luchando a unos niveles de velocidad ymargen de reacción muy difíciles de imaginar por la gente normal.

Paradójicamente, en el mismo gran premio tuvimos otro incidente también llamativo porque no fue sancionado. Nico Rosberg lideraba la carrera y LewisHamilton venía recortando. En la chicane de entrada a meta Nico frenó demasiado tarde, bloqueó el neumático delantero derecho y optó por irse recto, pero además acelerando.Aprovechó la salida de pista para acortar metros y ganar tiempo en el sector y para la vuelta siguiente. Hamilton, que estaba a tiro de DRS, perdió esa diferencia y quedó distanciado.

Da miedo que todo esté tan controlado

¿Por qué no se penalizó a Rosberg sihabía ganado medio segundo por cometer un error del que también se benefició?Si cada vez que tienes alguien por detrás acosándoteblocamos los frenos adrede y nos distanciamos después, estamos aprovechando ese error a la vez que incumplimos el reglamento.

Mepreocupa que las decisiones al juzgar las acciones en pista sean cada vez más radicales, y hasta arbitrarias. Así,corremos el peligro de que los pilotos cojan demasiado respeto al simple hecho de adelantar. Da miedo que todo esté tan controlado, que pueda llegar un momento en el que ni siquiera te plantees irte a por el otro piloto. En maniobras de tanto riesgo y de resultadoincierto, puede ocurrir que no te interesejugártela para ganar unospuntos,con el riesgo de perder todos los que tienes en ese momento. Todo ello va, en definitiva, en contra del espectáculo.

Llamadme purista, pero añoro la época de la Fórmula 1 donde los pilotos tenían más libertad que en el presente.

La Fórmula 1 ha sido, es y será un deporte de debate. Cuando se rueda al límite, las maniobrasde los pilotos siempre darán que hablar, con un reglamento que también ofrecevacíos legales que alguien tendrá que interpretar. Pero, en el presente, la forma de juzgar y sancionar de los comisarios de Fórmula 1 resulta en muchas ocasiones desconcertante.

Sergio Pérez Fórmula 1
El redactor recomienda