La mejor noticia (posiblemente) del año para el rugby español: patada a seguir en el colegio

El rugby se va a colar en el patio del colegio, junto a habituales como el fútbol, baloncesto u otros tales que el balonmano. De momento se han animado más de un centenar a ello

Foto: Rugby cinta: entre pequeños y sin heridas.
Rugby cinta: entre pequeños y sin heridas.

Seguramente sea la mejor noticia para el rugby en España de este 2019, y también en años. Hace un par de días se ha puesto en funcionamiento una campaña impulsada por la Ferugby para introducir el rugby en los colegios, el sueño del rugbier al que todavía le miran raro cuando dice a qué se dedica o el de esos padres que no encuentran cómo introducir a su hij@ en el mundo del oval. Se intenta normalizar eso de ver a un estudiante con un melón en la mano y quitar el miedo que pueda provocar este deportenadie se hará daño con el rugby de cintas.

Esta medida, el llamado GENERALI Get Into Rugby, supondrá un impulso al vertiginoso ascenso que está teniendo lugar en la cantera española. El rugby es el deporte colectivo al alza en España: actualmente cuenta con 35.000 fichas federativas y en 2018 tuvo un ascenso de un 10%. A esta campaña, que lleva dos días funcionando, ya se han inscrito más de 100 colegios (en España hay más de 28.000), a los que se enviará un programa y un educador para charlar con los profesores de educación física de turno e indicarles cómo se debe realizar esta actividad del rugby de cinta, donde no existen placajes, ni empujones ni nada parecido, sino unas cintas que cada jugador porta y que si son arrebatadas –con el balón en juego– equivalen al placaje. Por tanto, ni golpes, ni empujones ni heridas en las rodillas. Porque se da por hecho que la mayoría de centros realizarán la actividad sobre asfalto, en algún campo de fútbol sala o baloncesto.

"Tú, pruébalo. Sólo eso"

Meter el rugby en el colegio no sólo normaliza este deporte, sino que da la oportunidad de probarlo a miles de niños. "Tú, pruébalo. Sólo eso", es la frase de los rugbiers a quienes son escépticos. El rugby está plagado de adolescentes a los que no les gustaba el fútbol o el baloncesto, o a quienes no se les daba bien, incluso a peques que siendo fuertes y grandes (o gordos) les vino como anillo al dedo descubrir el rugby. "Necesitamos captar a gente como los jugadores de balonmano o de baloncesto: altos, fuertes y ágiles", me han señalado en alguna ocasión fuentes de la federación. Aquí tienen una buena oportunidad.

¿Por qué ahora? Todo ha coincidido para que esta campaña se realice en este momento: hay un respaldo importante de una marca involucrada, Generali (que ya es patrocinador de la Ferugby) y también el apoyo de World Rugby (Get Into Rugby), quien vela no sólo por la expansión del rugby, sino de sus valores. Esta base es muy importante tanto para convencer a los colegios como a los padres para que elijan este deporte que se presenta menos lesivo que cualquiera de los que se practican en el patio.

El plan estratégico para difundir esta iniciativa y llegar tanto a colegio como a los interesados está enfocado en las redes sociales, en cada federación territorial y clubes. La meta del rugby cinta en el colegio es que los interesados busquen el club más cercano a su casa para ir a practicarlo de manera más habitual.

La base de rugbiers que puede salir del proyecto es ilusionante. Y la idea de meter el oval (y sus valores) en un patio del colegio es tan llamativa que hasta el Consejo Superior de Deportes se ha animado a hacer una presentación. Será el 5 de marzo y se espera que acuda María José Rienda sobre la bocina… será el último día que pueda estar en algún acto público porque luego 'su' partido entrará en campaña electoral y quedarán prohibidas todas las manifestaciones... un avant.

El colegio que quiera inscribirse en el programa (activo hasta el 25 de marzo) puede hacerlo en este enlace.

Gordos y melones
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios